Menú
La sofrología en el embarazo
La sofrología en el embarazo

TÉCNICA DE RELAJACIÓN

La sofrología en el embarazo

La sofrología es un conjunto de ejercicios de relajación que mediante el autoconocimiento y la evocación de momentos reales vividos nos ayudan a recuperar el equilibrio entre cuerpo y mente.

 La sofrología nos ayuda a recuperar el equilibrio entre cuerpo y menteLa sofrología nos ayuda a recuperar el equilibrio entre cuerpo y mente

La sofrología es un conjunto de ejercicios de relajación que mediante el autoconocimiento y la evocación de momentos reales vividos nos ayudan a recuperar el equilibrio entre cuerpo y mente, es decir, la serenidad que todos necesitamos, a través de la modificación de los estados de conciencia. Etimológicamente la palabra se divide en tres partes: Sos que significa quietud, serenidad o armonía; Phron: cerebro o mente, y logía: ciencia, conocimiento o estudio.

Esta ciencia fue creada en España en los años 60 por el neuropsiquiatra colombiano Alfonso Caycedo Lozano, quien fundó la primera clínica en Madrid para difundir su práctica y principios.

Sus principales aplicaciones están enfocadas hacia problemas psicológicos como la depresión, los problemas de adaptación social o de angustia y hacia dolencias físicas como contracturas. Puesto que en esencia y como ya contamos anteriormente la sofrología está formada por técnicas de relajación, estas pueden ser empleadas durante el embarazo y para la preparación al parto. Cada vez hay más matronas especializadas en este tipo de terapia.

Sofrología en el embarazo y la preparación al parto

Hoy en día las mujeres embarazadas tienen a su disposición una gran cantidad de pruebas físicas para garantizar la buena salud de la madre y del bebé durante el embarazo. No pasa lo mismo cuando hablamos de la salud emocional.

La sofrología está formada por técnicas de relajación
Cada vez hay más estudios que certifican que el estrés emocional de la mujer durante el embarazo tiene repercusiones negativas tanto físicas como psicológicas en el bebé.

El sofrólogo utiliza técnicas de relajación y de imaginación como medio para el desarrollo del bienestar psicofísico tanto de la embarazada como del bebé. Principalmente la relajación se busca, en primer lugar, mediante la consecución de un estado de ánimo tranquilo para lo que se evocan vivencias pasadas en las que el sentimiento principal sea el sosiego. Es decir, se utiliza el pasado para mejorar el presente ya que los principales objetivos de esta técnica son los de ayudar a la madre a adaptarse a los cambios físicos y psicológicos con el mayor control emocional posible.

La sofrología también refuerza la comunicación y el vínculo con el bebé. A la hora del parto, la evocación y consecución de un estado sosegado ayuda a soportar los dolores del mismo y potencia las emociones positivas del mismo.

Cómo y cuándo se realiza

Para que la sofrología surta efecto es necesario el entrenamiento, esto significa que nunca es demasiado pronto para empezar. Estas técnicas de relajación son muy recomendables desde los primeros meses del embarazo ya que ayudan a combatir el estrés provocado por un mal entorno laboral, o ante el estrés propio del embarazo al tener que enfrentarse a los cambios físicos y psicológicos a los que se enfrentará la mujer en los meses siguientes.

El trabajo del sofrólogo se divide en dos partes: la relajación dinámica, que son todos los ejercicios que ayudarán a la madre a conseguir ese estado de equilibrio y calma, y las técnicas para afrontar momentos puntuales con la relajación necesaria.

 Los ejercicios pueden realizarse en casa o con un experto Los ejercicios pueden realizarse en casa o con un experto

Estos ejercicios específicos se pueden desarrollar en casa sin necesidad de acudir a ningún centro pero siempre siguiendo unas normas básicas que el sofrólogo indica en cada sesión (pueden ser visitas semanales o bisemanales). Son estas repeticiones diarias lo que hacen que la sofrología tenga resultados reales y positivos durante el embarazo y el parto ya que la embarazada conseguirá modificar más fácilmente su estado de ánimo y las prioridades.

