Menú
Consejos para ayudar a tu hijo a adaptarse a la guardería
Consejos para ayudar a tu hijo a adaptarse a la guardería

NUEVOS ESPACIOS

Consejos para ayudar a tu hijo a adaptarse a la guardería

La primera vez que te separes de tu hijo para dejarlo en la guardería no sólo será un momento duro para ti. Ayuda al niño a adaptarse a la guardería.

Niños en la guardería¿Vas a llevar a tu hijo a una escuela infantil? La adaptación es fundamental

Durante el embarazo la mayoría de padres solemos decir que el tiempo pasa muy lentamente, pues es una espera muy deseada y en ocasiones se nos hace eterna. Pero el bebé tras aproximadamente 9 meses, al fin llega a nuestras vidas, y entonces el reloj empieza a correr...

Marco legal

Llega un día, en el que sin darte cuenta tus 16 semanas de baja por maternidad han terminado, y debes incorporarte al trabajo. Aunque podemos pensar que es muy poco tiempo -esperemos algún día puedan ser los 6 primeros meses como en muchas ciudades de Europa-, la realidad es que aquí de momento son 16 semanas, que pasan rápidamente.

La educación infantil no es gratuita pero está subvencionada
Muchas mamás añaden sus vacaciones a estas 16 semanas, añaden sus horas de lactancia o sus días personales para alargar la vuelta y poder disfrutar unos días más de su bebé a tiempo completo. Normalmente se pacta con la empresa, y si se llega a un acuerdo se disfruta de estos días sin problemas.

También podemos optar por acogernos a una excedencia por maternidad durante unos meses, aunque durante los meses de la excedencia no obtendríamos ingresos, por lo que es una medida que no todas las familias puedan permitirse. Además tenemos la opción de reducir nuestra jornada laboral unas horas, hacer un horario adaptado a las necesidades de nuestro hijo, pactado siempre con la empresa, llegando a un acuerdo, y cobrando por las horas trabajadas.

La vuelta al trabajo

Sea cual sea la situación de cada mamá, hay un día en el que la vuelta al trabajo se presenta ante nosotras. Podemos elegir dejar a nuestro bebé con un familiar, normalmente los abuelos. O con un canguro remunerado, en este caso también tendremos que tener en cuenta la adaptación. O podemos inscribirlo en una Escuela Infantil, anteriormente llamadas guarderías.

La separación de tu hijo también es dolorosa para los padres
En España la Educación Infantil en su primer ciclo, de 0 a 3 años, no es gratuita, pero podemos encontrar escuelas infantiles que dependan de nuestra Comunidad Autónoma o de nuestros Ayuntamientos, y por lo tanto están subvencionadas. Por supuesto también podemos acudir a escuelas infantiles de carácter privado, aunque su coste será más elevado que el de una subvencionada.

¿Por qué seguimos usando el término guardería?

Es un tema que me preocupa, pues quizás hace años sí eran lugares donde "guardaban" niños, pero esto forma parte de un pasado. En la actualidad tenemos escuelas infantiles, las cuales se rigen por las leyes de educación de su Comunidad Autónoma. Y en la que trabajan educadoras con titulación de grado superior, que conviven con los niños aportándoles cariño, seguridad, y programando actividades basadas en el juego para mejorar el desarrollo cognitivo, físico y sensorial de nuestros pequeños.

La adaptación a la escuela infantil

En cada Escuela Infantil tendrán unas pautas de adaptación, dependiendo de la línea educativa que sigan y del proyecto curricular de centro.

Lo ideal para una buena y feliz adaptación del bebé sería:

- Entrar con ellos en clase, poder compartir el espacio del aula junto a nuestros bebés. De esta forma se sentirán seguros dentro del nuevo entorno, pues contarán con la presencia de mamá o papá.

- Ir cada día más rato, quizás empezar con 45 min, y aumentar el horario al ritmo del bebé. Cada niño es distinto y necesitará su tiempo personal para adaptarse, pues cada uno tiene sus propias necesidades, propios sentimientos y su personalidad. Por lo que las adaptaciones siempre deberían ser personalizadas.

- Entablar confianza con la educadora, para que nuestro bebé sepa que la conocemos bien, que charlamos amigablemente con ella, y que no es una desconocida. Esto les aporta mucha seguridad y tranquilidad, y a nosotros como padres también, cuanto más la conozcamos más confianza tendremos en ella.

- Realizar un trabajo conjunto entre la familia y la educadora para decidir cuando el bebé está preparado para quedarse en el aula sin mamá ni papá, podemos empezar con una hora solo, junto a los demás compañeros.

- Seguir nuevamente el ritmo del niño para ir aumentando las horas sin su familia dentro del aula, hasta conseguir el horario que necesitemos.

- Dedicar mucha atención a nuestro bebé al salir de la escuela infantil, compartir con él juegos y mimos, para potenciar nuestra relación y mostrarle seguridad ante su adaptación.

Escuela infantilAyuda a tu hijo a adaptarse a la guardería
- Mostrarnos alegres y optimistas, aunque la realidad es que es una situación dolorosa y de angustia por parte de los padres, pues los primeros días son difíciles, pero ante el niño debemos mostrarnos seguros y felices por su incorporación a la escuela infantil.

- Confiar en la educadora preguntas, inquietudes, dudas, sobre el estado de nuestro hijo, sobre su comportamiento, o su actitud, en nuestra ausencia. Ella nos explicará cómo se siente nuestro bebé, si llora, si nos echa de menos, o si está feliz y se adapta sin ninguna dificultad.

- Hacer partícipe al niño de la preparación de su ropa, o su bata, o su mochila para el día siguiente, hacer un hábito de su adaptación, hasta conseguir que para él sea normal, y sea parte de su rutina diaria, en la que él participa activamente.

La separación de los padres para acudir a la escuela infantil

El momento de dejar a nuestro hijo en la escuela infantil no es nada agradable, pues es una separación dolorosa. Por ello, tanto niños como padres debemos adaptarnos a la nueva situación, al nuevo horario, y debemos siempre intentar hacerlo siguiendo el ritmo del niño, para así no crearles angustia o ansiedad ante la separación diaria a la hora de entrar en el aula. Si conseguimos una buena adaptación, nuestro bebé acudirá feliz, y contento, pues se sentirá seguro junto a su educadora y sus nuevos amigos.

Necesidades básicas en la escuela infantil

Los niños de entre 0 y 3 años necesitan encontrar en su aula un ambiente de mucho cariño, de mucha atención tanto a sus necesidades físicas, como a las emocionales, y también encontrar un abanico de actividades basadas en el juego y programadas para su edad en las que puedan desarrollarse tanto física como cognitivamente. En un ambiente basado en el respeto y el cariño.

Lamentablemente no en todas las escuelas infantiles siguen estos criterios de adaptación, pero cada vez son más en las que el verdadero protagonista es el niño, y donde se rigen por las necesidades de los pequeños, por ello es conveniente informarnos bien antes de inscribir a nuestro hijo a la escuela infantil, buscando así la que más se adapte a nuestra idea de crianza y bienestar.

Te puede interesar