Menú
Paso a paso: disfraz de calabaza para Halloween
Paso a paso: disfraz de calabaza para Halloween

NOCHE DE TERROR

Paso a paso: disfraz de calabaza para Halloween

En Bekia Padres te enseñamos cómo vestir a tu hijo en una terrorífica calabaza de Halloween.

Bebé vestido de calabazaBebé vestido de calabaza
Aunque halloween es una fiesta americana, cada año son más las personas que se animan a celebrar la noche de los espíritus disfrazándose y yendo de casa en casa pidiendo caramelos y chuches. Si tienes hijos o sobrinos, puedes escoger un traje a juego con ellos y compartir en familia no solo la noche de halloween sino también la elaboración y preparación del disfraz.

El mejor disfraz para compartir es el de calabaza, un traje terrorífico y muy fácil de hacer si sabes cómo. Si no eres habilidosa con las manualidades, siempre podrás acudir a una tienda de disfraces pero si por el contrario te gustan los retos, no pierdas detalle, porque en Bekia te vamos a enseñar a realizar el disfraz de calabaza más terrorífico de toda la noche de Halloween.

Para empezar necesitas: leotardos naranjas o negros, una camiseta naranja de mangas largas, un sombrero verde (mejor si es tipo boina), negro o naranja, una bolsa de basura naranja o un pedazo de tela naranja, hilo metálico y 2 periódicos.

La pintura naranja, más que imprescindible en este disfraz, lógicamente
Coloca los pantalones, la camiseta y el sombrero. Luego, coge la bolsa de basura naranja y corta 2 huecos para los brazos y 2 huecos para las piernas. Después dibuja la calabaza sobre la bolsa con un rotulador negro. Si no tienes bolsa de basura, puedes también utilizar un pedazo de tela que deberás cortar y coser para poder rellenarlo con papel. Por último ponte la bolsa y rellenalo con las hojas de los periódicos. Para termina tu disfraz, ponte una bandana verde en la cabeza en forma de lazo.

Una terrorífica calabaza de Halloween

Ya solo te queda el maquillaje, para lo que necesitaras: agua, esponja de maquillaje, pinceles y pinturas al agua. Moja la esponja y utiliza pintura de color naranja para colorear todo el rostro. Después con el pincel y pintura negra, dibuja dos triángulos en los ojos hacia arriba y rellena cada triángulo con color negro. Después dibuja una mueca terrorífica alrededor de la boca, con dientes cuadrados y deformes y rellena también de negro. Lo bueno de esta pintura es que con un poco de agua y jabón sale sin esfuerzo y sin dejar rastro.

El maquillaje es muy sencillo de realizarEl maquillaje es muy sencillo de realizar
Si tienes máquina de coser y además te gusta elaborar tus propios diseños, puedes hacer un disfraz de calabaza muy original para los niños. Para la calabaza necesitas fieltro naranja, tijeras y papel amarillo. Tienes que cortar 6 piezas de fieltro iguales, siguiendo el patrón de un gajo de naranja. La idea es que cada uno de estos gajos luego formen un círculo o algo parecido. Después debes coser cada pieza con la precaución de dejar agujeros para los brazos.

Con el papel amarillo corta los ojos, nariz y boca de la calabaza. El color amarillo hará que se vea como si estuviesen encendidos por una vela. Si el disfraz es para una niña, puedes cambiar el fieltro por papel crepé y tul naranja y hacer una especie de vestido con volumen. Puedes ponerles brillitos al tul y dorado a las figuras que formen los ojos, la nariz o la boca de la calabaza. Si escoges este disfraz, también necesitaras medias negras y una camiseta de manga larga para no pasar frío.

En este caso, puedes maquillar el rostro entero naranja con unas ramitas y hojas de color verde para darle más veracidad a tu disfraz de Halloween. ¿Y en los pies? Puedes poner unas zapatillas de color naranja o usar zapatos o zapatillas normales y realizar con tela unos botines para taparlos.

Escojas el tipo de disfraz que escojas, recuerda que tiene los suficientemente terrorífico para que tus niños consigan todos los caramelos posibles y así disfrutar de una noche de Halloween alucinante.

Te puede interesar