En la primera sesión la madre y el sofrólogo deben acordar qué es lo que se tiene que mejorar y se trabaja generalmente la relajación mediante la respiración. Después a estos ejercicios (que se deberán repetir en casa) se le suma la "eliminación de lo negativo" tensionando y relajando músculos a la vez que se inspira y respira. Más tarde se "incorpora lo positivo" que consiste en tener la intención de, con cada respiración, aportar oxígeno y bienestar.

A partir del sexto mes de embarazo, el sofrólogo o la matrona y la futura mamá comienzan con la "visualización del bebé". Es en este momento cuando se empieza a reforzar el vínculo materno-filial. A partir de ahora se empiezan también a realizar ejercicios físicos para mejorar la colocación de la pelvis.

Los ejercicios se pueden desarrollar en casa sin necesidad de acudir a ningún centro
A partir del octavo mes la matrona y la embarazada comienzan con un nuevo ejercicio conocido como la "visualización del parto". Esta técnica tiene como fin que la embarazada sea capaz de positivizar el momento del parto desde un estado de ánimo sereno que le ayude a no sentir los dolores del parto mediante la relajación. En este momento, puede ser muy beneficioso que el padre se una a las sesiones para que sepa qué necesita la embarazada en todos los etapas del parto.

La última fase en la que la matrona y la embarazada van a utilizar la sofrología empieza dos semanas antes del parto, donde además de todo lo anterior, comienzan las "visualizaciones futuras" en las que el bebé ya ha nacido y se centran en ese sentimiento de felicidad que evoca tener por fin al bebé en casa y haber creado (o ampliado) una familia.

El trabajo del sofrólogo no termina con el nacimiento ya que es recomendable seguir durante el post parto con estas técnicas con los objetivos de: la seguridad en una misma, la armonía entre cuerpo y mente y la capacidad de disfrutar de las cosas positivas.

Ventajas e inconvenientes de la sofrología:

En este punto debemos dejar claro que la sofrología no tiene nada que ver con la hipnosis, es una técnica de autoconocimiento que comienza con la concentración en las palabras de la matrona o sofrólogo, para inducirnos a un estado de relajación y bienestar, pero que con trabajo, esa sensación la conseguirá la embarazada sin ningún tipo de problema.

Los principales inconvenientes de esta técnica de relajación vienen por la especificidad de las técnicas, es decir, no es una disciplina muy conocida y por ello no hay muchos profesionales fuera de las grandes ciudades que puedan ayudar con esta práctica. El trabajo diario también es otra desventaja.

 La sofrología refuerza el vínculo con el bebéLa sofrología refuerza el vínculo con el bebé

Como hemos dicho anteriormente, para que la sofrología surta efecto, radica básicamente en el trabajo repetido de la embarazada en casa. La buena guía de la matrona es importante pero se necesita emplear tiempo para los ejercicios de respiración, y cumplir ese compromiso es, por lo general, lo más complicado de todo el proceso.

En cuanto a las ventajas son muchas y van desde el autoconocimiento de la persona y la mejora del vínculo de la embarazada con el bebé hasta el conocimiento de las diferentes partes corporales que ayuda a mejorar molestias propias del embarazo (dolor de espalda, insomnio, nauseas, calambres).

Refuerza la comunicación y el vínculo con el bebé
La sofrología ayuda también a disminuir las hormonas que generan estrés (adrenalina) y mejora la producción de occitocina, las hormonas inductoras del parto. Además, ya que el padre también es parte de la terapia de relajación, facilita que la pareja se adapte a los cambios futuros y que este sepa en todo momento cómo actuar y ayudar a la madre durante el parto. Previene también la depresión postparto ya que se afronta este momento clave desde la serenidad y la autoconfianza.

Cualquier técnica de relajación que incluya el autoconocimiento es siempre positiva en cualquier fase de la vida ya que proporciona equilibrio y confianza. Si además nos ayuda a preparar momentos complicados que producen miedo es muy recomendable al menos tomarlas en consideración sabiendo que existen y si seríamos capaces de llevarlas a cabo.

Te puede interesar