Menú
Trabalenguas fáciles para niños
Trabalenguas fáciles para niños

TRABALENGUAS

Trabalenguas fáciles para niños

Los trabalenguas son beneficiosos para los niños, ¡y si son fáciles más les van a gustar al ver que pueden hacerlo!

Los trabalenguas son una excelente manera de divertirse y a la vez practicar la pronunciación y aprender nuevas palabras y expresiones. Los niños querrán leerlos una y otra vez, pues les parecerá gracioso escuchar algunas rimas o se reirán con el propio contenido del texto. Además de reírse a carcajadas, los niños estarán mejorando la pronunciación de muchas palabras, para soltarse con la lengua desde bien pequeños y enriquecer su vocabulario.

En muchas familias, los trabalenguas se han practicado incansablemente, protagonizando grandes momentos de risas entre las familias. Pero como hemos señalado, sus beneficios van más allá, pues muchos profesionales hablan de que con ellos se adquiere soltura, memoria y vocalización. Por eso, enseñárselos a los niños es muy importante y desde Bekia te vamos a proponer unos cuantos trabalenguas fáciles para que los repitan una y otra vez, se rían y a la vez enriquezcan su lenguaje.

Trabalenguas para aprender a pronunciar la "r"

Uno de los problemas más habituales es la pronunciación correcta de la letra erre. Una de las causas de ello puede ser la mala colocación de la lengua al intentar hablar. Sin embargo, con la ayuda de estos trabalenguas, cortos y fáciles, los niños podrán ir mejorando y cada vez serán más capaces de decirlo sin problemas.

  • "Erre con erre, guitarra;

    erre con erre, carril:

    rápido ruedan los carros,

    rápido el ferrocarril".

  • "El perro de San Roque no tiene rabo

    porque Ramón Rodríguez se lo ha robado".

  • "La rueda del carro se trabó en el barro,

    y el morro del burro se trabó en el barro".

Los trabalenguas son una excelente manera de divertirseLos trabalenguas son unaexcelente manera de divertirse

Trabalenguas para aprender a pronunciar la "s"

Sin duda, la letra erre da muchos dolores de cabeza, pero hay otra que tampoco resulta fácil. Se trata de la letra "s" que también puede resultar difícil pronunciarla. Pero de nuevo los trabalenguas llegan para ayudar a mejorar, y con estas propuestas se trabajará la correcta pronunciación de la ese.

  • "La sardinera sacó para asar sesenta sardinas secas;

    sesenta sardinas secas, secadas solas al sol."

  • "Salas sala su salsa con sal de Sales.

    Si salas la salsa de Salas, Salas saldrá salado."

  • "Si cien sierras sierran cien cipreses

    seiscientas sierras sierran seiscientos cipreses."

  • "La sucesión sucesiva de sucesos,

    sucede sucesivamente con la sucesión de tiempo".

Trabalenguas para aprender ortografía

Los niños aprenden rápido, no hay duda de ello. Pero como a todos, hay palabras que se les puede atragantar, pues dudamos si se es con una letra o con otra, si lleva h o no, con b o v, etc. Por eso, leyendo y pronunciando estos trabalenguas estarán adquiriendo conocimientos de ortografía casi sin darte cuenta y cada vez que tengan una duda sobre una palabra se acordarán de ellos y lo resolverán más rápido.

  • "Si le echa leche al café

    para hacer café con leche,

    para hacer leche con café,

    ¿qué hace falta que le eche?".

  • "Un cabo le dice a otro:

    -Oiga cabo, ¿quepo?

    :Sí cabo, cabe".

  • "Juan tuvo un tubo,

    y el tubo que tuvo se le rompió,

    y para recuperar el tubo que tuvo,

    tuvo que comprar un tubo

    igual al tubo que tuvo".

Trabalenguas con nombres propios

Otro de los trucos para aprender es añadir un nombre propio al trabalenguas. En este caso también hay muchas opciones divertidas para los niños. Seguro que se acuerdan de algún amigo suyo cuando lo lean y al día siguiente se lo quieren enseñar. Así, cuando uno lo aprenda, lo enseñará y el otro también aprenderá. Los trabalenguas se convierten así en un juego más para todos.

