Menú
Paso a paso: disfraz de bruja para Halloween
Paso a paso: disfraz de bruja para Halloween

UN 2014 DE TERROR

Paso a paso: disfraz de bruja para Halloween

En un mes llega la noche del 31 de octubre, la noche del terror para los más pequeños. Conoce cómo hacer el disfraz de bruja de la forma más económica y creativa.

Un vestido negro, extensiones de pelo negro y un buen gorro de bruja son imprescindiblesUn vestido negro, extensiones de pelo negro y un buen gorro de bruja son imprescindibles

Paso a paso: disfraz de bruja para Halloween

Llega octubre y con él una de las fiestas más importadas desde el país norteamericano, Halloween. Aunque en nuestro país no se considera una fiesta como tal, hay infinidad de locales y restaurantes que organizan fiestas terroríficas para sus clientes, además también grupos de amigos montan sus propias fiestas con el único fin de divertirse y pasarlo bien durante la noche de brujas. Si somos amantes del terror, de las películas de miedo y sobre todo de la diversión no podemos faltar a la celebración y mucho menos sin un disfraz tétrico que asuste a todo aquel que se cruce en tu camino. Y no hay nada que represente más esta noche que una maquiavélica y horripilante, pero siempre sexy, bruja.

Lo más fácil sería acudir a una tienda de disfraces o centro comercial y comprar un disfraz de bruja, pero si queremos sorprender y ser más originales que el resto, o no nos queremos gastar mucho dinero en un disfraz que al día siguiente irá a la basura después de una merecida juerga podemos crear nuestro propio atuendo de bruja.

Para comenzar a hacer tus disfraz de bruja necesitas un vestido negro o una falda y camisa negras que juntas den la impresión de ser un vestido, este será tu traje, algo muy fácil pues la mayoría de las mujeres cuentan con un vestido negro básico en su armario. El estilo del vestido será a tu elección, puedes ser una bruja convencional o una más sexy. Otra opción es la de crear tu propia falda de tul, acompañada de leggins negros y una camiseta de tirantes también negra. Para realizar la falda compra el tul del color que quieras. Puedes hacerlo totalmente de negro, púrpura o naranja o puedes combinar colores a tu gusto.

Depende del rol al que juegues, elige la bruja sexy o la horripilanteDepende del rol al que juegues, elige la bruja sexy o la horripilante

La manualidad más barata

Corta el tul en tiras de 15,24 cm de ancho. Corta las tiras del largo que quieras que tenga el tutú: cada tira debe tener el doble del largo deseado, de modo que, si quieres que sea de 40,64 cm de largo, tendrás que cortar tiras de 81,28 cm de largo por 15,24 cm de ancho. Mide tu cintura con el elástico que uses para sujetar la falta y así conseguir la medida exacta. Corta el sobrante. Cose o grapa juntos los extremos del elástico para formar la pretina del tutú. Coloca el centro de una de las tiras de tul alrededor del elástico y átalos con un nudo simple. Repite la operación con las otras tiras hasta que el elástico esté completamente cubierto y el tutú esté terminado. Para completar tu disfraz de halloween es preferible que uses zapatos negros de salón o botas altas, intenta pasar de manoletinas y zapatillas de deportes.

La customización casera es la mejor opción
Para el sombrero de bruja tienes dos opciones: comprarlo hecho que es la alternativa más sencilla, o hacerlo tú misma si buscas ahorrar y desechar luego el sombrero. Para hacer tu sombrero de bruja necesitas una cartulina negra lo suficientemente grande como para hacer un cono de buen tamaño. Luego deberás doblar la cartulina haciendo la forma de cono. Una vez que lo tengas listo pega muy bien el cono con cinta transparente o pegamento de contacto para que no se deshaga. Después corta la cartulina que sobra y realiza una base circular también con cartulina negra y pégala al cono. Recuerda que deberás abrir un hueco en el medio para tu cabeza. Luego decora el sombrero a tu gusto, puedes añadir arañas de cartulina, telarañas con un rotulador blanco o estrellas de purpurina ¡Todo lo que se te ocurra!

Para el cabello de bruja, tienes varias opciones. Si tienes el pelo largo y negro, puedes alisártelo y cepillarlo mucho para darle ese aspecto grasiento, también puedes comprarte unas extensiones del tono de tu cabello y alargarlo unos centímetros. Si por el contrario el color de tu pelo no se adecúa con el de una malvada bruja, también puedes hacerte con una peluca sintética de las que venden en supermercados y bazares. Si en lugar de una bruja sexy, tu disfraz de halloween es de una bruja horripilante y mayor, puedes comprar en las tiendas de disfraces tintes temporales para el cabello de color gris o incluso rojizo. Incluso puedes combinar distintos colores para un aspecto más terrorífico.

La decoración con maquillaje es el mejor arma para completar un buen disfrazLa decoración con maquillaje es el mejor arma para completar un buen disfraz

Tú eliges: bruja sexy o bruja horripilante

Una vez lista falta un toque importante: ¡el maquillaje! Y aquí las posibilidades son infinitas, puedes pintar tu rostro de verde como las brujas de los dibujos animados y decorar con pinturas para el rostro de colores que puedes adquirir en las tiendas de disfraces. También puedes pintar tu cara de blanco, colocar verrugas falsas en tu rostro o dibujarte arañas por tus pómulos. Todo eso lo puedes realizar con tus lápices de maquillaje. En cambio, si quieres parecer una bruja sexy y coqueta en la noche de halloween puedes hacerte un ahumado en negro, cuanto más intenso mejor, con mucha máscara de pestañas y mucho lápiz de ojos, acompañarlo con unos labios rojo sangre y como toque escalofriante dibuja un pequeño lunar cerca de la boca, como si de un insecto se tratara. Puedes incluir toques con purpurina plateada por la zona de la sien para que parezca que brillas por tu magia.

Y no te pueden faltar los complementos, una bruja clásica acudirá con una escoba despeluchada, pero si eres una bruja moderna, puedes acudir con un bolso estilo bombonera negro donde guardar todos tus polvos y pócimas con los que asustar al mundo.

Ahora solo te queda asustar a todo aquel con el que te cruces en la noche de Halloween.

Te puede interesar