SÍNTOMAS Y POSIBLES CAUSAS

Qué es el embarazo ectópico o extrauterino

Se denomina embarazo ectópico o extrauterino el que tiene lugar fuera del útero. En ese caso, se puede decir que por error, el embrión se implanta en el lugar equivocado y trata de empezar a multiplicarse y crecer.

Mujer sufriendo dolores
Mujer sufriendo dolores
Se denomina embarazo ectópico o extrauterino el que tiene lugar fuera del útero. En ese caso, se puede decir que por error, el embrión se implanta en el lugar equivocado y trata de empezar a multiplicarse y crecer. Esta implantación conduce necesariamente a dos problemas inmediatos: el embrión no tiene espacio suficiente para crecer y, en su intento de sobrevivir, puede causar serios daños a los tejidos sobre los que se ha implantado debido a su alto requerimiento de sangre.

Por este motivo, este tipo de embarazo se considera una emergencia médica que termina prácticamente siempre con la muerte del embrión y que puede causar graves problemas a la madre. En el embarazo ectópico son varios los sitios en los que se puede implantar el óvulo fecundado. La mayor parte de las veces, son las trompas de Falopio las receptoras del embrión, pero este también se puede situar en la cavidad pélvica y en el propio abdomen.

En un proceso de gestación sin incidencias, el espermatozoide masculino suele fecundar al óvulo en las trompas de Falopio. Si el proceso es normal, este óvulo fecundado continuará su camino hacia el útero donde se implantará para continuar el proceso de crecimiento del feto que terminará en el parto. Este proceso normal se puede ver alterado por un trastorno fisiológico del proceso de reproducción, de forma que el óvulo fecundado, en vez de continuar su camino hacia el útero, detenga su camino y se implante en la propia trompa. También se puede dar el caso de que este óvulo fecundado continúe avanzando y se adhiera a un ovario o pase a ocupar el abdomen o la cavidad pélvica. En todos estos casos, estamos hablando de un embarazo extrauterino.

Cuando el embrión no se implanta en el lugar adecuado, se inicia un proceso que es pernicioso en sí mismo, ya que la información fisiológica del embrión le llevará a crecer y la consecuencia de ese crecimiento será un ataque a los tejidos y órganos en los que está implantado. En consecuencia, el feto nunca llegará a sobrevivir y la madre puede tener problemas tan serios que la pueden llevar, incluso, a la muerte. Por ello, es muy importante detectar a tiempo el embarazo ectópico y tomar las medidas médicas adecuadas para interrumpir el proceso, si bien es cierto que muchos de ellos terminan en un aborto espontáneo.

Causas del embarazo ectópico


No se puede decir con certeza cuales son las causas que hacen que se produzca un embarazo ectópico. Lo que sí se sabe es que cualquier obstáculo que se pueda encontrar el óvulo fecundado en su camino hacia el útero puede hacer que se produzca este tipo de implantación embrionaria. Y también se sabe que cualquier afección que pueda tener el útero puede impedir o dificultar la implantación del embrión fecundado.

El tabaco o la edad, posibles causantes
Por ello, cualquier alteración en las trompas de Falopio, tanto en la forma de las mismas como en la modificación de su tejido pueden ocasionar un embarazo ectópico.

Algunas enfermedades infecciosas, inflamatorias o de transmisión sexual pueden causar alteraciones en los tejidos. La endometriosis o el haber sufrido alguna operación quirúrgica en la zona pélvica o abdominal también pueden ser el origen de esta incidencia.

Parece que las personas con embarazos ectópicos previos pueden tener cierta tendencia a tener más, así como las mujeres que inician sus relaciones a muy temprana edad. Esta última causa puede estar relacionada con la inflamación de la zona pélvica.

Mujer sufriendo dolores de abdomen
Mujer sufriendo dolores de abdomen

Otras causas, como la edad avanzada de la madre, la ingesta de algunos medicamentos o el tabaco también se refieren como posibles causantes de una gestación de este tipo. En algunos casos improbables de embarazos producidos en mujeres que usaban el dispositivo intrauterino como método anticonceptivo, es relativamente frecuente que deriven en embarazos extrauterinos.

De todas maneras, toda esta serie de factores pueden estar detrás de una implantación extrauterina del embrión. Sin embargo, nunca se puede concluir su relación inequívoca con el mismo: son más bien explicaciones a casos de embarazos ectópicos.

