Menú
Dientes neonatales: ¿pueden los bebés nacer con dientes?
Dientes neonatales: ¿pueden los bebés nacer con dientes?
CUIDADO QUE MUERDEN

Dientes neonatales: ¿pueden los bebés nacer con dientes?

Hay bebés que nacen con los llamados dientes neonatales, sin embargo, estos deben ser extraídos para evitar que se hagan daño..

Ese momento en el que, por primera vez, ves a tu bebé, siendo tan solo un recién nacido, justo después de nacer, seguramente acabe siendo uno de los más especiales de tu vida. Porque será la primera vez que veas a esa pequeña persona a la que llevas gestando aproximadamente nueve meses, y comprenderás que acabas de traer al mundo una vida.

No obstante, también puede ser chocante, puesto que hay cosas que nunca te esperas ver en un recién nacido que acaba de llegar al mundo. Como, por ejemplo, dientes. Pero, ¿sabías que sí que puede ocurrir que los bebés, en el momento de nacer, tengan dientes? Y estos pueden durarle incluso algunas semanas de vida, aunque seguramente habrá que recurrir a una extracción. No es lo habitual, pero puede pasar. Antiguamente, se consideraba que el bebé que nacía con dientes iba a tener algún tipo de don especial, o iba a tener una vida muy próspera; a día de hoy se sabe que eso no era más que una superstición, pero sigue sorprendiendo que un bebé tenga dientes al nacer.

Sorprendentemente, algunso bebés nacen con dientes o les nacen muy prontoSorprendentemente, algunso bebés nacen con dientes o les nacen muy pronto

Estos dientes se conocen como dientes neonatales, y no son muy comunes. Normalmente, pueden asociarse a otros síndromes, como el del labio leporino, aunque no siempre tiene que ser así. Curiosamente, suelen darse más en chicas que en chicos, y lo más frecuente es que los dientes que salgan sean los incisivos centrales de la parte inferior de la boca.

Son dientes que tendrán que extraerse

Cuando los médicos vean que el recién nacido tiene dientes, seguramente te explicarán cómo debes proceder. Estos dientes neonatales no suelen tener raíces, por tanto, lo habitual es tener que extraerlos para que el bebé no se los trague y acabe asfixiándose.

Aunque los dientes neonatales serán incómodos para el recién nacido también porque podría llegar a morderse la lengua; no hemos de olvidar que el bebé no está acostumbrado siquiera a usar todavía su boca para succionar, tendrá que ir acostumbrándose, y para ese proceso lo mejor es que no tenga dientes. Pero si al nacer tu bebé no tiene dientes, no te preocupes, puesto que el procedimiento a la hora de quitarlos es muy sencillo. Es algo que no debes retrasar (a menos que te lo indique un especialista) y que no debes obviar, puesto que no solo tu hijo podría hacerse daño, sino que también podría hacértelo a ti en caso de que le estés amamantando.

Los dientes neonatales se extraen para evitar que el bebé se muerda o haga daño a la madre durante la lactanciaLos dientes neonatales se extraen para evitar que el bebé se muerda o haga daño a la madre durante la lactancia

Cómo se extraen los dientes neonatales

El médico será el que te dirá qué proceso se debe seguir. Y es que aunque los dientes pueden no tener raíces, también puede darse el caso de que las tengan y el riesgo de asfixia no exista; en ese caso, tendréis que evaluar vosotros la situación y ver qué es lo que más os conviene. Si tuvieran raíces y estuvieran firmemente sujetos, no tendría que hacerse nada más, con lo cual os ahorraríais el paso que vamos a explicar a continuación.

Normalmente, se recurrirá a una exodoncia. Para poder realizarla sin que haya riesgos de que el bebé no coagule las pequeñas heridas, se deben esperar al menos diez días. Se hace con anestesia local y, tras la extracción, se le suele sugerir a la madre que dé el pecho al bebé; de esta forma, además de relajarse, la cicatrización se acelerará y será mucho más eficaz. Por otro lado, no debes preocuparte, puesto que el hecho de que el bebé haya pasado por este proceso no hará que sus dientes de leche tarden más en salir, ni nada de eso.

Los dientes neonatales no son ningún tipo de problema grave, y no hará que tu bebé tenga ningún trastorno posterior, con lo cual no debes preocuparte. A menos que no tengan raíces firmemente sujetas, o que comience a presentar problemas a la hora de alimentarse, ni siquiera habrá que intervenir.

Artículos recomendados

Comentarios