Menú
¿Tendrá siempre el bebé los ojos claros?
¿Tendrá siempre el bebé los ojos claros?
OJOS DEL BEBÉ

¿Tendrá siempre el bebé los ojos claros?

¿Te has fijado en que muchos bebés nacen con los ojos claros, pero luego se oscurecen? Te contamos por qué ocurre esto.

Cuando un bebé llega a la familia, lo primero que nos preguntamos todos es a quién se parecerá. De quién será esa nariz respingona, o esa boca, o esos ojos. Y cuando llega el momento de los ojos, siempre hay grandes dudas, porque el bebé, por regla general, suele tenerlos bastante claros. Los bebés de piel blanca, por regla general, los tienen de color azulado o grisáceo. Y esto suele ser así hasta, más o menos, el sexto mes.

Pero, ¿significa esto que el bebé vaya a tener siempre los ojos de colores claros? ¡Ni mucho menos! Porque el hecho de que tengan ese color durante sus primeros meses de vida no significa nada. Tiene mucho más que ver con el hecho de que aún no tienen melanina en la parte interior del iris, porque todavía no han estado expuestos a la luz del sol y no han adquirido ningún tipo de pigmentación.

Hay veces en las que el bebé nace directamente con los ojos marrones. De ser ese el caso, lo normal es que estos vayan oscureciéndose con el paso del tiempo, y acaben incluso siendo negros. Aunque también pudiera darse que se quedaran con los ojos marrones directamente, desde el principio.

Los bebés tienen los ojos claros porque no tienen melanina en el irisLos bebés tienen los ojos claros porque no tienen melanina en el iris

Por qué nacen con los ojos claros

El color de los ojos de una persona es algo muy identificativo, algo que le acompañará el resto de su vida. Es por eso que le damos tanta importancia cuando un bebé nace, nos preguntamos qué tonalidad irán adquiriendo con el tiempo. En nuestra sociedad están muy valorados los ojos claros, por ser un color bastante "raro", y es por eso que muchos padres quieren que sus hijos tengan los ojos claros, ya sean azules o grisáceos.

Pero, por desgracia, el hecho de que un bebé nazca con esa tonalidad de ojos no implica, necesariamente, que se vayan a quedar así para siempre. Normalmente suelen ir oscureciéndose a los seis meses, aunque puede tardar algo más y que no sea hasta el año que tengan el color definitivo. El color del iris, como ya hemos señalado anteriormente, depende de la melanina. Para quien no lo sepa, el iris es una proteína que es segregada por los melanocitos; estos son los encargados de dotar de color nuestra piel, nuestro pelo y, por supuesto, nuestros ojos.

Cuando un bebé es recién nacido, los melanocitos son todavía inmaduros y no producen melanina con toda la frecuencia con la que luego serán capaz de producirla. Es por eso que los ojos todavía no tienen el color que luego alcanzarán, porque aún no tienen la melanina necesaria.

Hay bebés que nacen directamente con los ojos oscurosHay bebés que nacen directamente con los ojos oscuros

Lo que sí es cierto y lo que no

Hay quien cree falsos mitos que llevan mucho tiempo circulando por ahí. Por ejemplo, eso de que el hecho de que un bebé tenga los ojos de color claros u oscuros está relacionado con la lactancia materna, y con lo que está dure. Pero no hay ningún tipo de base científica que sustente este pensamiento, con lo cual no es más que un mito. Que la gente crea esto puede tener que ver con el hecho de que la lactancia materna suele acabarse entre los seis y los nueve meses (momento en el que las madres vuelven a trabajar y disponen de menos tiempo para dar el pecho), y esto suele coincidir con el oscurecimiento de los ojos del bebé.

Lo que sí es cierto es que la activación de la producción de esta melanina se puede relacionar con la exposición al sol. En el caso del bebé, al no haber tenido ningún tipo de exposición al sol por haber estado en el útero de su madre, no hay apenas melanina; pero también se han dado casos de adultos cuyos ojos cambian de color al estar expuestos al sol. No obstante, no debemos olvidar que todo depende de la genética, y que por mucho que haya factores que puedan influir, será esta la que acabe decidiendo el color de los ojos del bebé.

Artículos recomendados

Comentarios