Menú
Señales clave para detectar el autismo a los 18 meses
Señales clave para detectar el autismo a los 18 meses

BEBÉS

Señales clave para detectar el autismo a los 18 meses

El trastorno del espectro autista es un trastorno cerebral que afecta el desarrollo normal de un niño desde que nace.

Los padres cuando comienzan a ver en su hijo posibles señales de autismo se suelen preocupar bastante por las dificultades que puede significar esto en el desarrollo de su hijo. El trastorno del espectro autista es un trastorno cerebral que afecta el desarrollo de un niño. Puede afectar su habla, habilidades de socialización y comportamiento. 

Aunque generalmente se diagnostica entre los dos y tres años de edad, los síntomas de este trastorno pueden presentarse durante la infancia más temprana. Cuanto antes se diagnostique y se trate a un niño con autismo, mejor será el resultado. Primero es necesario reconocer los síntomas antes de poder confirmar un diagnóstico y buscar una intervención. Ya que a edades tempranas para diagnosticar autismo los síntomas o las señales deben ser muy evidentes.

A continuación vamos a explicarte cuáles son las señales más evidentes de los niños a los 18 meses que podrían tener autismo. No pierdas detalle porque estas señales te ayudarán a identificar si tu hijo/a tiene autismo y si es necesario buscar ayuda profesional cuanto antes.

El trastorno del espectro autista es un trastorno cerebral que afecta el desarrollo de un niñoEl trastorno del espectro autista es un trastorno cerebral que afecta el desarrollo de un niño

Comunicación verbal

A los 18 meses, tu hijo debe tener la capacidad de decir palabras y frases simples. Si tu hijo no puede repetirte los sonidos o las palabras o no puede comunicar palabras simples como "mamá", "dada" o "adiós", tiene motivos para preocuparte. Un retraso en la comunicación verbal es uno de los síntomas más comunes entre los niños autistas.

Otro indicador verbal es que su hijo pierde la capacidad de hablar. Si una vez intentó hablar y luego se detiene de repente, tendrás que hablar con el médico. De todos modos, a los 18 meses muchos niños no hablan porque no quieren hacerlo por lo que si ves que tiene un desarrollo normal en otras áreas, no te preocupes demasiado.

Comunicación no verbal

Los niños a los 18 meses utilizan tantos métodos de comunicación no verbal para expresar sus necesidades como lo hacen las palabras habladas. Si descubres que tu hijo no puede señalar lo que puede querer o necesitar o no responde cuando le preguntas lo que quiere, el autismo puede ser la causa.

Uno de los principales síntomas del autismo es la falta de respuesta. A los 18 meses, tu bebé debe reconocer su nombre cuando le llamen. También debe hacer contacto visual contigo cuando le hablas y participar en juegos sencillos. Sin embargo, si no se gira cuando le llamas por tu nombre y hace como si no te escuchase, si no te mira a los ojos o no muestra emoción cuando te involucras en juegos que normalmente a los niños pequeños les gusta, puede que sea hora de hablar con tu médico.

Las rutinas

A los niños autistas les gusta una rutina fija: comidas a la misma hora todos los días, baños e ir a la cama a la misma hora todas las noches. Cuando esta rutina no se cumple estrictamente, es posible que notes que tu hijo está extremadamente molesto y fuera de control. Esto puede suponer un riesgo para sí mismo y para quienes lo rodean, ya que actúa con ira y frustración. Esto incluso puede ocurrir si tomas una ruta diferente en tu caminata hacia el parque; cualquier cosa a la que no esté acostumbrado puede provocarle fácilmente una gran frustración que te sea difícil de calmar.

Los niños que padecen autismo tendrán dificultades para hacer amigosLos niños que padecen autismo tendrán dificultades para hacer amigos

Socialización

Los niños que padecen autismo tendrán dificultades para hacer amigos. No es que no quiera hacer amigos; no entiende la emoción y la comunicación. Puedes darte cuenta de que tu hijo juega solo con frecuencia, obsesionándose con un juguete en particular. A los 18 meses, los niños comienzan a explorar y jugar con múltiples objetos. Si notas que tu bebé no está haciendo estas cosas, es una señal de advertencia que no debe ignorarse.

Estereotipias

Finalmente, los niños autistas tienen una tendencia a realizar movimientos repetitivos o repetir ciertos sonidos repetidamente. Balancearse de un lado a otro por largos períodos de tiempo y batir sus manos son señales definitivas de autismo a los 18 meses.

Te puede interesar