Menú
Pros y contras del parto en casa
Pros y contras del parto en casa

PARTO

Pros y contras del parto en casa

Si estás pensando en tener un parto en casa, no debes perderte cuáles son los pros y los contras de hacerlo.

A la hora de dar a luz, las mujeres a menudo optan por acudir al hospital para que el parto tenga lugar en el centro hospitalario. Es la práctica más habitual, pero eso no significa que sea la única que escogen. Cómo parir es una decisión personal de cada mujer o pareja y cada vez más se animan a dar a luz en su propia casa.

Que sea cada vez más habitual implica que cada vez hay más estudios al respecto que ayudan a que sea una práctica segura que no supone ningún riesgo para la madre ni para el niño. Para ello, hay profesionales de la salud que acuden a domicilios para asistir en todo momento y evitar que pueda haber algún tipo de problema.

Asimismo, también es necesario que las personas que vayan a estar presentes en el parto reciban la formación necesaria para que, en caso de que sea necesario, tener que intervenir.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta antes de optar por tener un parto en casa es ver si se es apta o no para ello. Es necesario que la mujer haya tenido un embarazo de bajo riesgo, ya que cualquier problema no será tan fácil de resolver no estando en el centro hospitalario. Por ello, es preciso que la madre esté completamente segura de que quiere esta opción. Tampoco se recomienda el parto en casa cuando se trata de un embarazo múltiple o si la madre ha tenido algún parto por cesárea previamente.

Cómo parir es una decisión personal de cada mujer o parejaCómo parir es una decisión personal de cada mujer o pareja

Pros del parto en casa

Cuando una mujer decide tener a su hijo en casa, tiene que sopesar que su decisión puede tener tanto cosas a favor como en contra. Antes de mirar la parte negativa, aquí te dejamos algunas de las ventajas de querer tener un parto entre las paredes del hogar.

  • La decisión es clara. Uno de los factores que suele respaldar a la decisión de tener un parto en casa es la seguridad que tiene la propia madre de que quiere que así sea. Por ello, es consciente de todo lo que debe hacer, además se informa para que ni ella ni el recién nacido puedan correr riesgo alguno. Decide esta forma de dar a luz de manera responsable, teniendo claro que es lo que desea.
  • Elección de la compañía. Cuando una mujer da a luz en el hospital, puede escoger para que le acompañen a una persona, a lo mucho a dos. Si lo hace en su casa, pueden estar presentes todas aquellas personas que para ella son especiales. Además, esto hace que sean partícipes de este momento pudiendo ayudarle en aquello que sea necesario. Esto hará que sea un recuerdo inolvidable tanto para la madre como para quienes tenga la suerte de acompañarle.
  • Mayor intimidad. En relación al anterior punto, se podría añadir que poder elegir a personas de tu confianza te da mayor intimidad para vivir este momento. De los acompañantes que puede tener una madre en el hospital a los que tiene en su propio hogar existe la diferencia de que a unos los conoce de toda la vida, mientras que la relación con los primeros no va más allá, en la mayoría de los casos, de la relación entre médico y paciente. Además, habrá gente que no ha estado presente en ningún momento previo del embarazo.
  • Ausencia de medicamentos. Al escoger tener un parto en casa, la mujer también decir que no quiere recurrir a medicamentos como la epidural para facilitar el momento de dar a luz. Aunque en el momento puede ser algo más duro para la madre por el dolor, sí que es verdad que la posterior recuperación va a ser mucho más sencilla y agradable para ésta.

Un parto en casa no tiene que salir malUn parto en casa no tiene que salir mal

Contras de parto en casa

Aunque haya puntos a favor para que una madre escoja dar a luz en su propio hogar, no quedará exenta de riesgos que no tendría si hubiese optado por un parto en el hospital. Es bueno tenerlos en cuenta para que todo vaya con la mayor seguridad tanto para el futuro recién nacido como para la madre.

  • Necesidad de ayuda médica. Un parto en casa no tiene que salir mal, pero es posible que algunas ocasiones sí que existan complicaciones que no tendrían mayor problema si el parto hubiese tenido lugar en un centro hospitalario. Esto se complica cuando, en el caso de que haya un problema, el hospital no se encuentre cerca del hogar, lo que hará que ese desplazamiento suponga un riesgo. Para solucionar esto, hay que tener claro si el embarazo es apto o no para poder tener la descendencia en casa.
  • Llevar el control del embarazo. Aunque la futura madre esté controlando con un médico cómo se está desarrollando su embarazo, sí que es verdad que si se decide tener un parto en casa este control debe de ser más exhaustivo. Para ello, será necesario tener toda la información acerca de la posición del bebé, si es un embarazo múltiple, en qué semana se encuentra... Todo ello debe de tenerse en cuenta para saber si la elección del lugar del parto conlleva un riesgo o es segura.
  • Reposo. Cuando una mujer da a luz en un hospital a continuación recibe los cuidados necesarios, además de descansar. En el caso de la que opta porque sea en su hogar, es posible que no repose todo lo necesario al encontrarse en un lugar tan familiar. Es necesario descansar lo suficiente para que todo siga su curso correcto.
Te puede interesar