Menú
Detectar y prevenir la diabetes en los niños
Detectar y prevenir la diabetes en los niños

CONSEJOS PARA LOS PADRES

Detectar y prevenir la diabetes en los niños

Un problema de salud en la que se da una destrucción de las células beta del páncreas ocasionando la deficiencia absoluta de la insulina en personas menores de 20 años.

Médico pinchando insulina a un niño con diabetesMédico pinchando insulina a un niño con diabetes

La diabetes infantil y juvenil, o también denominada diabetes mellitus tipo 1, es un problema de salud en la que se da una destrucción de las células beta del páncreas ocasionando la deficiencia absoluta de la insulina en personas menores de 20 años. El rasgo diferenciador de este tipo de diabetes frente al de tipo 2, es que la de tipo 1 aparece en edades muy tempranas. Así, dentro de este tipo de diabetes podemos encontrarnos los casos autoinmunes, que son los más comunes en los niños, o los casos idiopátivcos.

El proceso por el cual se desarrolla este tipo de problema de salud resulta gradual, pudiendo pasar varios años hasta que la enfermedad manifieste los primeros síntomas. Así, la diabetes infantil se basa en el ataque del sistema inmune contra las células del páncreas que tienen la función de producir la insulina necesaria para que la azúcar ingrese en las células de nuestro organismo.

Mucha sed o pérdida de peso, entre los síntomas de la diabetes
La razón principal por la que puede darse este tipo de diabetes es la predisposición genética, resultando un factor muy influyente en la aparición de la enfermedad en las familias consideradas "de riesgo". Además, parece necesario que para que se surja la enfermedad se dé un desencadenante como puede ser una infección viral o situaciones de estrés tras el cual surge el proceso.

Síntomas y diagnóstico de la diabetes infantil

La aparición de la diabetes infantil en la salud del niño puede provocar una serie de síntomas que pueden ir desde la sensación de fatiga o náuseas, vómitos, aumento de la sed y del apetito o pérdida de peso a pesar de que el aumento de apetito sea otra de los síntomas que puedan darse en la persona.

Escolar pinchándose insulinaEscolar pinchándose insulina
De esta forma, tras haber experimentado alguno de estos síntomas y haber acudido al médico, se toman muestras de orina, en la que se analizarán los niveles de azúcar y los cuerpos cetónicos presentes en ella, un análisis de sangre, que debe ser de 126 mg/dl si se analiza en ayunas o los 200 mg/dl sin ayunar. Asimismo, se llevará acabo un examen de insulina y la realización de unos análisis donde se estudien los niveles de hemoglobina glicosilada, un estudio que se llevará a cabo cada 3 ó 6 meses.

Tratamiento para la diabetes infantil

El tratamiento que se lleve a cabo para el problema de salud va a depender de varios factores, como pueden ser la etapa de crecimiento del niño, la cantidad de comida que ingiere a lo largo del día o la actividad física que realiza normalmente, entre otros. De esta forma, los especialistas podrán suministrar el tratamiento indicado, cuál será la dosis de insulina exacta para el tipo de enfermedad y la frecuencia a la que debe llevarla a cabo.

Hay que explicar bien a los niños la enfermedad que tienen
Los distintos métodos por los cuales se suministra insulina al organismo tienen tanto ventajas como inconvenientes, por ejemplo, los parches eliminan el mal trago al niño de colocar las inyecciones convencionales de insulina, pero sin embargo para los especialistas y las asociaciones este tipo de método es el más indicado para personas de ese rango de edad, siempre y cuando se hayan consultado con los médicos los métodos existentes y el más conveniente para el caso en concreto.

Recomendaciones para padres

El hecho de que un niño tenga que ser medicado por padecer altos niveles de azúcar siempre ha sido complicado, ya que en muchos casos, por la edad de estos, ni siquiera son conscientes de lo que padecen y del porqué deben ser medicados con inyecciones. Por esta razón, es muy importante y necesario que los padres tengan mucha paciencia a la hora de colocar el tratamiento y traten a los niños con delicadeza, sobre todos en los rangos de edad en los cuales más inconscientes sean del problema que padecen.

Madre midiendo el nivel de azúcar a su bebéMadre midiendo el nivel de azúcar a su bebé

Asimismo, los padres deben tener en cuenta que los niveles de azúcar son más inestables en los que sufren este tipo de diabetes, por lo que requieren de exámenes clínicos en los que se controlen estos niveles de una manera más frecuente que niños que no cuentan con la enfermedad. Además, deben estar muy pendientes por los posibles síntomas que puedan manifestar relacionados con la diabetes infantil.

Por desgracia, es bastante difícil prevenir este tipo de problema de salud, en concreto la de tipo 1, al contrario de la 2 que cuentan algunas maneras de prevención como pueden ser el control de la obesidad o los malos hábitos alimenticios. Por esta razón, los padres ocupan un lugar fundamental en los cuidados de la diabetes en los niños, ya que deben cuidar todo aquello que ingieren, evitar que se consuman alimentos altos en azúcar, así como fomentado a estos niños que realicen ejercicio físico forjando hábitos para un futuro.

Te puede interesar