Menú
Las pesadillas en los adolescentes
Las pesadillas en los adolescentes

ADOLESCENCIA

Las pesadillas en los adolescentes

Las pesadillas o parasomnias en los adolescentes son bastante comunes... Descubre las características principales.

Las pesadillas son trastornos del sueño que puede padecer cualquier persona a lo largo de su vida. Durante la adolescencia es bastante frecuente tener dichas parasomnias por lo que si eres padre o madre tendrás que apoyar a tu hijo cuando se despierte sobresaltado y con el corazón a mil. Durante una pesadilla el menor lo pasa bastante mal y es de agradecer el encontrar el apoyo de tus padres para tranquilizarse. Acto seguido te hablo un poco más de las pesadillas en los adolescentes y la mejor manera de tratarlas para que tu hijo sufra lo menos posible.

Qué son las parasomnias

Antes de hablarte de las pesadillas, es importante detallarte en qué consisten las parasomnias. Las parasomnias se producen sobretodo durante la etapa infantil y en la adolescencia y son alteraciones del sueño. Hay algunas personas que a pesar de ser adultas las siguen sufriendo provocando problemas neurológicos o psiquiátricos. Dentro de este grupo se encuentran las pesadillas y otros trastornos del sueño como es el caso del sonambulismo o los terrores nocturnos.

Durante la adolescencia las pesadillas no representan ningún tipo de peligro Durante la adolescencia las pesadillas no representan ningún tipo de peligro

Durante la adolescencia las pesadillas no representan ningún tipo de peligro y solamente hacen que el niño se despierte sobresaltado y con más pulsaciones de lo normal. A día de hoy se desconoce la causa por la que una persona puede tener pesadillas mientras duerme. Está demostrado que el adolescente tiene más pesadillas cuando se encuentra muy cansado o vive en un estado de estrés bastante alto. Si el niño tiene antecedentes familiares en lo que respecta a trastornos del sueño, la genética puede ser la causa por la que el adolescente sufre pesadillas.

Características de las pesadillas

Las pesadillas son trastornos del sueño que son comunes a las personas y que se suelen tener en etapas de la vida como la niñez o la adolescencia. Acto seguido voy a enumerarte algunas de las características que tienen las pesadillas:

  • Se tratan de sueños bastante intensos que suelen provocar bastante miedo y ansiedad a la persona que las padece. En el caso de que tu hijo las sufra, no dudes en acercarte y consolarle para que se tranquilice lo más pronto posible.
  • En el caso de las pesadillas, los adolescentes que las sufren se despiertan completamente y sobre exaltadas.
  • Las pesadillas ocurren durante la fase del suelo REM o lo que es lo mismo en la segunda parte del sueño.
  • En el caso de los niños y los adolescentes, durante una pesadilla ni se mueven ni dicen nadaEn el caso de los niños y los adolescentes, durante una pesadilla ni se mueven ni dicen nada

  • En el caso de los niños y los adolescentes, durante una pesadilla ni se mueven ni dicen nada. Al despertarse dichos adolescentes están bastante nerviosos y muy acelerados e incluso se pueden llegar a despertar llorando.

    Una vez que se despiertan, son capaces de recordar de una manera bastante detallada aspectos del sueño y el miedo que ha provocado dicha pesadilla.

  • Si el niño ha tenido una pesadilla, es bastante probable que le cueste volver a dormirse y tarde unos minutos en poder volver a hacerlo.Es importante el ayudarle a calmarse y hacerle ver que sólo se trata de una pesadilla.

Es bastante normal que al despertarse el menor o el adolescente se encuentre asustado y requiera en todo momento el apoyo de sus padres. Es bueno que cuente lo que ha soñado y en qué ha consistido la pesadilla que le ha hecho pasarlo tan mal mientras dormía. La presencia de los padres es clave a la hora de calmar lo máximo posible a su hijo adolescente e intentar que pueda volver a dormirse de nuevo. Recuerda que las pesadillas son bastante frecuentes durante esa etapa de la vida por lo que es bastante normal que más de una noche, tu hijo se despierte bastante sobre exaltado y con sudores fríos al sufrir una pesadilla.

Te puede interesar