SALUD EXTERNA

Cuidar la piel durante el embarazo

Importantes consejos que debes seguir para mantener en perfecto estado la piel durante la gestación y que el embarazo no deje ninguna huella visible en tu cuerpo.

Línea alba embarazada
La línea alba se hace visible en la barriga de la embarazada

Durante el embarazo nuestro organismo sufre una serie de cambios hormonales que nos pueden afectar físicamente y en nuestro aspecto. Debemos cuidarnos en general, con especial mimo y atención durante la gestación, pero hoy resaltaremos la importancia del cuidado de nuestro cabello y de nuestra piel.

¿Qué cambios puede sufrir mi piel?


Desde el inicio del embarazo, aunque a veces no lo notemos, nuestro cuerpo ya es distinto, ya estamos cambiando. Hay señales en nuestro interior, que poco a poco iremos notando y sintiendo. Respecto a nuestra piel podemos decir que podemos sufrir varias alteraciones o mejoras, pues depende de cada mujer, a cada una le afectará de modo distinto.

Barriga de embarazada
Cuidar la piel durante el embarazo es fundamental
Normalmente durante el primer trimestre la embarazada luce un pelo brillante y abundante, como también un rostro radiante. Hay mujeres que lo mantienen durante los nueve meses de gestación, pero en cambio hay otras que sufren manchas en la piel o caídas del cabello. Las caídas de cabellos suelen ser leves, aunque tras el parto sí que notaremos una caída más importante de nuestro pelo.

No olvidemos las temibles estrías, esas compañeras, que salen a la luz en cuanto te despistas lo más mínimo. Así como nuestra enemiga número uno: la celulitis. Nuestra piel se vuelve piel de naranja por la zona de los muslos o nalgas. No siempre sucede así, pero somos propensas a sufrir estos cambios durante el embarazo, o si ya teníamos un poco de celulitis ahora puede aumentar más.

Nuestra piel también cambia de tonalidad, nuestros pechos se vuelven más oscuros por la zona de la areola, y se vuelve visible la línea alba que recorre nuestro vientre, indicándonos el maravilloso camino. Si tomamos mucho el sol estos cambios pueden empeorar.

Cuidados durante el embarazo


La cara
Para la cara, y evitar las posibles manchas que puedan salirnos, debemos usar una crema hidratante normal, y usar protección solar cada día. Si es verano, evitar las horas de mayor intensidad solar, pues estando embarazada no es el momento de ponerse morena. El sol, unido a la fuerte acción hormonal puede desencadenar en estas temibles manchas, por lo tanto debemos prevenirlas usando una protección solar adecuada.

Aprovecha el embarazo para cuidarte, luego no tendrás tiempo
También podrías optar por un maquillaje con protección solar incorporada. Si te han salido las manchas no es recomendable usar cremas despigmentantes o blanqueadoras, mejor consulta con tu ginecólogo, y quizás te recomiende estos tratamientos después el parto.

El pelo
Durante el embarazo debemos lavar el pelo con un champú suave, como el que usábamos antes de estar embarazadas, y podemos usar un acondicionador tras el lavado. También podemos aplicar una mascarilla hidratante una vez por semana, si vemos que tenemos el pelo muy seco. Podemos hacernos masajes, o mejor aún que nos los hagan, con aceite de oliva o de aguacate.

¿Debo teñirme el pelo?
Respecto a los tintes de coloración permanente de cabellos no hay ningún estudio realizado, pero los médicos por prevenir recomiendan usar tintes sin amoníaco, o tintes vegetales, para así no dañar el cuero cabelludo, ni usar productos químicos.

Las estrías
Para prevenir las estrías es recomendable, desde el primer día, usar en las zonas que pueden ser más afectadas como el vientre, las nalgas, muslos, zona lumbar; una crema anti estrías para embarazadas, o también se puede usar crema de argan, aceite de almendras, o aceite de rosa de mosqueta.

No debes usar cremas anticelulitis durante el embarazo
Usar las cremas cada día durante el embarazo y también es aconsejable después, por si salieron algunas estrías hidratarlas bien durante el post parto. Aplicar las cremas un par de veces al día con masajes en forma circular y de manera suave, de esta forma aportaremos elasticidad a nuestra piel, sobre todo la del vientre que al crecer con los meses, la piel se estira, y es necesario hidratarla.

La celulitis
Para evitar la aparición de la celulitis, o que aumente la que ya podamos tener, es conveniente aplicar crema hidratante -la de después de la ducha- por las zonas afectadas o las zonas más propensas. Aplicar dando un masaje con movimientos circulares. También debemos caminar mucho, o mover las piernas aunque estemos sentadas o paradas para activar la circulación de las mismas. No debemos usar cremas anticelulíticas durante el embarazo.

Tonalidad de la piel
Para evitar que nuestros pechos por la zona de la areola se oscurezcan, debemos intentar no tomar el sol, pues con el sol aumenta más el color. Pero estas zonas, como la línea alba, es muy común que oscurezcan durante el embarazo. Tras el parto, poco a poco, iremos recuperando nuestro color habitual, y la linea alba desaparecerá sin apenas darte cuenta.

También te puede ocurrir...
Hay mujeres a las que durante el embarazo le salen verrugas, o sus lunares crecen, cambian de forma, o se oscurecen. Estos cambios suelen desaparecer tras el parto, si no es así acude a tu médico de cabecera que te derive a un dermatólogo.

Alimentos antioxidantes para cuidar nuestra piel


Dentro de nuestra alimentación también encontramos aliados para cuidar nuestra piel, nuestro cabello y nuestras uñas, tanto en el embarazo, como después.

Alimentación sana de embarazada
Una alimentación sana ayuda a cuidar la piel
Los alimentos que contienen vitaminas antioxidantes o minerales antioxidantes nos ayudan a cuidar nuestra piel, nuestro cabello y nuestras uñas, aunque no frenaran el paso del tiempo, ni nos mantendrá jóvenes durante 100 años, pero si ayudarán a tener una piel más sana y bonita. Estos alimentos son:

- Frutas: kiwi, mango, piña, melón, caqui, sandía, naranja, mandarina, limón, melocotón, cerezas, melón.
- Verduras y hortalizas: tomate, zanahoria, espinacas, calabaza, pepino, pimientos rojo, verde y amarillo, brócoli, coliflor.
- Carnes, pescado y huevos.

Debemos mantener una dieta sana y saludable, durante nuestro embarazo y también después. Junto a la dieta debemos ingerir un mínimo de dos litros de agua diarios para hidratar nuestro cuerpo por dentro. La embarazada no debe consumir ningún tipo de droga, bebidas alcohólicas o tabaco.

Si se mima y cuida la piel durante el embarazo nuestro cuerpo nos lo agradece en el post parto, donde quizás no tengamos mucho tiempo las primeras semanas para dedicarle a nuestra piel y cabello, por eso tenemos que aprovechar durante estos meses.
Laura Jaime Conejo Jueves, 26 de Abril de 2012
 
 
 
 

Contenidos recomendados

 

Comentarios

¡Comenta en Bekiapadres.com!

Nos encantaría conocer tu opinión. Para comentar en Bekia Padres, necesitas estar registrado/a. Conéctate o haz clic aquí para registrarte.

Te puede interesar

Bekia en tu email

Introduce tu email para recibir el boletín diario con todas las novedades de Bekia.