Menú
Primeros auxilios en niños: guía de actuación ante una emergencia
Primeros auxilios en niños: guía de actuación ante una emergencia

PRIMEROS AUXILIOS

Primeros auxilios en niños: guía de actuación ante una emergencia

Cómo actuar ante caídas, golpes, quemaduras, mordeduras, electrocución, introducción de objetos en la nariz, oídos y ojos, e intoxicación.

En las situaciones más graves no debemos intentar curar al niño sino evitar que vaya a más mientras llegan los médicosEn las situaciones más graves no debemos intentar curar al niño sino evitar que vaya a más mientras llegan los médicos

Los niños son más propensos a los accidentes que los adultos porque cuando somos pequeños tenemos menos noción del peligro. A continuación os dejamos con unos cuantos consejos que os pueden sacar del apuro.

¿Qué no debemos olvidar cuando apliquemos los primeros auxilios?

La regla de oro es que por muy buena que nuestra atención, los inexpertos pueden causar más daños que arreglos en la víctima. Por eso, no debemos intentar curar nosotros al niño, sino evitar que el problema vaya a más mientras acude un especialista a verlo. El mejor consejo es apuntar y dejar a la vista una lista con todos los teléfonos de urgencias. Si ocurre algo lo primero es llamar y pedir consejo sobre lo qué tenéis que hacer mientras vienen los auxilios.

La segunda regla más importante es mantener la calma. Gritando y poniéndonos histéricos no vamos a solucionar nada. Los niños necesitan sentirse seguros, pensar que todo va a ir bien. No queremos que se asusten y se pongan aun más nerviosos.

Primeros auxilios en caso de asfixia

-Si creéis que el niño se ha tragado algo averiguad qué es y llevadlo al médico. Ante la duda es mejor ser cautelosos. A veces incluso una espina de pescado puede ser mortal. En estos casos tragar agua, después pan y otra vez agua suele ser suficiente, pero si no baja llevadlo a urgencias.

-En el caso de un objeto atascado en la garganta colocad al niño sobre vuestras rodillas con la cabeza colgando y dadle palmadas en la espalda, pero nunca intentéis sacar el objeto atascado manualmente. Podríais meterlo más adentro.

-Si respira con dificultad y el objeto no sale, llamad a urgencias o ir al centro sanitario más cercano.

Caídas y huesos rotos

-Primero tenemos que fijarnos desde que altura ha caído el pequeño y como ha sido la caída. Después nos fijamos si hay rotura. Un miembro roto se ve fácilmente por el moratón que produce el derrame interno y la deformidad. Si es un ligamento que se ha roto es más difícil verlo. Para ello mueve suavemente el miembro. Si con solo tocarlo el niño grita, es más grave.

- Con el fin de bajar la inflamación, ponedle hielo envuelto en un trapo. Si hay sospecha de rotura tendréis que inmovilizar el miembro antes de que se mueva demasiado. Así evitaremos que el hueso desgarre el tejido interno.

- En caso de recibir un golpe en la cabeza, llévalo inmediatamente al médico si pierde el conocimiento pero tiene que estar tumbado y don la cabezada ligeramente levantada. Si no lo hace y no parece grave, poned hielo en el chichón y observad su comportamiento durante el resto del día. Si vomita, tiene fiebre o está medio dormido id a urgencias.

En caso de electrocución no debemos tocar al niño con las manos desnudasEn caso de electrocución no debemos tocar al niño con las manos desnudas

Cómo curar una herida

- Si el niño se hace una herida lo primero es cortar la hemorragia. Si es pequeña lavaremos la herida con agua fría. Si la hemorragia por el contrario es grande poner el miembro dañado en alto para que circule menos sangre a la zona, mojad una gasa estéril con clorhexidina o agua oxigenada y presionad hasta que deje de sangrar.

- Para desinfectarla lo mejor es lavarla con agua y jabón.

- Ir al médico en caso de que sea un corte grande y sea necesario poner puntos.

Electrocución

-En estos casos los primeros auxilios se basan en cortar la corriente eléctrica o alejarlo de ella pero sin tocarlo directamente con las manos desnudas.

