Menú
Sudoración excesiva en adolescentes, ¿cómo actuar?
Sudoración excesiva en adolescentes, ¿cómo actuar?

ADOLESCENTES

Sudoración excesiva en adolescentes, ¿cómo actuar?

Si crees que tu hijo/a adolescente tiene sudoración excesiva, entonces no te pierdas esta información.

Sudar puede parecer molesto por eso es importante recordar que la sudación es necesaria para que el cuerpo se enfríe cuando tiene demasiado calor. Si no tuviésemos esta capacidad para sudar, (anhidrosis) el cuerpo se sobrecalentaría e incluso podría tener un golpe de calor, una condición que puede poner en riesgo la vida.

La sudoración

El sudor es producido por las glándulas ecrinas y apocrinas en la piel. Las glándulas sudoríparas ecrinas se encuentran en la mayor parte del cuerpo y producen sudor sin ningún olor. Por otro lado, las glándulas sudoríparas apocrinas no están tan extendidas y, por lo general, solo se encuentran en las axilas y el área de la ingle.

A diferencia del sudor inodoro producido por las glándulas ecrinas, las glándulas apocrinas producen sudor que, una vez que tiene contacto con las bacterias, tiene un olor corporal distinto, en su mayoría, bastante desagradable.

¿Cuándo sudan los niños y adolescentes?

Los niños, especialmente los adolescentes, normalmente sudan cuando:

  • Hace calor
  • Comen comidas picantes
  • Hacen ejercicio
  • Están enfadados, ansiosos o nerviosos
  • Tienen fiebre

El sudor es producido por las glándulas ecrinas y apocrinas en la pielEl sudor es producido por las glándulas ecrinas y apocrinas en la piel

Causas de la sudoración excesiva 

Hay una serie de afecciones médicas que pueden causar la sudoración excesiva en niños y adolescentes, esto implica:

  • Hipertiroidismo
  • Diabetes mellitus
  • Cáncer
  • Infecciones
  • Insuficiencia cardiaca
  • Efectos secundarios de los medicamentos

La mayoría de los adolescentes con sudoración excesiva y ningún otro síntoma, sin embargo, tienen una afección llamada hiperhidrosis focal primaria. En esta condición, la sudoración excesiva se limita a solo una o más áreas de sus cuerpos, y la sudoración es bilateral y simétrica (por ejemplo, ambas manos o ambas axilas). La sudoración se detiene mientras están dormidos.

A diferencia de la sudoración excesiva generalizada que puede tener una persona con una glándula tiroides hiperactiva, un adolescente con hiperhidrosis focal primaria probablemente tendrá las palmas de las manos sudorosas, pies sudorosos, axilas sudorosas o sudoración facial excesiva.

La hiperhidrosis focal primaria es común y afecta aproximadamente al 3% de las personas, y muchos expertos piensan que generalmente comienza en la adolescencia. Puede tener un origen genético.

Control de la sudoración excesiva

Si tu hijo adolescente suda más de la cuenta tendrás que comparar su sudor con otros adolescentes en situación similares para saber si suda de forma normal o excesiva. Además si interfiere en su actividad diaria o no se puede tolerar se tendrá que buscar ayuda.

Si tu hijo adolescente suda más de la cuenta tendrás que comparar su sudor con otros adolescentes Si tu hijo adolescente suda más de la cuenta tendrás que comparar su sudor con otros adolescentes

Los tratamientos para ayudar a controlar la sudoración excesiva incluyen;

  • Usar un antitranspirante regular tanto por la mañana como al medio día y la noche
  • Encontrar el desodorante antitranspirante más eficaz para tu hijo, puedes preguntar al dermatólogo
  • Hablar con el médico para saber si se pueden realizar ciertos cambios en la alimentación para mejorar esta condición
  • El uso de medicamentos anticolinérgicos solo son buenas opciones para los adolescentes con hiperhidrosis generalizada pero no solo para adolescentes que suden mucho en manos y axilas, por ejemplo. Los efectos secundarios como sequedad de boca, estreñimiento o somnolencia son en ocasiones, mucho más molestos que la sudoración en sí misma.
  • Otros tratamientos para la sudoración excesiva que se usan más comúnmente en adultos incluyen tratamientos quirúrgicos como la escisión local de las glándulas sudoríparas o la simpatectomía torácica endoscópica. La iontoforesis, en la cual se aplica una corriente eléctrica de bajo nivel a la superficie de la piel para reducir la producción de sudor, es otra opción, al igual que las inyecciones de Botox. Aunque el efecto es solo temporalmente, el Botox  trabaja para bloquear un neurotransmisor que estimula las glándulas sudoríparas, lo que lleva a una disminución en la producción de sudor durante 6 a 7 meses.

    Si crees que la sudoración de tu hijo adolescente es demasiado excesiva, pide cita al pediatra para que evalúe su estado y sobre todo, para que podáis encontrar la mejor solución con el tratamiento adecuado lo antes posible.

    Te puede interesar