Menú
Qué hacer si mi hijo tarda en aprender a hablar
Qué hacer si mi hijo tarda en aprender a hablar
PRIMERAS PALABRAS

Qué hacer si mi hijo tarda en aprender a hablar

Los niños y las niñas empiezan a decir sus primeras palabras en torno al año de vida, pero algunos tardan más, ¿indica eso que tienen algún problema?

Aunque no es una norma general los niños suelen empezar a decir sus primeras palabras alrededor del año, año y medio si se apura, sin embargo, es raro que cuando se han alcanzado los dos años el niño aun no haya aprendido a hablar. ¿Deberíamos preocuparnos?

Las primeras palabras del niño

Hasta el medio año de vida los niños no dicen nada, solo se comunican a través de gestos deícticos o faciales. A partir de los 9 meses los pequeños suelen incluir balbuceos y sonidos parecidos a "ajo o ayo". En torno al año comienzan a componer sonidos y pueden decir sus primeras palabras como "mamá o papá", aunque no sepan todavía lo que significan, solo lo hacen como una respuesta de imitación. A partir de los 18-20 meses los niños ya suelen tener un pequeño repertorio de 20-25 palabras que usan para pedir cosas (comida, atención, agua, etc). A partir de ahí van ampliando poco a poco a el vocabulario, de manera que sobre los dos años de edad suelen llegar ya a las 50 palabras, pero como siempre esto es una generalización porque el número dependerá del entorno al que haya estado expuesto el pequeño. También suelen empezar con las combinaciones de palabras con el objetivo de dar órdenes simples, por ejemplo: "papá agua". Respecto a la comprensión, alrededor de los dos años los bebés suelen comprender algunas órdenes sencillas como "dame el juguete por favor", "da esto a mamá".

Sin embargo, aunque esto son solo unas directrices generales no debemos caer en el error de tomarlo todo al pie de la letra, en el desarrollo las habilidades se desarrollan en tiempos diferentes en los niños y es difícil que sigan el mismo orden o velocidad. Por eso, más que fijarnos en lo que hacen o no hacen debemos fijarnos en su desarrollo en conjunto y no solo en sus primeras palabras. ¿Están el resto de habilidades de tu hijo bien o presenta retrasos en algún otro área? Si no es así no debes preocuparte mucho.

No todos los niños dicen sus primeras palabras a la misma edadNo todos los niños dicen sus primeras palabras a la misma edad

-¿Oye bien? Es lo primero que tenemos que averiguar porque si al niño no le llega el mensaje está claro que no va a aprender a hablar. Es importante llevarlo a un especialista porque nosotros podemos pensar que nuestro hijo escucha bien solo porque responde a los sonidos cuando no necesariamente tiene que ser así. Para repetir el lenguaje no es solo necesario oír la voz si no escuchar unas frecuencias concretas. Llévalo a un otorrino para comprobar que en este sentido no tiene problemas.

-¿Te comprende? ¿Entiende lo que quieres decirle? La comprensión del lenguaje se desarrolla mucho antes que el habla, por eso, una vez descartado los problemas de oído tenemos que ver si podría haber daño neurológico. Oye el mensaje pero su cerebro no procesa bien la información. Puede ocurrir si el niño ha sufrido algún tipo de lesión o hipoxia durante el parto.

-¿Conoce alguna palabra? Si tiene un pequeño repertorio de palabras y no hay problemas significativos en el resto de las áreas del desarrollo lo más seguro es que todo sea correcto. Si puede reproducir una palabra con sentido y en un contexto apropiado es porque la ha oído, le ha dado un significado y la ha articulado.

-¿Le dais oportunidades para hablar ? Si todo lo anterior es correcto podéis investigar en como el niño cubre sus demandas por el día. ¿consigue el niño lo que quiere sin necesidad de utiizar sus primeras palabras? Si es así es normal que vaya más despacio a la hora de adquirir el lenguaje porque no ve como una necesidad el comunicarse oralmente con los demás (está consiguiendo todo lo que quiere sin esfuerzo). Si ese es el motivo no significa que el niño sea menos inteligente, puede incluso ser más inteligente que el resto porque economiza sus recursos. Por ejemplo, ¿para qué molestarse en hablar si puede conseguir lo mismo mediante gestos? Observa al niño durante el día y la forma que tenéis de comunicaros con él. Si este es el principal problema lo tenéis fácil, solo tenéis que dejar de darle lo que no pida hablando y dárselo cuando si lo haga.

-¿Vive en un espacio bilingüe? Si en vuestra casa se habla dos lenguajes es normal que vuestro hijo tarde un poquito más en adquirir las palabras. Es debido a que su cerebro tiene que trabajar más para interpretar dos lenguajes diferentes, es raro que el niño crezca aprendiendo solo uno, normalmente suele ir a la par con ambos y es mejor así.

Los niños comienzan a hablar en torno al año o año y medioLos niños comienzan a hablar en torno al año o año y medio

¿Qué deberíamos hacer si el niño aún no habla?

-No preocuparnos: Que el niño se retrase en la adquisición del lenguaje cuando no hay ningún problema orgánico (auditivo u neurológico) no debe de ser algo que nos preocupe hasta que vaya a ser escolarizado a los 3-4 años. Aun en esos casos, durante la escolarización se va a incentivar su desarrollo y puede que notemos una mejoría muy grande en pocos meses, aunque al principio le cueste un poquito más adaptarse.

-Leerle cuentos antes de dormir, un libro con muchos dibujos a los que puedas ir señalando y explicarle la acción. También deberías hablarle mucho durante el día, diciéndole todo lo que estás haciendo, aunque parezca que no te entienda la verdad es que todo cuenta y poco a poco se irán quedando con las cosas.

-Oblígale a pedirte las cosas con palabras. No le des las cosas cuando simplemente las señale o haga gestos. Aprovecha esos momentos de demanda para preguntarle claramente que es lo que quiere y como se dice, repítele la palabra y no se lo des hasta que la reproduzca.

-Adelántate a sus demandas. La estrategia más eficaz es esperar a que el niño use la palabra que tantas veces te escuchó decir pero sin que estés tu delante repitiéndola continuamente. Para eso tienes que observarle y anticiparte a sus demandas, así puedes animarle a expresarse. No es tan difícil como suena, si dedicas un poco de tiempo a observarle te darás cuenta enseguida de que es lo que le llama la atención, entonces espera y dale tiempo a que pueda expresar lo que quiere a su manera (aunque no esté perfecto) para después reforzarle.

Artículos recomendados

Comentarios