- ¿Está inconsciente? Tumbadlo con la cabeza ligeramente levantada. Aflojadle la ropa. Si no respira y sospecháis de paro cardiaco, practicar el boca a boca y la reanimación artificial.

- De todos modos, aunque no haya perdido la consciencia siempre es conveniente llevarlo al médico para que vigile su evolución.

Intoxicación

- Los productos tóxicos tienen una etiqueta en la parte de atrás donde ponen qué hacer en caso de ingestión. También puedes llamar al Instituto Nacional de Toxicología para que os informen rápidamente (915620420) .

- Si el niño ha comido comida en mal estado o comida tóxica (como algunas especies de setas) los primeros auxilios se basan en provocar el vómito y llevarlo a urgencias con una muestra del producto que ha comido.

- Si ha ingerido un corrosivo del tipo amoníaco, lejía o detergente no debéis nunca hacerle

Si ingiere un producto corrosivo no lo debe vomitar
vomitar porque al ser corrosivo le podría quemar otra vez el esófago al salir. En el caso de gasolina puede incluso pasarle a los pulmones y empeorar el problema.

- En el caso de haber ingerido un ácido (por ejemplo salfumán ) es bueno saber que se neutraliza con una base. Dadle agua con bicarbonato o un vaso de leche. Si por el contrario bebe una base como la lejía, dadle un ácido, agua con limón o vinagre por ejemplo.

Introducción de objetos en nariz, oídos y ojos

- Si le entra un objeto en la nariz vpedidle que expulse aire con fuerza por el agujero atascado mientras se tapa el otro con el dedo. si no sale y creéis que lo podéis agarrar con unas pinzas adelante. Si no os veis capaces mejor llevadlo a urgencias.

- Si se introduce en un oído y lo veis a simple vista podéis intentar extraerlo con unas pinzas. No probéis nunca con algo puntiagudo que no sean las pinzas, podríais perforar el tímpano.

- Por último, si le entra algo en el ojo, lavadlo con abundante agua templada mientras le decís al niño que mueva el ojo de lado a lado. Si es algo blando como un mosquito levantadle el párpado y con un pañuelo limpio quitadlo. Si tiene encajado algo duro simplemente llevadlo al oculista más cercano. No intentéis quitarlo vosotros por vuestra cuenta ni echarle colirio.

En las quemaduras leves aplicaremos pomada, en las más graves usaremos un paño limpio y húmedoEn las quemaduras leves aplicaremos pomada, en las más graves usaremos un paño limpio y húmedo

Mordeduras de animales

- Los primeros auxilios dependerán del animal y de la edad del niño. Si hablamos de un niño muy pequeño al que le pica una araña o un insecto sería conveniente llevarlo a urgencias.

- Si el niño es mayor una picadura no es grave. Ni siquiera la de una avispa o abeja, a menos que sea alérgico. Extraer el aguijón si se puede con unas pinzas y dadle una pomada antipicaduras. Si no tenéis echad un poco de amoniaco.

- Si es una mordida de serpiente llevadlo a urgencias porque necesitará el antídoto correspondiente (si sabéis que tipo de serpiente fue es mucho mejor).

- Cuando es un animal salvaje quien le ha mordido (perros, ratones, gatos...) lavad la herida con jabón y abundante agua. Después llevadle a urgencias para administrarle la vacuna antirrábica.

Quemaduras

- Si es una quemadura superficial tapad la herida con una gasa estéril y mojada para evitar la infección. Para aliviar el dolor utiliza crema para quemaduras o vinagre en su defecto.

- Ante quemaduras más graves no pongáis pomada. Llevad al niño a urgencias con la parte quemada envuelta en una tela limpia que previamente habréis mojado en agua fresca y escurrido (el contacto con el aire produce mucho dolor en las quemaduras). En el caso de que sea el médico el que venga a casa dejad en remojo de agua tibia la zona para aliviar el dolor.

- Siempre que aparezcan ampollas no debéis quitarlas. Esperad a que se sequen por ellas mismas. La piel seca es la mejor protección para la nueva piel que crecerá debajo.

Te puede interesar