Menú
Castillos de arena y otros juegos infantiles para divertirse en la playa
Castillos de arena y otros juegos infantiles para divertirse en la playa

DIVERSIÓN EN VERANO

Castillos de arena y otros juegos infantiles para divertirse en la playa

La playa es un escenario perfecto para divertirse con innumerables juegos, tanto individuales como por parejas o equipos.

El verano está a punto de terminarse y eso significa que hay que aprovecharlo al máximo. En general, los niños adoran la playa: las olas y la arena ofrecen horas y horas de diversión para los más pequeños, pero a veces se termina por hacer siempre lo mismo. En Bekia te traemos estos entretenidos juegos para que los niños disfruten de lo que queda de verano.

Castillos de arena

Es el juego por excelencia cuando se va a la playa. Con palas y cubos se pueden hacer verdaderas obras arquitectónicas en la arena. Los niños estarán entretenidos un buen rato, mientras disfrutan haciendo castillos, palacios, torres o cualquier edificación que les venga a la mente.

Palas

Con dos palas y una pelota la diversión está asegurada. Se puede jugar a las palas en la arena o en la orilla del mar, para estar fresquitos. En este caso hay que tener cuidado con que las olas no se lleven la pelota. Pueden jugar dos o también se pueden hacer equipos.

Cavar pozos para encontrar agua es uno de los clásicos juegos de la playaCavar pozos para encontrar agua es uno de los clásicos juegos de la playa

Enterrarse

No es propiamente un juego, pero es igual de entretenido. El objetivo es cavar un hoyo en la arena lo suficientemente grande para que quepa la persona que se haya escogido previamente. Luego, esta persona se introduce dentro del agujero y los demás la entierran, cubriéndola con arena. Hay que tener cuidado con no tapar la cabeza, en especial con que la arena no entre en los ojos. También hay que usar la arena húmeda, ya que la que es más fina puede quemar, además de que no permanecerá en el sitio. Para hacerlo más original podemos hacer figuras en el cuerpo de arena, como el de una sirena, un luchador de sumo o una bailarina.

Pozos

Cavar, cavar y cavar. Es un juego sencillo pero los niños se entretienen mucho. El objetivo suele ser cavar en la arena hasta encontrar el agua y construir una mini-piscina en la misma playa. Puede ser algo difícil de conseguir, pero con tiempo, paciencia y ayuda llega a ser muy gratificante conseguirlo.

Pasar el balón

Si los niños son pequeños es suficiente con que se pasen el balón (lo normal en la playa es que sea hinchable). Si no, pueden jugar a voleibol. Al igual que las palas, el balón puede usarse en la arena o en el mar, sin embargo, al ser el balón hinchable se puede jugar sin miedo a perderlo en el agua porque flotará. Así también se puede hacer mientras se saltan las olas. Puede sustituirse el balón por el frisbee.

Llenar el cubo

Para jugar a este juego se hacen dos equipos de dos personas. Un miembro de cada equipo tiene que quedarse en la arena, a cierta distancia de la orilla, y colocarse un cubo o botella en la cabeza. El otro miembro con un vaso pequeño de plástico tiene que ir al mar y llenarlo, volver hacia su compañero y llenar el cubo que tiene en la cabeza. Se harán los viajes necesarios hasta llenar todo el cubo, y el equipo que lo consiga primero gana.

Figuras de ángeles

¿Recuerdas cuando nevaba y hacías figuras de ángeles en la nieve que quedaba en el suelo? Esto es lo mismo pero en vez de hacerlo en invierno se hace en verano, y en vez de en la nieve en la arena. Se puede hacer más divertido haciendo familias de ángeles y dibujando más detalles sobre ellos, como pelo, cara y ropa.

¿Quién puede saltar más alto las olas?¿Quién puede saltar más alto las olas?

Petanca

La petanca suele usarse en los parques, pero también hay sets de petancas especiales para la playa que pueden usar los niños: son de plástico de colores y su interior es de agua. Refresquemos la memoria recordando cómo funciona el juego: se puede jugar uno contra uno, en equipos de dos o en equipos de tres. Cada equipo cuenta con 6 bolas, que se repartirán entre los jugadores equitativamente. El jugador al que le haya tocado por suertes sacar primero lanzará el "boliche", la bola pequeña, entre 6 y 10 metros de distancia. Una vez hecho esto, el mismo jugador lanzará su primera bola, lo más cerca posible del "boliche". Los turnos se van alternando entre los equipos. El objetivo es situar las bolas lo más cerca posible del "boliche". Una vez los jugadores hayan lanzado todas las bolas se cuenta por puntos: se cuenta un punto por cada bola que esté más cerca del "boliche" que la del rival.

Pistolas de agua

Se puede hacer una 'guerra' de pistolas de agua o de pintura no tóxica especial para estas ocasiones, aprovechando el buen tiempo del verano. Los niños pueden hacer barricadas de arena y obstáculos para cubrirse. El juego puede hacerse por equipos o uno contra uno. Quien acabe más mojado pierde.

Búsqueda de conchas

Podemos aprovechar la cantidad de conchas pequeñas que se encuentran en la orilla para organizar un juego con los más pequeños: este consiste en recoger el mayor número posible de conchas en una duración de tiempo determinada. Por ejemplo, quien recoge más conchas en dos minutos gana. También se puede hacer mención especial a la concha más bonita o a la más grande.

Rayuela

La rayuela es un juego que se puede llevar a multitud de escenarios: lo único que se necesita es poder dibujar en el suelo y tener varios objetos pequeños que se puedan lanzar. Con esto, la playa es un escenario ideal para jugar a la rayuela. Simplemente con los dedos podemos trazar el tablero, y si nos hacemos con piedrecitas o conchas nos servirá para recogerlas cuando saltemos a su lado.

Tres en raya

Con el tres en raya sucede algo parecido a la rayuela, puede jugarse siempre donde se pueda dibujar y conseguir pequeños objetos que nos sirvan de fichas. Incluso en esta ocasión no es del todo necesario tener fichas porque dibujándolas con nuestros dedos en la arena ya puede hacerse. Si nos parece muy sencillo, podemos dar un paso más y jugar al cinco en raya, o el número que deseemos. Una vez haya terminado el juego es tan fácil como borrarlo con nuestro brazo y volver a empezar.

En la arena podemos construir grandes castillosEn la arena podemos construir grandes castillos

Saltar las olas

Un clásico en el mar. Cada vez que venga una ola hay que tomar impulso con los pies y saltarla lo más alto posible. La diversión es mayor si los diversos participantes se cogen de la mano y saltan juntos.

Mini-Golf

Se excavan tres agujeros en la arena, uno pequeño, uno de tamaño medio y otro grande. Con algo que sirva de palo se tiene que intentar meter la pelota dentro de un agujero. El que meta la pelota dentro del agujero pequeño tiene más puntos.

Pirámide humana

Tampoco es un juego pero puede ser muy divertido alzar una pirámide humana aprovechando que la arena es blandita y que nadie se hará daño si se produce alguna caída.

1-X-2

Este es otro juego que puede hacerse tanto dentro como fuera del agua y que se juega con más de dos personas. Con una pelota grande lanza primero un participante que grita "uno". Otro tiene que continuar y golpearla al grito de "equis". El próximo tiene que gritar "dos" e intentar darle a alguien. Si consigue darle a otro jugador, éste pierde.

Esperemos que con estas ideas los más pequeños se lo pasen en grande cuando vayan a la playa.

Te puede interesar