Menú
Cómo evitar que tu hijo muerda en la guardería
Cómo evitar que tu hijo muerda en la guardería

GUARDERÍA

Cómo evitar que tu hijo muerda en la guardería

Son muchos los niños pequeños que muerden en la guardería. ¿Por qué lo hacen y qué se puede hacer para evitarlo?

Tanto si trabajas en una guardería como si tienes un niño pequeño que muerde normalmente, puedes conseguir que esto deje de ocurrir sin tener que usar la agresividad. Los niños pequeños necesitan tu guía y cariño para comprender qué es lo que deben hacer en cada momento. Morder puede ser un comportamiento normal en los niños pequeños, pero con las intervenciones adecuadas, los niños dejarán de hacerlo después de unos días o semanas.

Es importante no castigar al niño pequeño cuando muerda, lo esencial es reconducir la conducta y usar la distracción. De otro modo, si le riñes o le castigas, estarás reforzando negativamente el comportamiento por lo que se repetirá más veces. Es necesario que sepas qué debes. Hacer y qué tienes que evitar.

Qué pueden hacer los educadores en la guardería

Los niños pequeños no van a entender una frase completa, por lo que deberás evitar los discursos porque no te servirán de nada. Como te hemos mencionado anteriormente, si intervienes incluso puedes reforzar la conducta de morder. Pero puedes utilizar estas técnicas para que cese:

Es importante no castigar al niño pequeño cuando muerdaEs importante no castigar al niño pequeño cuando muerda

-Interviene diciendo: 'No muerdas' de forma firme pero con calma si está a punto de morder. Habrá que vigilarse de cerca o seguirla durante varios días. Es necesario hacerlo sin que sepa que está recibiendo una atención extra.

-Si ya ha mordido también tendrás que dar la señal firme pero con calma: 'No', 'No se muerde' o 'No muerdas'.

-Después de morder, deberás alejarle del otro niño e ignorar su comportamiento por dos minutos, aunque esto no es realmente un tiempo de espera formal como el que usaría para un niño mayor.

-Recuérdale que no muerda de vez en cuando, incluyendo un breve recordatorio de que "morder duele".

-Ofrece elogios y atención positiva siempre que no esté mordiendo y este jugando bien.

-Mantén una buena rutina y estructura diaria, incluidas las comidas, las siestas y el tiempo de juego.

-Evita pedirle al padre o madre del niño que le recoja porque haya mordido, porque reforzará el mal comportamiento.

-NUNCA le devuelvas un mordisco para que sepa qué se siente puesto que pensará que morder es normal y que se puede hacer para mostrar enfado.

Qué pueden hacer los padres para evitar que su hijo muerda

Es útil saber por qué y cuándo el niño muerde. Puede que sea por cansancio, porque quiere expresarse y se frustra porque no tiene lenguaje aún para hacerlo, porque le han hecho rabiar, porque suceden cosas en casa que le sacan de su rutina y le desestabilizan emocionalmente, etc.

En casa, tendrás que asegurarte de mantener una buena rutina y de que duerma bien por la noche. Los niños pequeños que están demasiado cansados o estresados son más propensos a morder en la guardería. Si ya no lo hace en casa, no hay mucho que puedas hacer en casa... pero tendrás que investigar por qué sí lo hace en la guardería.

Quizá tu hijo/a no está feliz en la guardería, quizá son demasiados niños o simplemente la guardería no le va bien. Ten en cuenta que la guardería no tiene que tener la culpa, ellos pueden estar haciendo las cosas buen como profesionales que son, pero por la razón que sea tu hijo no está bien y es lo que se debe investigar para mejorar la situación.

Morder es un comportamiento o fase normal para la mayoría de los niños más pequeñosMorder es un comportamiento o fase normal para la mayoría de los niños más pequeños

Morder es un comportamiento o fase normal para la mayoría de los niños más pequeños, que es lo más importante que la mayoría de los padres necesitan saber.

Los niños más pequeños a menudo muerden cuando les están saliendo los dientes, cuando se sienten cansados, cuando están celosos, frustrados o enfadados. También pueden morder y ver simplemente lo que sucede cuando muerden, lo que es especialmente cierto para bebés y niños pequeños, que pueden estar experimentando y explorando su mundo.

Debes tener cuidado de no reaccionar de forma exagerada cuando el niño muerde, lo que puede reforzar la conducta porque tu hijo se emociona con la reacción que produce.

Jamás muerdas a tu hijo, ni le castigues físicamente como poner algo en la boca cuando muerde para que no muerda... esto solo empeorará la conducta.

Te puede interesar