Menú
La importancia de enseñar autodisciplina a los niños
La importancia de enseñar autodisciplina a los niños

DISCIPLINA

La importancia de enseñar autodisciplina a los niños

Si enseñas a un niño a que tenga autodisciplina es una inversión a largo plazo, ¡descubre por qué!

Las estrategias que utilices de disciplina no deben ser para controlar a tu hijo, la disciplina debe enseñarle a cómo controlarse a sí mismo. Los niños que aprenden autodisciplina estarán mejor preparados para enfrentar los desafíos de la vida, controlar el estrés y tomar decisiones saludables incluso cuando tú no estés a su lado.

Autodisciplina, ¿qué es exactamente?

Solo porque un niño se porta bien, no necesariamente significa que tiene autodisciplina. Los niños autodisciplinados pueden optar por renunciar a la gratificación inmediata. Pueden tomar buenas decisiones independientemente de cómo se sientan en un momento determinado. Cuando un niño tiene autodisciplina sabrá cómo controlar la ira y será capaz de tener un buen control en los impulsos. Sabrán cómo responder con respeto cuando otros les corrigen y también serán capaces de asumir la responsabilidad de su comportamiento.

También aprenderán a tomar decisiones saludables por sí mismos sopesando los pros y los contras de una decisión. En lugar de hacer algo solo porque sus padres se lo dijeron, reconocen la importancia de tomar decisiones saludables. Tomarán buenas decisiones en cuanto a las tareas domésticas, a las tareas escolares, al dinero, a las amistades o a la presión de sus iguales, y también sobre el auto cuidado.

La gestión del trabajo escolar, el empleo, el dinero y las responsabilidades del hogar requieren autodisciplinaLa gestión del trabajo escolar, el empleo, el dinero y las responsabilidades del hogar requieren autodisciplina

En cambio, m cuando un niño. No tiene una buena autodisciplina serán los padres los que acabarán asumiendo la mayor parte de responsabilidad de las acciones de sus hijos. Regañar a los niños para que haga su tarea o amenazarle repetidamente para motivarle no son buenas maneras de enseñanza.

Es por eso que enseñar habilidades de autodisciplina a los niños es tan importante puesto que les ayudará por el resto de su vida. Las personas que nunca aprenden habilidades de autodisciplina tienden a tener dificultades para mantener hábitos saludables, incluso en la edad adulta. La gestión del trabajo escolar, el empleo, el dinero y las responsabilidades del hogar requieren autodisciplina. Los adultos que carecen de autodisciplina pueden tener problemas como la administración del tiempo y la administración del dinero.

Enseñar habilidades de autodisciplina

Aprender autodisciplina es un proceso que dura toda la vida y los niños tendrán que hacerlo en diferentes momentos. Dale a tu hijo las herramientas necesarias y apropiadas para su edad y ayúdale a practicar resistiendo las tentaciones y retrasando la gratificación. La buena notica es que cuanto más autodisciplina tenga tu hijo menos disciplina tendrás que aplicarle tú.

Cuando tu hijo acepta la responsabilidad de su propio comportamiento, no necesitarás usar tantas consecuencias negativas. En cambio, podrás centrarte en enseñarle a tu hijo nuevas habilidades y construir una relación saludable.

Una niña de 6 años se sale de la cama porque se aburre mientras no se queda dormidaUna niña de 6 años se sale de la cama porque se aburre mientras no se queda dormida

Ejemplos de poca o nula autodisciplina

-Un niño de 5 años interrumpe las conversaciones de los adultos porque no es capaz de esperar para hablar.

-Una niña de 6 años se sale de la cama porque se aburre mientras no se queda dormida.

-Un niño de 9 años en lugar de hacer la tarea escolar se pasa el rato jugando con los lápices.

-Un adolescente de 15 años acepta el reto de un amigo de robar en una tienda.

-Un adolescente de 17 años prefiere saltarse las clases para ir con los amigos.

Ejemplos de una buena autodisciplina

-Un niño de 5 años pide ayuda a un adulto cuando lo necesita

-Una niña de 6 años se viste sola nada más despertar

-Un niño de 8 años no quiere unirse a un grupo de niños que están haciendo bullying a otro

-Un niño de 10 años hace su tarea después de comer

-Una niña de 12 años ahorra dinero de sus asignaciones semanales por hacer las tareas extras para comprarse un juego que quiere.

-Un adolescente de 16 años no va a una fiesta porque quieren beber alcohol y emborracharse.

-Un joven de 18 años niega copiarse en un examen aunque tenga las respuestas de las preguntas.

Te puede interesar