Menú
Cómo saber si un niño ha descubierto la verdad de los Reyes Magos pero no quiere decirlo
EL DESCUBRIMIENTO

Cómo saber si un niño ha descubierto la verdad de los Reyes Magos pero no quiere decirlo

Muchas veces los niños se enteran de que los Reyes Magos son los padres, pero tienen miedo de que si lo dicen, se queden sin regalos.

Estamos inmersos en plenas navidades, con todo el lío de regalos y demás que esto siempre supone. Por un lado, los padres son los que más disfrutan con los Reyes Magos y Papá Noel, puesto que ven cómo sus hijos se entusiasman y disfrutan como niños que son. Pero, por otro lado, también son un quebradero de cabeza bastante considerable. Ya no solo por pensar qué regalos le gustarán más al niño o no, sino también porque, conforme va pasando el tiempo, los padres deben comenzar a plantearse si ha llegado el momento de contarle a los más pequeños quién es Papá Noel, o quiénes son los Reyes Magos.

Los Reyes Magos son siempre un tema bastante conflictivo, sobre todo si tenemos en cuenta que tienen mucho que ver con la religión. Pese a ser más o menos lo mismo que Papá Noel, los primeros nos preocupan en exceso mientras que el segundo nos es un poco más indiferente. Y esto tiene sentido, por supuesto, porque tradicionalmente le hemos concedido mucha más a importancia a los Reyes Magos. Quizás es por eso que los padres se suelen mostrar tan preocupados por cuándo decírselo a sus hijos, o por averiguar cuál puede ser la mejor manera posible para hacérselo llegar sin que esto les cause ningún tipo de malestar.

¿Y si se enteran los mayores de que sé que no son los Reyes MAgos y me quedo sin regalos?¿Y si se enteran los mayores de que sé que no son los Reyes MAgos y me quedo sin regalos?

No obstante, puede darse una tercera situación. Puede que los niños descubran que son sus padres los que están dejándoles los regalos debajo del árbol, y que ni los Reyes Magos ni Papá Noel tienen nada que ver con este asunto. Y, es más, puede darse el caso de que los niños lo descubran pero decidan no contarlo; quizás no quieran romperle la ilusión a sus padres, o quizás crean que el haber descubierto que los regalos no son arte de magia puede conllevar que estos regalos desaparezcan. Sea por lo que sea, lo que sí es cierto es que esta situación suele darse más a menudo de lo que en un primer momento pudiera parecer. ¿Y qué pueden hacer los padres para averiguarlo?

Mucha atención a la reacción de los hijos

Lo habitual es que sea a partir de los nueve años cuando los niños comiencen a hacer preguntas sobre los Reyes Magos, aunque puede que estas preguntas no se hagan en casa, sino en el colegio. También es a partir de esta edad que los niños comienzan a saber que no hay magia el día seis de enero, y que todo se debe al amor que sus padres sienten hacia ellos; y, en el momento en el que un niño sepa la verdad, toda su clase la sabrá, tan solo es cuestión de tiempo.

Pero, ¿cómo pueden saber los padres si su hijo ha descubierto la verdad sobre los Reyes Magos y se lo ha callado? ¿Cómo saber si ha llegado ese momento? Dependiendo del niño, las señales serán más claras o menos. Por ejemplo, habrá niños que simplemente pregunten a sus padres, o que vayan hacia ellos y les cuenten lo que han descubierto en el colegio. Si ese es el caso, lo mejor que podéis hacer es confirmarle la verdad; no temáis, no vais a crearle ningún tipo de trauma y, de todas formas, es algo que deberían averiguar tarde o temprano.

Si ya tiene una edad de 8 ó 9 años, podéis decirles la verdad sobre los Reyes Magos y Papá NoelSi ya tiene una edad de 8 ó 9 años, podéis decirles la verdad sobre los Reyes Magos y Papá Noel

Por otro lado, también hay niños más reservados, y que se guardarán para ellos todo lo que han aprendido. La mejor forma de sonsacarles la información en ese caso es ir indagando, con cuidado, para no descubrirles más de la cuenta por si acaso aún no saben quiénes son realmente los que dejan los regalos debajo del árbol. Para esto lo mejor es ir haciendo preguntas, e ir viendo cómo el niño va reaccionando en las distintas fechas. ¿Se pone menos nervioso de la cuenta la noche del cinco de enero? ¿Tiene más cuidado con los regalos que pide, fijándose en el precio de los mismos? ¿Hace preguntas sobre Papá Noel que antes no hacía? En ese caso, puede que lo sepa.

Si dudáis, y el niño tiene ya más de ocho o nueve años, lo mejor que podéis hacer es explicarle quiénes son realmente los Reyes Magos y Papá Noel. Así les sacaréis de dudas y, a la vez, dejaréis de dudar vosotros.

Artículos recomendados

Comentarios