Menú
Consejos para que tus hijos tengan una buena alimentación
Consejos para que tus hijos tengan una buena alimentación
DIETA SANA

Consejos para que tus hijos tengan una buena alimentación

La mejor forma de cuidar la salud de nuestros hijos e hijas es con la alimentación, reduciendo la comida basura y apostando por una dieta equilibrada.

Hoy en día parece que la comida basura está demasiado bien vista en nuestra sociedad. Parece que comer saludable no está de moda y comer comida que puede perjudicar a tu salud, sí lo está. Solo tienes que ver la televisión actual para darte cuenta de esto, por eso es tan importante que los padres inculquen a los niños buenos hábitos alimenticios sin que la hora de comer se convierta en una batalla.

Hay que proporcionar a los niños alimentos saludables y además, ser un buen modelo a seguir en cuanto a la alimentación. Esto tendrá un impacto enorme en la relación de tus hijos con la comida y les estarás dando la oportunidad de convertirse en adultos sanos y seguros de sí mismos.

Una alimentación sana comienza con el desayuno

Los niños que disfrutan de buenos desayunos tendrán mejor memoria, un estado de ánimo más estable y además, tendrás más energía para hacer frente a los retos diarios. También obtendrán mejores resultados en los exámenes y estudiarán mejor.

Un desayuno de calidad debe tener hidratos de carbono saludables como pan o cereales, lácteos, proteínas como carne, queso o huevos. El desayuno no tiene que llevar mucho tiempo, solo ten en mente cuál será vuestro desayuno y así será más fácil hacerlo para que todos salgáis de casa bien desayunados.

Opta por la comida casera antes que la precocinadaOpta por la comida casera antes que la precocinad

Consejos para que tus hijos tengan una buena alimentación

Céntrate en la dieta general y no en alimentos específicos

Los niños deben comer de todo, por lo que prohibirles alimentos no será una buena opción en absoluto. Lo ideal es que la dieta sea sana con más verduras y hortalizas, pero que no se suprima ningún alimento de su dieta, solo que se consuma con más moderación. Los alimentos que sean procesados pero que a tus hijos les guste comerlos puede hacerlo, pero no todos los días y en pequeñas porciones.

1. Sé un buen modelo a seguir

Si quieres que tus hijos tengan una buena alimentación, tendrás que ser un buen modelo a seguir para ellos. Evita ser de las personas que siempre se quejan después de haber comido o que están obsesionadas con las calorías o los alimentos perjudiciales o no. Comer es algo natural, solo hay que saber hacerlo de forma equilibrada y transmitir eso a los hijos.

Además, no le digas a tu hijo que coma verduras cuando te ve a ti normalmente comer patatas fritas o pizza. Sé un buen ejemplo de comida saludable y tus hijos también lo serán.

2. Cocina más comidas en casa

Las comidas en los restaurantes, las comidas que están hechas y solo es calentar, suelen tener más azúcar y grasa no saludable, así que cocinar en el hogar puede tener un gran impacto en la salud de los hijos. Merece la pena hacer más cantidad de comida para toda la familia y congelarlo que comprar comida que esté precocinada.

Es útil implicar a los niños en la compra y preparación de los alimentosEs útil implicar a los niños en la compra y preparación de los alimentos

3. Involucra a los niños en su alimentación

Es importante que involucres a los niños en la compra de comida y en la preparación de los platos. Puedes enseñarles acerca de diferentes alimentos y cómo leer en las etiquetas para saber cuáles son los alimentos que son más saludables que otros y por qué.

4. Tener comidas saludables a mano

Otra idea es que tengas mucha fruta en casa a mano, así como bebidas saludables para que los niños eviten aquellas comidas que no poco saludables para ellos. Los frutos secos y las frutas son una buena opción. ¡Y no hay nada más saludable para beber que el agua!

5. Limitar el tamaño de las porciones

Es importante controlar la cantidad de comida que se hace y después la que se pone en el plato. Además, tus hijos no necesitan limpiar el plato por completo después de comer, es suficiente con que coma lo que tiene hambre. Recuerda que nunca debes premiar o sobornar a tus hijos con alimentos.

Artículos recomendados

Comentarios