Menú
Qué regalar por Navidades a un niño de 1 año
SUS PRIMEROS REGALOS

Qué regalar por Navidades a un niño de 1 año

Los niños de 1 año ya empiezan a disfrutar de los regalos que les hacemos, pero en Navidades, ¿qué es lo mejor?

Se acerca la Navidad, una de las festividades predilectas de muchos, no solo por los regalos que suelen traer, sino también por lo familiares que son. Y es que, junto con la Navidad, llegan también todas esas comidas y cenas con la familia y los amigos que tan buenos recuerdos suelen dejar posteriormente.

Pero, claro, junto con la Navidad también vienen los regalos a los sobrinos o hijos de amigos más pequeños, y eso siempre suele ser un quebradero de cabeza. Si el niño en cuestión tiene menos de 1 año, la cosa es relativamente fácil: cualquier regalo que puedan usar sus padres será bienvenido. Por ejemplo, un chupete o un biberón nuevo, un pijama, cualquier manta, o ropa, son regalos que los padres apreciarán. Y, a fin de cuentas, el niño es demasiado pequeño como para darse cuenta. No obstante, cuando el niño ya tiene 1 año, la situación se complica. Porque, sí, podemos seguir optando por regalarle una prenda de ropa o algo que pueda serle útil a sus progenitores, pero seguramente él agradecería mucho más algún tipo de juguete. ¿Qué deberíamos hacer en estos casos? ¿Qué le regalamos a un niño de 1 año por Navidad?

Qué regalar por Navidad a los más pequeños

Con 1 año, los más pequeños ya comienzan a ser conscientes de lo que es la Navidad. Probablemente no comprendan qué implica la festividad, pero sí verán que hay un árbol bajo el que alguien ha colocado una gran cantidad de regalos. Y querrán jugar, abrirlos y descubrir qué es lo que esconden. No será la Navidad que más recuerden, debido a su edad, pero sí que será la primera que disfruten.

Podemos regalar a los padres ropa, porque a esa edad crecen muy rápidoPodemos regalar a los padres ropa, porque a esa edad crecen muy rápido

Si cualquiera de vuestros sobrinos, hijos de vuestros amigos o cualquier otro conocido, tienen en torno a 1 año y no sabéis qué regalarle, no os preocupéis: es algo que le sucede a mucha gente. Cuando se regala a un adulto, o a un niño más mayor que ya tiene la capacidad de decidir qué es lo que le gusta y lo que no, es tan fácil como dejarse guiar por lo que ese niño o esa persona quiere. Pero cuando el pequeño en cuestión tiene 1 año... ¿Qué le regalamos?

Es mucho más fácil de lo que realmente pudiéramos pensar. Tenéis dos opciones básicas entre las que elegir en un primer momento: un juguete, algo que vaya destinado exclusivamente al niño, o alguna prenda de vestir, regalo que irá más enfocado a lo que los padres quieran o necesiten. La elección dependerá mucho de la relación que tengáis con los padres en cuestión, y de la situación de cada caso en particular.

Pongámonos en situación, e imaginemos que hemos optado por una prenda de ropa. Hay quien suele optar por regalarle un vestido a las niñas y una sudadera a los niños, pero obviemos por un momento estos roles de género tan marcados, y optemos por regalos que puedan servir tanto para niños como para niñas. Por ejemplo: unas deportivas. Los niños crecen muy rápido, y, con ellos, sus pies también crecen, así que unas zapatillas de su talla siempre serán bienvenidas. Las hay realmente buenas y asequibles si sabéis buscar; os recomendamos buscar unas que, más que ser de marca (aunque eso pueda vestir mucho para un regalo), prometan tanto comodidad como durabilidad. Eso sí: consultad la talla a los padres. Quizás el regalo pierda parte de su sorpresa, pero así os aseguraréis de no meter la pata.

Además de prenda de ropa para vestir, también podréis comprarle algo para la cuna o para la cama, como una manta o un conjunto de sábanas. No es un regalo tan habitual, pero si elegís un motivo bonito, o que al niño pueda gustarle, os aseguramos que acertaréis seguro. Sobre todo en el caso de la manta, porque podrá guardarla incluso cuando sea mayor, y será un precioso recuerdo de su infancia.

Los juguetes sencillos son los más acertados

Pasemos, ahora, al otro supuesto: ¿qué tal si preferimos regalarle algún juguete? Aunque creáis que esto puede suponer un quebradero de cabeza, no os asustéis, porque puede ser tan sencillo como elegir una manta adecuada. Solo hay que tener en cuenta que el niño tiene 1 año, y habrá cosas que le llamen mucho más la atención que otras.

Opta por juguetes que puedan coger fácilmente, también morder y tirarOpta por juguetes que puedan coger fácilmente, también morder y tirar

Con 1 año, los niños están aprendiendo a hacer la pinza con las manos, a coger cosas e ir colocándolas, pero todavía les falta mucho por aprender, mucha destreza por ganar. Es por eso que puede ser muy positivo regalarle cualquier juguete que le ayude con los movimientos de este estilo. Por ejemplo, ese juego en el que los niños tienen que ir colocando aros en un palo. Hay muchas versiones diferentes de este tipo de juguetes, pero todas suelen cumplir más o menos las mismas funciones. Lo que tenéis que tener en cuenta es que sean seguros (preferiblemente de madera) y coloridos, para que llamen aún más la atención de los niños.

Este tipo de juguetes, los que están pensados para que los niños desarrollen sus actividades motrices, son muy sencillos pero muy efectivos. Harán que el niño aprenda, además de jugar y entretenerse durante mucho tiempo. Hay otros juegos, más complicados y complejos, que pueden acabar por aburrirlos; no obstante, con estos siempre tendrán la oportunidad de ponerse a prueba. Si preferís un juguete que les enseñe, pero que les pueda durar cuando sean más grandes, siempre podéis buscar los bloques grandes que sirven para montar diferentes figuras. En un primer momento simplemente jugarán, pero conforme vayan cumpliendo años, aprenderán a montar cada vez construcciones más complejas. Son juguetes muy socorridos, y con los que siempre acertaréis.

También podéis optar por el tradicional peluche, algo con lo que también tendréis muchas posibilidades de aprobar. Antes de comprar un peluche, recordad que tiene 1 año, es decir, tened cuidado con las piezas pequeñas que puedan soltarse (como los ojos, o las pequeñas corbatas) porque podrían poner en peligro su seguridad.

Siguiendo nuestros consejos, ¡acertaréis seguro! Haréis feliz no solo al niño, sino también a sus padres. ¡Y a disfrutar de la Navidad!

Artículos recomendados

Comentarios