Menú
Cómo colocar el cojín de lactancia
DAR EL PECHO

Cómo colocar el cojín de lactancia

El cojín de lactancia es un accesorio muy útil para dar el pecho al bebé, pues nos ayuda a mantener una postura correcta y prevenir dolores y molestias musculares.

Cuando decidimos dar el pecho a nuestro bebé, son varios los aspectos que tenemos que tener en cuenta al ahora de alimentar al pequeño con la leche materna. Lo primero que hay que tener claro es que la comodidad del niño es lo primero ante todo y para ello vamos a hablar sobre todas las ventajas de utilizar el cojín de lactancia, que nos va a ayudar a sentirnos más cómodas a nosotras y a nuestro bebé a la hora de dar el pecho, sobre todo a madres inexpertas.

En la actualidad podemos diferenciar varios tipos de cojines para la lactancia, dependiendo del uso que le vayamos a dar y cómo demos el pecho al bebé, nos va a permitir sentirnos mucho más relajadas a la hora de la toma y por lo tanto nuestra espalda lo notará de manera positiva.

Podemos usar el cojín para otros fines que no sean la lactanciaPodemos usar el cojín para otros fines que no sean la lactancia

Cómo colocar el cojín de lactancia

A la hora de dar el pecho a nuestro bebé, cada mamá va a adquirir la forma que más le convenga para estar más cómoda pero desde Bekia vamos a analizar las posturas más recomendables y cómodas, tanto para la madre como para el bebé, y cómo hay que colocar el cojín de lactancia en cada uno de los casos.

- Postura de la cuna: Para dar el pecho a tu bebé en la postura de la cuna te tendrás que colocarte sentada y sujetarás al bebé de manera horizontal. En este caso, el cojín lo colocaremos debajo de nuestros brazos, para que la postura del bebé sea mucho más confortable.

- Postura del agarre: Esta posición es muy parecida a la posición anterior y para llevarla a cabo vamos a sujetar al bebé con las dos manos por la espalda, en vez de con el brazo. El cojín de lactancia lo colocaremos, como en el caso anterior, debajo de nuestras manos.

- Postura tumbada: Para llevar a cabo esta posición a la hora de dar el pecho al bebé, nos colocaremos tumbada de lado encima de la cama y pondremos al niño justo enfrente nuestra, delante del pecho. El cojín de lactancia lo colocaremos debajo del bebé, ya que así lo ayudaremos a mejorar la succión y, por lo tanto, nos aseguraremos de que nuestro bebé se está alimentando bien.

El cojín de lactancia previene dolores de espalda y es cómodo también para el bebéEl cojín de lactancia previene dolores de espalda y es cómodo también para el bebé

- Postura de la pelota de rugby: Esta es una de las posturas más complicadas que existe a la hora de dar el pecho al bebé, pero es una de las más cómodas y mejor para la espalda. Para llevarla a cabo vamos a sentarnos encima de la cama o del sofá y colocar las piernas del bebé debajo de uno de tus brazos. El niño quedará, por lo tanto, frente a tu pecho. En este caso colocaremos el cojín de lactancia debajo de la espalda del bebé.

Otros usos para el cojín de lactancia

Aunque la función principal del cojín de lactancia tiene como objetivo ayudar a que el pequeño se alimente mejor, gracias a la postura correcta, también podemos darle otras utilidades diferentes, incluso durante el embarazo. Este puede ayudarnos a descansar mejor cuando nos encontramos en la recta final del embarazo, en el momento que nuestra barriga está muy desarrollada, ya que esta se adapta perfectamente al vientre. Por otro lado, también podemos utilizar el cojín para cuando nuestro bebé haya nacido. En este caso, lo haremos para mejorar la comodidad del bebé utilizándolo como cojín normal y también como protección en el caso de que pongamos al bebé en algún sitio que tenga algún riesgo de caerse, haciendo de barrera.

Cuando elegimos dar el pecho a nuestro hijo, lo tenemos que hacer de la mejor manera posible, para que el niño esté bien alimentado y pueda crecer sano y fuerte, por lo que la ayuda del cojín de lactancia puede ser imprescindible.

Artículos recomendados

Comentarios