Menú
Los niños y la lectura, cómo desarrollar valores y fomentar el aprendizaje
Los niños y la lectura, cómo desarrollar valores y fomentar el aprendizaje

LITEATURA Y CUENTOS

Los niños y la lectura, cómo desarrollar valores y fomentar el aprendizaje

La literatura abrirá los horizontes de tu hijo, le permitirá comprender la realidad que le rodea y fomentará aptitudes fundamentales para su futuro.

Abre la mente de tu hijo viajando por los mundos literarios Abre la mente de tu hijo viajando por los mundos literarios

El amor por la lectura es uno de los mejores hábitos que un niño puede desarrollar. El descubrimiento de la lectura, su afianzamiento en la vida del menor y la transformación en su opción de ocio favorito suponen un proceso en el que los padres ocupan un papel fundamental, y que aportará beneficios a numerosos niveles durante el resto de su vida.

Los cuentos, su primer contacto con la lectura

Mucho antes de que el niño pueda disfrutar por sí sólo de la literatura, deben ser los padres los que le descubran ese universo.

Los cuentos son las primeras obras con las que tendrá contacto el pequeño. Dinámicos y llamativos, su principal objetivo es captar la voluble atención del niño. No pretendas centrar la experiencia en la propia lectura, deja que tu hijo descubra por sí mismo las páginas, pasee su vista por el mundo de colores e interactúe con los volúmenes tridimensionales.

No sólo darán rienda suelta a su imaginación, sino que le mostrarán valores que podrá aplicar a su vida
En torno a la edad de dos años el interés del niño a la hora de "contar un cuento" se va incrementando. Podrás sentarte con él, leer en voz alta y compartir la fantástica experiencia de la lectura. Deja que el pequeño marque el ritmo, sin obligarlo a seguir el orden establecido, ya que todavía no comprende completamente la historia que se esconde tras esas coloridas páginas.

Entre los tres y cinco años tu pequeño no sólo logrará sumergirse en las historias, sino que empezará a formar ese especial vínculo con la lectura. A tu lado empezará a vivir esas historias, que no sólo darán rienda suelta a su imaginación, sino que le mostrarán valores que podrá aplicar a su vida. Los cuentos tienen una destacada función didáctica, permitiéndole comprender situaciones que se le presentan en su día a día. No es fácil hacer entender a un pequeño la importancia de valores como la generosidad o el respeto, y es en la piel de otros, especialmente en coloridos animales, como encontrará solución a las incógnitas que le rodean.

Despierta su pasión por la literatura

A partir de los 8 años empieza la etapa clave en un futuro amante de la lectura. Su comprensión de la vida y sus sentimientos son mucho más amplios y la literatura le permitirá ampliar aún más esos horizontes. Ahora la lectura es una actividad independiente de los padres que le permite explorar sus propias inquietudes.

Descubre a tu hijo las infinitas posibilidades del mundo de los libros. Cómics, relatos, mangas y novelas se aderezan con infinitas temáticas que captarán la atención de tu hijo. Opta por obras donde se traten asuntos que captan su interés fuera de las páginas y por libros de aventuras, ya "engancharán" a tu hijo a ese maravilloso universo de la literatura. Una vez hayas despertado su amor por la lectura, él mismo se zambullirá en este infinito océano.

Vive con tu hijo el amor por los librosVive con tu hijo el amor por los libros
Una de las claves para inculcar el amor por la literatura es el ejemplo. Los niños cuyos padres son ávidos lectores se convierten ellos mismos en amantes de la literatura. Buscad juntos momentos de relax en los que cada uno lea su libros y anima a tu hijo a compartir contigo sus impresiones e inquietudes sobre el texto que acaba de disfrutar. Es muy importante que le hagas comprender que la lectura es una afición, un juego más en su vida, y que no lo tome como una asignatura de la escuela. Muchos niños sienten la literatura como una obligación escolar, en muchas ocasiones con obras que no logran despertar su interés. Está en tu mano alejar esa impresión haciéndole descubrir la magia que se esconde en los libros.

La lectura y su altos valores didácticos

La afición a la lectura es una de las actividades más enriquecedoras que podrá desarrollar tu hijo. La literatura abre la mente de una persona, le permite conocer otras realidades y fomenta su interés por la cultura. Todo ello hace que la creatividad del niño se estimule, convirtiéndole en una persona con más inquietudes y expresividad.

Su vocabulario se enriquecerá y su nivel de faltas de ortografía descenderá
La lectura mejora a su vez la escritura del niño. La asimilación contínua de textos hace que le sea más sencillo componer los suyos propios. Así mismo, su vocabulario se enriquecerá y su nivel de faltas de ortografía descenderá, al haber aceptado la escritura de muchas palabras tras su visión contínua.

La literatura es un mundo maravilloso que permite a tu hijo dejar volar su mente, comprender indirectamente el mundo que le rodea y fomentar muchas de sus aptitudes. ¡Pon en tu vida un pequeño lector!

Te puede interesar