Menú
La historia de Halloween para niños
La historia de Halloween para niños

LA FIESTA DE HALLOWEEN

La historia de Halloween para niños

Te contamos el origen celta de Halloween, por qué se celebra en España, por qué llegó a América, y por qué hay calabazas y golosinas de por medio.

Niños en HalloweenLa historia de Halloween se remonta, en realidad, a Europa

Cada vez son más las tradiciones y fiestas de origen norteamericano que adaptamos y disfrutamos en nuestro país. Sin embargo, no siempre sabemos qué es lo que festejamos o por qué actuamos de uno u otro modo.

Una de las celebraciones yankies que más adeptos tiene en los últimos tiempos es Halloween. Decoraciones terroríficas, disfraces a la par y salir a pedir chuches gritando "¿truco o trato?" se ha convertido en fiesta habitual en otoño en nuestro país, pero ¿por qué lo hacemos?

En este artículo vamos a repasar su historia, su relación con nuestro día de Todos los Santos y por qué los disfraces de fantasmas, brujas o monstruos son los más demandados. Ni que decir tiene que la celebración de Halloween, la noche del 31 de octubre, es compatible con nuestra celebración de Todos los Santos, al día siguiente.

Samhain, el origen de Halloween

Aunque ha sido Estados Unidos el país que ha exportado la fiesta de Halloween a todo el mundo, su origen se encuentra en Europa varios siglos atrás. Sabemos por la historia que los celtas, asentados en las islas británicas, Francia y el norte de España, celebraban el Samhain, fiesta pagana que llevarían los emigrantes a América del Norte y que derivaría en el Halloween que nosotros conocemos.

Pero para eso fue necesario que pasaran varios siglos. En un principio los celtas celebraban el 31 de octubre el Samhain, noche en la que se vestían con pieles de animales que sacrificaban para ahuyentar los espíritus de los fallecidos que venían a la tierra.

La fiesta evolucionó con el paso de los siglos y en el XIX los irlandeses llegados a América la introdujeron en el país. Mantuvo su vinculación con el mundo de los muertos y el miedo porque estos volvieran a la tierra, pero en vez de vestirse con pieles de animales sacrificados se optó por disfraces alusivos a los muertos y, posteriormente, a prácticamente cualquier cosa que significase miedo.

Calabazas de HalloweenSe llama Jack-o-lantern a la calabaza y se le coloca una vela dentro

En los últimos años en España, especialmente en las regiones del norte como Galicia o Asturias, tierras de los celtas, se ha recuperado el Samhain. No utilizan pieles como disfraces ni se realizan sacrificios animales. Más bien se trata de una bienvenida al otoño, que para los celtas suponía el inicio del año.

Festividades similares en otros países

Mientras en Estados Unidos la fiesta pagana de los celtas se convertía en Halloween en los países cristianos lo que se celebraba era el día de todos los santos una jornada después, el 1 de noviembre. De carácter religioso los cristianos rendían homenaje a los santos que no tenían un día propio y también a sus fallecidos y lo hacían a plena luz del día con misas y acudiendo a los lugares en que habían sido enterrados.

En el norte de España se celebraba tradicionalmente el Samhain
De este modo los días 31 de octubre y 1 de noviembre han estado íntimamente relacionados, de una u otra manera, con los difuntos a lo largo de la historia. En Halloween se optó por la fiesta más lúdica y dirigida principalmente al público infantil, eliminando cualquier influencia religiosa. Por su parte, en los países cristianos se mantiene la costumbre de visitar los cementerios y cocinar dulces típicos del día, como son los españoles huesos de santo.

En México es donde se celebra una fiesta que parece una combinación de Halloween y nuestro día de difuntos. El 2 de noviembre recuerdan a sus fallecidos pero lo hacen sin temor y en un ambiente festivo en que no falta la comida y los maquillajes y decoraciones alusivos a los muertos.

No se trata de una fiesta que genere miedo, sino que lo que busca es celebrar la vida de los familiares que ya no están. Es un modo de sentirse más cercano a ellos y se vive como una celebración, que puede durar varios días.

Día de Muertos en MéxicoEn México se celebra el Día de Muertos, con mucho ccolor y alregría

Tanto niños como mayores participan de unos festejos en que cráneos en que se escriben poemas o pensamientos comparten sitio en la mesa con velas, grandes banquetes y objetos que tuvieran una especial importancia para los fallecidos.

La tradición dice que ese día los muertos que no se fueron regresan a casa así que se visita los cementerios en que están enterrados y se realizan toda una serie de acciones que tienen como fin último guiarles en su vuelta a casa y recibirlos con una fiesta.

Origen de tradiciones de Halloween

Ahora que sabemos el origen de la fiesta de Halloween seguro que muchos os preguntaréis qué pintan en esta fiesta las calabazas decoradas o la tradición de ir puerta por puerta pidiendo caramelos.

La calabaza no tiene nada que ver con Samhain, sino que es una incorporación de los irlandeses que llegaron a América. Nace de una leyenda que sí tiene origen irlandés, la de Jack-o-lathern, un borrachín que consiguió engañar al diablo para no ir al infierno. Sin embargo sus pecados no le permitieron ir tampoco al cielo al morir, por lo que el diablo le talló un candil en un nabo para que tuviera luz mientras caminara sin rumbo hasta el fin de los días, según cuenta la historia.

Por cuestiones de producción horticultora los irlandeses asentados en Norteamérica cambiaron el nabo por la calabaza, producto barato y propio de la temporada, muy fácil de conseguir. Se ahueca y se abren agujeros en su parte exterior para que al introducir una vela actúe como candil.

Niños pidiendo caramelos en Halloween¿Sabías que lo de Truco o Trato se instauró para acabar con el vandalismo?

Con el paso de los daños se perfeccionaron las decoraciones de las calabazas hasta crear auténticas obras de arte. Los niños no pasean con ellas por la calle -no tiene sentido habiendo iluminación pública-, sino que las han sustituido por otras de plástico en las que se introducen los dulces que obtienen en truco y trato.

Trick or treating

El 'truco o trato' (trick or treating) es la tradición más actual de cuantas se celebran en Halloween y nació en la década de los años 30 del siglo pasado. Por aquel entonces las noches del 31 de octubre no se parecían en nada a las de ahora. Ni disfraces, ni calabazas, ni niños pidiendo caramelos. Todo lo contrario.

Hasta entonces esa noche se caracterizaba por los problemas. Era el momento elegido por aquellos grupos especialmente violentos para dar rienda suelta a su vandalismo. Se buscó una solución familiar que evitara que se produjeran destrozos en viviendas y zonas públicas y se aligerara la violencia que iba creciendo año a años. Se pensó en una especie de desfile de disfraces en que toda la familia participara.

De ahí que los niños que participan en trick or treating lo suelen hacer acompañados de sus hermanos y padres, al menos cuando son pequeños. Se adaptó la calabaza a modo de candil como recipiente y otra tradición europea que consistía en que los mendigos pedían en las casas la víspera de difuntos 'soul cakes'. A cambio de ellos debían rezar una oración por los familiares fallecidos de quien le daba un trozo de pastel con pasas.

Te puede interesar