Es importante destacar que la mayor parte de los embarazos extrauterinos ocurren sin ninguna causa aparente, por lo que la detección precoz de los mismos y el tratamiento adecuado son los únicos factores, en el momento presente, de minimizar la incidencia de este reto con el que se encuentra la ginecología.

Estadísticas e incidencia del embarazo ectópico en la mujer


Muchos equipos de ginecología de todo el mundo están trabajando en la realización de estudios científicos que aporten un poco de luz sobre el tema de los embarazos extrauterinos. Hay que tener en cuenta que los estudios estadísticos en este campo tienen validez desde hace algunos años. Los datos que se tienen del pasado, cuando los seguimientos de los estados de gestación no se hacían con el rigor que se hacen hoy en día en los países desarrollados, no aportan datos reales. Esto es debido a que muchos de los embarazos ectópicos se resuelven de forma natural con un aborto espontáneo, por lo que cuando no había seguimiento, se desconocía la causa.

En la época moderna, hay un control exhaustivo de todo el proceso de gestación previo al parto, por lo que el embarazo ectópico se suele detectar y, a partir de ese momento, ya se puede hablar de estadísticas.

El embrión se implanta en el lugar equivocado y trata de empezar a multiplicarse y crecer
En términos generales se puede decir que solo un 1,6 por ciento de los embarazos es ectópico, aunque también se puede concluir que este número está aumentando continuamente en los países desarrollados. Esto es debido a la incidencia de los factores de riesgo asociados fundamentalmente con los métodos anticonceptivos y con la edad de la mujer, que cada vez espera más años para quedar embarazada. En el caso de España, ese porcentaje aumenta a casi un 2,5 por ciento sobre los embarazos totales.

Otro dato estadístico que se puede aportar es que el 98 por ciento de los embarazos ectópicos tiene lugar en las trompas de Falopio y solo el 2 por ciento en los ovarios, abdomen o pelvis. Desde el punto de vista de la mortalidad de la mujer, en los países desarrollados ha disminuido drásticamente, si bien continúa siendo la principal causa de muerte por embarazo.

¿Cómo detectar un embarazo ectópico?


Habida cuenta de la importancia que tiene la detección precoz de este tipo de implantación embrionaria anómala para reducir las posibles complicaciones de gravedad que presenta, se han desarrollado algunas técnicas de diagnóstico que han permitido resolver graves incidencias.

Se puede sufrir las náuseas típicas de cualquier embarazo
Se puede sufrir las náuseas típicas de cualquier embarazo

Uno de los principales problemas de diagnóstico que presenta este tipo de gestación anormal es que, en algunos casos, es asintomático. Si bien es cierto que algunas mujeres pueden sentir los mismos síntomas que en un embarazo normal, como náuseas o dolor de senos, muchas no manifiestan estas reacciones. Sin embargo, la implantación del embrión fuera del útero va generando poco a poco problemas que se pueden traducir en algunos síntomas como sangrado vaginal, decaimiento, dolor abdominal y, a veces, dolor en un hombro.

No existe forma de poder evitar un embarazo extrauterino
Cuando una mujer presenta de forma recurrente alguno de estos síntomas es cuando entran en juego las técnicas de diagnóstico. Entre estas están el examen pélvico o la ecografía que pueden, en algunos casos, identificar el embrión. También la medida de la presión arterial puede indicar, en el caso de que esta sea baja, la posibilidad de que haya una hemorragia interna, posible signo de un embarazo extrauterino.

Una técnica diagnóstica muy fiable es el análisis de sangre para identificar la hormona gonadotropina que es signo inequívoco de embarazo. En el caso del embarazo extrauterino, el análisis daría positivo. Habría que hacer un seguimiento en un análisis posterior para ver si la cantidad de gonadotropina se estanca, en cuyo caso será un signo totalmente fiable de un embarazo extrauterino.

En definitiva, existen algunas técnicas diagnósticas que permiten poner en evidencia este tipo de embarazo, aunque todas ellas necesitan bastante tiempo. Por ello es muy importante, ante la mínima sospecha, acudir de inmediato a una consulta de ginecología. La detección temprana puede evitar problemas mayores y sustituir la intervención quirúrgica por un tratamiento médico.
Andrea Gutiérrez Lunes, 24 de Junio de 2013
 
 
 
 

Contenidos recomendados

 

Comentarios

¡Comenta en Bekiapadres.com!

Nos encantaría conocer tu opinión. Para comentar en Bekia Padres, necesitas estar registrado/a. Conéctate o haz clic aquí para registrarte.

Bekia en tu email

Introduce tu email para recibir el boletín diario con todas las novedades de Bekia.