Menú
Ventajas de adoptar un perro pequeño si tenemos niños pequeños
Ventajas de adoptar un perro pequeño si tenemos niños pequeños

MASCOTAS

Ventajas de adoptar un perro pequeño si tenemos niños pequeños

Un perro es un miembro más de la familia, y si tenemos niños pequeños serán una grata compañía. ¿Es mejor optar por uno grande o pequeño?

Todos aquellos amanten de los perros saben que tener uno en casa aporta muchas ventajas: compañía, afecto, afición, deporte, amistad etc. Es por eso que en el artículo de hoy vamos a tratar las ventajas de adoptar un perro pequeño si tenemos niños por la casa.

Una de los grandes beneficios de tener perros de tamaño pequeño es que son fáciles de llevar y livianos de transportar por lo que pueden acompañarte al lugar que quieras. Ocurre en muchos casos que cuando vas a pasear a un perro grande, tiende a tirar de la correa por lo que terminas alargando los paseos o incluso teniendo que calmarlo porque es posible que se haya encarado a algún perro. En el caso de los perros pequeños, ocurre exactamente lo mismo, pero son más fáciles de manejar o incluso si se ha encarado a un perro puedes cargarlo a cuello y llevártelo. Por otra parte, son perros ideales para los lugares reducidos o apartamentos así que, si vives en un piso con tu familia, no será tan aparatoso como uno de gran tamaño. Es decir, son perro adaptados a la vida urbana.

Otro de los beneficios es que los perros pequeños tienen una relación de igual con el niño. Esto se debe a la altura de la mascota que se iguala a la del bebé. Si este es recién nacido, lo más seguro es que terminen echándose alguna siesta juntos o incluso jugando. Es cierto que puede ocurrir que el niño acaricie demasiado fuerte al perro o le tire del pelaje sin mucho cuidado, pero esto hace que le podamos dar una lección al niño sobre cómo debe tratar a los animales y por lo tanto estar creando en el niño un sentimiento de responsabilidad y de comprensión hacia otros seres vivos. Todo esto en su conjunto aumenta el bienestar y ayuda a la salud de los que están alrededor del perro. Esto ha sido investigado por un estudio publicado en Pediatrics, diciendo que los niños que viven en casa con perros tienen menos probabilidades de presentar ciertas infecciones en los oídos o problemas respiratorios, de la misma manera que problemas alérgicos.

Crecer con perros en el hogar puede prevenir alergias y algunas afecciones respiratoriosCrecer con perros en el hogar puede prevenir alergias y algunas afecciones respiratorios

Perros pequeños, unos grandes amigos

Otro estudio realizado por la universidad de California comenta que los niños que leen con perros cerca aprenden de manera más rápida y con mayor facilidad. Si tenemos en cuenta este factor, los perros pequeños (aunque no se suelen educar para dormir en las camas de los dueños) son más manejable en todos los ámbitos. Es mucho más fácil que un perro pequeño se suba a la cama de tu niño en vez de un perro grande además de que los perros de mayor tamaño machan más que los de menos tamaño y tienden a oler más.

Los perros pequeños, tienden a estar más aceptados socialmente como por ejemplo en las tiendas o centro comerciales. Por otra parte, al ser pequeños, si tiene más mascotas en la casa es mucho más probable que se lleve mejor ya que comparten un tamaño similar. Otro factor es el de la esperanza de vida que puede parecer un factor secundario, pero es muy importante para los niños ya que con el tiempo crean un vínculo único con el perro y siempre es de agrado que vivan más. En cambio, los perros de raza grande tienden a vivir menos. Para completar, estos perros son una buena opción para cuando realizamos visitan ya que tienden a molestar menos en las casas ajenas además de que se ven menos. Por el contrario, si te visitan a ti, tienden a ser más independientes y no molestan demasiado a las visitas. En el caso de que tengas familiares ancianos en la propia casa o que te realicen visitas de seguido, los perros pequeños son mucho más aptos para la tercera edad además de que los perros pequeños son un buen partido a la hora de las reuniones familiares donde puede cogerlo en cuello sin problema y entablar conversación con otros integrantes de la familia.

Los perros pequeños pueden ser una buena manera de que el niño entre en contacto con el mundo de los animales ya que es más manejable y esto permite que el propio niño pueda "pasear" al perro, estando bajo la vigilancia de sus padres. En el caso de que el niño esté aburrido o enfadado, los perros con ese sentimiento de ternura que transmiten mediante la mirada y el pelaje, pueden calmarlos.

Un apoyo para el niño

Puede ocurrir que tu niño no sea bueno con los baños. En tal caso, podríamos utilizar los baños realizados al perro pequeño como muestra para el niño. Esto haría que el niño entendiese que no pasa nada por bañarse y que otro miembro de la familia también lo hace sin ningún problema.

El perro es una gran compañía para nuestros hijos e hijasEl perro es una gran compañía para nuestros hijos e hijas

Antes comentábamos que los perros pequeños se pueden meter en la cama con mucha más facilidad. Esto puede ser un apoyo para el niño cuando tiene pesadillas ya que el perro es una perfecta compañía por el calor que desprender, su pelaje suave y su sentido de la defensa.

Por último, pasear a un perro pequeño es una muy buena manera de conocer nueva gente, no solo adulta. Pueden darse muchos casos y entre ellos el de encontrarte a otras personas de tu edad paseando sus perros. La cuestión aquí es que puede haber también otros niños con sus perros lo que hace que se convierta en una opción viable no solo para los mayores sino también para los pequeños.

Te puede interesar