Menú
Estreñimiento en bebés, ¿cómo aliviarlo?
Estreñimiento en bebés, ¿cómo aliviarlo?

ESTREÑIMIENTO

Estreñimiento en bebés, ¿cómo aliviarlo?

El estreñimiento es común y poco alarmante en niños, estas son las maneras de aliviarlo.

El 85% de los bebés tienen episodios de estreñimientoEl 85% de los bebés tienen episodios de estreñimiento

El estreñimiento en los bebés, especialmente entre las edades comprendidas entre 0 meses a 36 meses, es una de las dolencias más habituales que se encuentra los padres ante su hijo de tan corta edad. Es un problema que según la OMS (Organización Mundial de la Salud), afecta en un 85% a los bebés por causas muy diversas. Aunque es así, la realidad es que el bebe, especialmente los menores de 12 meses, deben poder hacer de vientre todos los días al menos una vez por comida realizada o en el peor de los casos, una vez al día.

Por regla general, el estreñimiento se produce por la ingesta de determinados alimentos pobres en fibras y vegetales. La alimentación de un bebé se basa en ingerir comida líquida, con sabores suaves y fáciles de digerir. En muchos casos, estos alimentos se alejan de la dieta recomendable para que el desarrollo intestinal de un bebé lleve su curso habitual. Además, es importante destacar que el aparato digestivo del bebé recién nacido está en proceso de adaptación al cuerpo y de crecimiento, pasan unos meses hasta que el intestino se encuentra estable como para poder afrontar una actividad intestinal regular y estable.

En caso de los bebés que superan los 12 meses de edad, sus heces ya no son sólidas y el estreñimiento puede generar un mayor problema ya que resulta más doloroso. No hay porque alarmarse, el estreñimiento, aunque en algunos casos es síntoma de alguna enfermedad paralela, en la mayoría de ellos tiene fácil solución y diversos remedios que hacen que esta dolencia, no sea duradera y se pueda afrontar de una manera rápida y sencilla.

Solución al estreñimiento

El estreñimiento en los bebés, según pediatras especializados en la materia, en la mayoría de los casos no es necesario llevar a cabo ningún procedimiento de cura concreto. A veces, la alimentación específica de un día baja en fibra y/o vegetales provoca un estreñimiento temporal (generalmente dura varios días, entre tres y cuatro) que se acaba solucionando solo en el momento que el bebé comienza a comer otro tipo de alimentos. Pero si por el contrario, el estreñimiento se alarga en el tiempo y supera los cuatros días, sería conveniente aplicar algunos remedios muy sencillos, sin necesidad de visitar al médico.

El aceite es un gran aliado contra el estreñimiento, dáselo en crudo a tu bebé sólo o mezclado con la comidaEl aceite es un gran aliado contra el estreñimiento, dáselo en crudo a tu bebé sólo o mezclado con la comida

En el caso del recién nacido y para evitar realizar cualquier método doloroso para él, existe un remedio casero muy eficaz. Con un palo de algodón de que utilizamos para limpiar el orificio de las orejas por dentro, lo mojamos (la parte del algodón) en un poco de aceite de oliva. De este modo, el atasco provocado por las heces será solucionado con estos remedios por medio de la presión que ejercen estos palos. Además, el aceite de oliva permita suavizar la dureza de las heces para poder expulsarla de manera más fácil y sin dolor ya que otro de los motivos del estreñimiento está provocado por la difícil expulsión por culpa de la dureza de las heces en algunos casos.

Otro de los remedios más habituales y utilizados por los padres, son ponerle al bebé un edema que

Evitaremos usar edemas porque son muy molestos para el bebé
provoque la expulsión inmediata de todo lo acumulado por el estreñimiento. Estos remedios son más utilizados en casos de emergencia o en el caso de que el estreñimiento sea muy duradero. No es doloroso, pero puede ser molesto para el bebé ya que se le introduce en el orificio del ano un pequeño tubo por donde se expulsa agua a gran presión y/o aire para provocar la expulsión de las heces.

Otro de los remedios infalibles para solucionar y también para evitar el estreñimiento son seguir unas fáciles conductas de alimentación como elaborarle al bebe una dieta equilibrada rica en verduras, fibra y cereales. Además, incentivar a la injerta de frutas laxantes, menos el plátano y la manzana, beber abundante agua y darle al bebe al menos 5 cc de aceite de oliva en crudo diarios, por ejemplo, echárselo sobre el puré de verduras o el potito.

¿Cuándo debemos acudir al pediatra?

Como hemos dicho anteriormente, el estreñimiento no es una dolencia de importancia por lo que no es necesaria la visita al pediatra. Solo en el caso de que se lleven a cabo estos y otros remedios, el estreñimiento siga sin solucionarse y siga alargándose en el tiempo, acudiremos al pediatra para verificar que es un simple estreñimiento.

Es importante tener claro de antemano que el estreñimiento es algo muy común, pero es cierto que existe un bajo porcentaje de que pueda ser derivado de alguna enfermedad paralela. Para que los padres se queden tranquilos, acudan al pediatra para que le realice las pruebas pertinentes que descarten o afirmen la existencia de alguna anomalía en el bebe. Por lo general en los casos de que exista alguna anomalía, suele ser del tipo digestivo, estomacal y/o intestinal.

Al pediatra acudiremos si con estos remedios el estreñimiento continúaAl pediatra acudiremos si con estos remedios el estreñimiento continúa

En algunas ocasiones el bebé no está metabolizando de manera correcta la alimentación, no lleva a cabo una buena digestión o alguno de sus órganos vitales no está bien regulado y el cuerpo se pone en alerta de esta forma. Si se trata de un estreñimiento más fuerte que los habituales, pero sin ninguna enfermedad derivada, el pediatra procederá a recetarle algún tipo de medicamento. Los más habituales son los de vía oral (pastillas para disolverlas en agua o introducirlas machacada en los alimentos del bebé) o bien supositorios, generalmente de glicerina que ayuda al tránsito intestinal.

El estreñimiento es una dolencia ocasional que no debe alarmar a los padres, sobre todo porque puede ser muy frecuente durante los primeros años de vida del recién nacido. Si éste se prolonga demasiado en el tiempo y provoca malestar en el bebe (no duerme por las noches, tiene falta de apetito, vemos que hace el esfuerzo de hacer de vientre pero no lo consigue y llora...) acuda a su pediatra de cabecera y por favor, no le den al bebe ni lo automediquen sin consentimiento de un médico especializado ya que existen medicamentos que no son aptos para recién nacidos.

Te puede interesar