Menú
¿Es aconsejable que los niños tengan televisión en la habitación?
¿Es aconsejable que los niños tengan televisión en la habitación?
TELEVISIÓN

¿Es aconsejable que los niños tengan televisión en la habitación?

A los niños les encanta tener televisión en su cuarto para ver los programas que les gustan o jugar a la consola, pero ¿es bueno?

Como todo en esta vida, la televisión es aconsejable (o no) dependiendo de cómo se enfoque su uso. Si tu hijo tiene un televisor en el dormitorio, es probable que tenga entre 8 y 18 años. Son muchos los niños que tienen televisor en el dormitorio porque quizá, sus padres también lo tienen y creen que también tienen derecho a ello. Pero la realidad es que puede ser una mala idea si no se enfoca bien.

Por desgracia, como se informó en el New York Times, numerosos estudios han demostrado que la colocación de una televisión en la habitación de un niño puede tener un impacto negativo en la salud y el bienestar de un niño, mucho más de lo que los padres puedan sospechar.

Ver la televisión de noche sin control puede puede causarles problemas de sueñoVer la televisión de noche sin control puede puede causarles problemas de sueño

Problemas asociados con tener una televisión en el dormitorio

Problemas de peso

Si un niño tiene televisor en su dormitorio es más probable que tenga problemas de peso. Existen estudios que dejan claros que los niños pasarán más tiempo con un estilo de vida sedentario por lo que podría provocar que no salieran al aire libre a jugar o a realizar otras actividades acordes a su edad.

Problemas de sueño

Los padres que ponen una televisión en la habitación de un niño pueden crearle sin darse cuenta problemas para dormir. Esto es a causa de las posibles dificultades para restringir los tiempos de visualización, saber cuál es el contenido que está viendo el niño y cumplir con una hora de dormir.

Ver la televisión por la noche puede retrasar la producción de melatonina de un niño, haciendo más difícil que un niño se duerma. Además, los niños que ven solos la televisión en su dormitorio podrían ver contenidos inapropiados para su edad como programas de miedo que les puede hacer después, tener pesadillas.

Problemas académicos

Si tu hijo tiene una televisión en el dormitorio es posible que se distraiga más de la cuenta y que obtenga peores resultados en la escuela. El televisor puede distraerles de sus tareas diarias de la escuela e incluso, puede ser un factor negativo a la hora de realizar técnicas de estudio.

Es positivo invertir en tiempo en familia para que los hábitos sean más saludablesEs positivo invertir en tiempo en familia para que los hábitos sean más saludables

Comen peor

Si tu hijo tiene un televisor en su habitación, puede comer menos frutas y verduras, de acuerdo con algunos estudios. Los niños con televisión en el dormitorio también son propensos a comer más comida rápida, a beber más refrescos y otras bebidas azucaradas y a participar menos en las comidas familiares. Son más propensos a aislarse de la familia y a comer de forma desequilibrada.

Entonces, ¿sí o no a tener un televisor en el dormitorio de los niños?

Si bien lo mencionado hasta aquí son todo problemas en cuanto a tener televisión en el cuarto de los niños, también pueden haber algunos beneficios a tener presente. Si se tiene un buen control sobre el contenido que ven los hijos en el televisor, si se limita el tiempo de televisión, se prioriza el tiempo en familia, las comidas en familia, realizar otras actividades además de estar delante del televisor, no tiene que ser tan mala idea.

Es necesario establecer límites para que los niños sepan que el televisor aunque esté en su dormitorio no es de su propiedad y que deberán seguir unas reglas para poder mantenerlo en su dormitorio, en caso de no hacer caso o mantener un actitud negativa, entonces, el televisor deberá sacarse del dormitorio para poder establecer unos hábitos saludables.

Un televisor no tiene que ser algo negativo si se tienen normas o límites, pero si crees que poner un televisor en el dormitorio de tus hijos puede crear más problemas que otra cosa, entonces lo mejor es no ponerlo. Lo ideal es que la televisión siempre esté en la sala de estar para compartir tiempo en familia, porque los dormitorios son para descansar. En este sentido, ningún dormitorio (tampoco el tuyo) debería tener un televisor, así se evitan problemas de salud física o emocional en el caso de hacer un mal uso.

Artículos recomendados

Comentarios