AHORRO ECONÓMICO

La reinvención de los pañales de tela

Los pañales de tela han vuelto al mercado renovados, mejorados y dispuestos a ayudar en la economía de las familias.

Cuatro bebés con pañales
Cuatro bebés con pañales

Uno de los mayores gastos con los que se enfrentan los padres de un niño recién nacido es el de los pañales. Sobretodo en los primeros meses de vida, los pañales se llevan un tanto por ciento muy elevado del presupuesto familiar.

En los tiempos que corren, muchas madres y padres buscan todo tipo de fórmulas para ahorrar sin perder calidad ni confort para sus hijos. Los pañales de tela, algo que a muchos recuerda momentos pasados y algo anticuado, han vuelto al mercado renovados, mejorados y dispuestos a ayudar en la economía de las familias.

Cómo son los pañales de tela


Los pañales de tela ya no son aquellos pedazos de trapo que nuestras abuelas tenían que limpiar constantemente, no absorbían lo suficiente y eran incómodos para los bebés. Los nuevos pañales de tela acostumbran a estar formados de dos partes destacadas. Por un lado, la parte absorbente, un trozo de tela, normalmente de algodón. Esta parte absorbente se puede presentar de distintas maneras:

- plano (las gasas de toda la vida), de manera que se puede doblar según las necesidades de tamaño y absorción;
- predoblado, con unos pliegues ya hechos;
- en forma de reloj de arena siguiendo la curva del propio bebé; o
- ajustados: cosidos en forma de pañal con sus elásticos y sus cierres.

Los pañales de tela actuales no se parecen a los del pasado
Encima de la parte absorbente se pone el cobertor o parte impermeable: una braguita con una goma elástica. Justo encima del pañal se pone el cobertor que es una braguita que evita que la humedad llegue al exterior.

Además, hoy en día existen pañales de una sola pieza en los que la parte absorbente y la parte impermeable están ya cosidas, de manera que se facilita al máximo el uso y la limpieza. Estos pañales (todo en uno, todo en dos o rellenables) solo se tienen que usar, lavar en la lavadora cuando están sucios, tender y ya están listos para volver a usar.

Un ahorro sustancial


Según Eloísa, creadora de la tienda on-line de pañales de tela, www.culitosdetela.com, estos son mucho más económicos que los pañales de un único uso. Si un niño acostumbra a usar 7 pañales al día de media durante unos dos años y medio, habrá usado aproximadamente 7.000 pañales, lo que supone un gasto medio de 1.400 euros.

Un paquete de 20 pañales de tela, suficientes para el tiempo que el pequeño usa pañal, ronda los 300 o 400 euros. Junto con el gasto del lavado, el consumo no llega a los 500 euros.

Una decisión ecológica


Al ahorro económico se suma una ayuda destacable al medio ambiente. Los pañales de único uso llevan productos químicos y petróleo y tardan unos 500 años en degradarse totalmente.

Una pareja cambia el pañal a su bebé
Los pañales de tela son buenos para niños y padres

Por otro lado, los pañales de tela los puede aprovechar un hermano pequeño cuando el mayor ya no los necesita, se pueden dar o revender, por lo que se favorece su reutilización.

Beneficiosos para el bebé


Además de los factores positivos para los padres y el medioambiente, el bebé también nota la diferencia. Según Eloísa, los pañales de tela transpiran más que los desechables por lo que disminuye la posibilidad de sufrir la afección conocida como dermatitis del pañal.

Los pañales de tela con buenos para el bebé y para el medio ambiente
Actualmente cada vez son más las madres y padres que optan por probar y decidirse por los pañales de tela. Beatriz es madre de una niña de 18 meses y está embarazada de su segundo bebé. A pesar de que en un principio le preocupaba la faena añadida de lavar los pañales de tela, para ella no ha supuesto un problema: "nos implicamos en la tarea de lavar, tender y ordenar. No nos supone apenas perdida de tiempo y la niña suele "ayudarnos". Eso era lo que más nos preocupaba y al final es lo mas fácil, mucho más que estar bajando la basura continuamente para evitar olores desagradables".

Como ella, muchas otras madres han escogido esta alternativa que para algunos supone una vuelta al pasado y un sinfín de incomodidades y para otros una opción más económica, práctica y ecológica.
Sandra Ferrer Viernes, 21 de Diciembre de 2012
 
 
 
 
 

Comentarios

¡Comenta en Bekiapadres.com!

Nos encantaría conocer tu opinión. Para comentar en Bekia Padres, necesitas estar registrado/a. Conéctate o haz clic aquí para registrarte.

Te puede interesar

Bekia en tu email

Introduce tu email para recibir el boletín diario con todas las novedades de Bekia.