  • "Pedro Pérez pintor

    pinta preciosos paisajes

    por pocas pesetas

    para poder partir para París."

  • "Pablito clavo un clavito

    ¿qué clavito clavo Pablito?".

  • "A Cuesta le cuesta

    subir la cuesta.

    Y en medio de la cuesta,

    Cuesta va ¡y se acuesta!".

  • "Teresa trajo las tizas

    ¿y cómo las tizas trajo?

    Hechas trizas

    las tizas trajo".

    "Pepe pela patatas

    para una tortilla

    y para la ensalada.

    Pepa pela que pela,

    pela que pela.

    Y se empapa."

Además de reírse a carcajadas, los niños estarán mejorando la pronunciación de muchas palabrasAdemás de reírse a carcajadas, los niños estarán mejorando la pronunciación de muchas palabras

Trabalenguas fáciles y amables

Además de los trabalenguas ya nombrados, dirigidos específicamente para aprender o mejorar algún aspecto, hay muchos otros que simplemente están ahí, para ser pronunciados una y otra vez y para que los niños se rían con ellos. Son temas más amables, infantiles, que los niños entenderán casi sin explicaciones, y que entenderán más como un juego que como una manera de aprender. Por ejemplo, muchos de ellos hablan de animales, una temática que casi nunca rechazan los niños y que, además, está bien que desde pequeños se encariñen con ellos. Aquí te proponemos algunos de ellos, que seguro que son un acierto para los niños:

  • "La bruja piruja prepara un brebaje con cera de abejas,

    dos dientes de ajo,

    cuatro lentejas

    y pelos de pura oveja".

  • "El anillo del llavero

    no tiene llaves.

    ¿Quién se ha llevado las llaves

    del anillo del llavero?".

  • "Cerezas comí,

    cerezas cené.

    Tantas cerezas comí,

    que me encerecé".

  • "La cara del loro se aclara con cloro,

    claro, con cloro se aclara la cara del loro".

  • "El hipopótamo Hipo

    está con hipo.

    ¿Quién le quita el hipo

    al hipopótamo Hipo?".

  • "Lado, ledo, lido, lodo, ludo,

    decirlo al revés lo dudo.

    Ludo, lodo, lido, ledo, lado,

    ¡Qué trabajo me ha costado!"

  • "Pedrito se tiró un pedito,

    el pedito que se tiró Pedrito

    olía muy feito,

    como feito olía su pedito,

    Pedrito se lo guardó en el culito".

Algunos trabalenguas un poco más difíciles

Por último, te vamos a proponer algún que otro trabalenguas con un poco de dificultad añadida. Así, los niños no se confiarán y seguirán practicando una y otra vez hasta que consigan decirlos todos igual de bien, ya sean más o menos fáciles. Recuerda que otro de los beneficios de los trabalenguas es el afán de superación que genera en los niños. Dicho esto, ¡a practicar!.

  • "Me han dicho que he dicho un dicho

    y ese dicho no lo he dicho yo.

    Porque si lo hubiera dicho,

    estaría muy bien dicho por haberlo dicho yo."

  • "Cuando cuentes cuentos

    cuenta cuantos cuentos cuentas,

    porque si no cuentas

    cuantos cuentos cuentas

    nunca sabrás cuántos cuentos sabes contar."

  • "Luengas lenguas hacen falta para no trabalenguarse.

    El que no tenga una luenga lengua bien podrá trabalenguarse".

  • "El perro en el barro, rabiando rabea: su rabo se embarra

    cuando el barro barre,y el barro a arrobas le arrebosa el rabo".

  • "El cielo está enladrillado.

    ¿Quién lo desenladrillará?

    El desenladrillador que lo desenladrille,

    buen desenladrillador será".

  • "El que compra pocas capas

    pocas capas paga

    como yo compré pocas capas pocas capas pago".

Te puede interesar