Menú
Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes
Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes
RESPONSABILIDAD

Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes

A los niños les encanta jugar con sus juguetes, pero siempre acabamos los adultos recogiéndolos, ¿cómo enseñarles a hacerlo ellos mismos?

niños jugandoCuanto antes se acostumbren a recoger los juguetes menos pereza les dará de mayores

Si recordamos cuando éramos unos niños pequeños seguro que entonces nos encantaba jugar y muy poco recoger los juguetes cuando terminábamos. Nuestros padres seguramente nos pedían que dejáramos la zona de juego bien ordenada pero a nosotros eso nos sonaba a fastidio. Ahora las tornas se han girado y nosotros y nosotras somos las que pedimos a nuestros hijos que ordenen los juguetes y a ellos les suena igual de molesto. Sin embargo es algo que todos los niños pequeños deben aprender a hacer, primero para mantener limpia la casa, y segundo para que sean conscientes de lo importante que es organizar sus cosas y se acostumbren desde una edad temprana.

Conseguir el espacio de juego adecuado

Pero ayudarles a adquirir esta responsabilidad no siempre es fácil. Está en la naturaleza de los niños hacerse un poco los remolones, sobre todo los que son más traviesos, y puede costar hacer que obedezcan a lo que les estamos pidiendo. Entonces, ¿cómo podemos conseguir que se habitúen a recoger sus juguetes?

Primero deberemos comprobar que el espacio de almacenaje es cómodo y propio para que lo utilice un niño. Tendrá que estar a su altura para que el proceso sea sencillo, ya que si por ejemplo tiene que ponerse de puntillas para alcanzarlo o coger un escalón supondrá un esfuerzo extra que no estará dispuesto a hacer. Otros muebles como los baúles muy pesados o los armarios con muchos cajones también le distraerán de su responsabilidad. Por lo tanto se lo tendremos que poner tan fácil como podamos.

niña recogiendo los juguetesConvierte recoger en un juego
Cajas de diferentes materiales o cestas son el elemento de almacenaje más recomendado, ya que sólo tendrán que depositar los juguetes en su interior. Si las guardas a ras del suelo podrán hacerlo con más rapidez ya que desde su corta altura podrán manejarla de forma simple. Puedes guardarla debajo de la cama si no tenéis mucho espacio en la habitación, de esa forma está alcanzable pero no visible.

Una forma de limitar el espacio de juego es concretar una habitación o una zona de la casa para que los niños disfruten con sus juguetes. De esa forma evitaremos que se dispersen por todo el hogar y que algunos juguetes se pierdan y que, por supuesto, se complique más la cosa a la hora de recoger.

Otro punto que deberemos tener en cuenta y que vendrá muy bien a la hora de recoger los juguetes es prestar atención a los que utilizan y a los que tienen más olvidados. Si observamos que hay juguetes que nunca usan quizá podríamos empezar a pensar en retirarlos, ya que lo único que hacen es ocupar espacio. Si este es el caso, seguro que muchos otros niños pequeños disfrutarían de ellos, por lo que podemos buscar en qué lugar se podrían donar. Si a nuestro hijo no le hace mucha gracia quedarse sin ellos aunque ya haga mucho tiempo que no los utilice para jugar, podríamos explicarle lo beneficioso que sería para otros niños que no tienen juguetes y lo contentos que estarían de tenerlos.

Consejos para que los niños se acostumbren a recoger sus juguetes.

Una vez establecido el entorno más favorable ya podremos pasar a la acción y pedirles que organicen sus juguetes cuando hayan terminado de usarlos. A los 3 años de edad, el niño o niña ya puede empezar a ayudarte a recoger y puedes darle pequeñas tareas sencillas para mantenerlo ocupado como transportar y agrupar pequeños objetos ligeros. Mantente alejada de los gritos y las órdenes ya que puedes ponerlo más nervioso, simplemente pide que ordene los juguetes y si tiene entre 3 y 6 años ayúdale si puedes. Es muy tentador hacerlo tu sola en un momento, pero recuerda que la habilidad de la organización debe adquirirse y si no la practican nunca se acostumbrarán a hacerlo. Si ellos son parte del proceso, entenderán la importancia de mantener limpia la casa y de seguir un patrón de organización que funcione para ellos. Además, ese tiempo que pasáis juntos ordenando creará una sensación de trabajo en equipo que ayudará a que formes más lazos con tu hijo.

madre recogiendo juguetesEs más fácil recogerlos nosotros mismos que enseñarles, pero debemos enseñarles a ser responsables

Con el fin de que tu hijo se adapte a una rutina proporciónale un horario de limpieza para que tenga claro cuándo debe de cumplir su responsabilidad. Esto no sólo se puede aplicar a recoger los juguetes, también a otras tareas como recoger la ropa u ordenar la habitación. Facilítale una lista con las cosas que tiene que hacer: ir tachando elementos de una lista seguro que le incentiva a completarla.

No olvides que los niños pequeños siguen el ejemplo de sus padres. Si quieres infundirles la responsabilidad de la organización tú deberás de ser la primera que tendrá que tener el hábito de ordenar las cosas. Enseñándoles cómo recoger los juguetes funcionará mucho mejor que simplemente ordenándoles que lo hagan. Una vez aprendan a hacerlo correctamente porque tú les habrás mostrado cómo ya les podrás dejar que lo hagan solos, pero ten en mente que si les pides que lo hagan tú también tendrás que tener tus zonas de la casa limpias.

Por último, recuerda el viejo truco de convertir la organización en un juego. En los niños pequeños esta táctica funciona muy bien y la organización se convierte ella misma en una actividad divertida. Un consejo es no convertir este proceso en una competición ya que no debemos poner una presión innecesaria en nuestros hijos. Simplemente podéis poner un poco de música y ordenar al ritmo de la canción, ver si entre los dos podéis hacerlo más rápido o formar una cadena y dejar todas las cosas en el sitio utilizando este método tan útil.

Artículos recomendados

Comentarios