Menú
Psicosis postparto
Psicosis postparto
TRASTORNO PSICOLÓGICO

Psicosis postparto

Hemos oído hablar de la depresión postparto, pero hay madres que tienen psicosis postparto, con síntomas psicóticos al poco de tener a su bebé

Todos sabemos que una mujer embarazada está más sensible al entorno por los cambios hormonales y el estrés que conlleva el propio embarazo, siendo el pico más alto unos días antes del parto. Sin embargo, no todos saben que el propio embarazo puede desencadenar cuadros psicológicos que hacen sufrir a la madre en silencio al no comprender lo que le está pasando. La psicosis postparto es uno de esos trastornos que pocas mujeres sufren pero que cuando ocurre se vive con mucha angustia por parte de todos, tanto de la mujer como de la propia familia, siendo incluso peligroso para el bebé.

¿Qué trastornos psicológicos pueden aparecer tras el parto?

Tras el estrés y los cambios fuertes cambios hormonales que sufre la madre después del parto, es común que muchas mujeres pasen por un periodo de apatía y pesimismo llamado "baby blues". No suele durar más de 10 días y en ellos la mujer siente un estado de ánimo bajo, irritabilidad y llanto, sin mayor relevancia. Si el baby blues se cronifica podría derivar a una depresión postparto, un trastorno más incapacitante donde la madre caería dentro de una depresión de la que ya es más complicado salir, aunque con ayuda psicológica y a veces con medicación se supera. En este sentido, es importante que el personal sanitario y también la familia sepa que aunque ese bajo estado de ánimo en principio no es peligroso, si no se controla y se deja pasar puede empeorar.

Debemos estar atentos y brindar a la madre con psicosis todo nuestro apoyo y facilitarle el acceso al tratamiento psicológicoDebemos estar atentos y brindar a la madre con psicosis todo nuestro apoyo y facilitarle el acceso al tratamiento psicológico

La psicosis postparto

La psicosis postparto es un cuadro psicológico importante que puede sufrir una mujer después de dar a luz. No es común tenerla, de echo solo aparece en una de cada mil mujeres que da a luz, sin embargo, es un trastorno incapacitante y peligroso tanto para la salud de la madre como para la del bebé. Suele aparecer repentinamente tras unos días en los que la mujer parecía estable, en un periodo entre los diez días y los tres primeros meses tras dar a luz, pasados los tres meses es difícil que ocurra porque la mujer se encuentra más estable y menos estresada.

Por lo general, la psicosis postparto es un trastorno que responde bien al tratamiento, habiendo una gran mejoría si se atiende desde el principio y no se le resta improtancia. Sin embargo, de todas las mujeres que la sufren solo un 20% se atreven a decir a los médicos como se sienten. Otras veces, aunque lo hacen, los médicos pueden confundirla con una depresión postparto y dar un tratamiento que no es el adecuado. Por eso, es vital estar informada para que si sospechas que puedes llegar a sufrirla lo comuniques enseguida, también lo deben estar tus seres queridos para que puedan intervenir por ti en el caso de no ser tú consciente cuando la sufras. Muchos de los casos de mujeres que no reciben el tratamiento adecuado acaban con un final trágico. Las tasas indican que un 5% de psicosis postparto no tratadas acaban en suicidio de la madre y un 4% en infanticidio .

Síntomas frecuentes

- Labilidad emocional. La mujer tiene cambios muy marcados y bruscos de humor, puede que pase incluso por episodios de ira y falta de control.

- Alucinaciones auditivas sobre el parto y el bebé. Por ejemplo, puede oir voces que le digan que debe hacer daño al niño.

- Delirios, normalmente relacionados con el parto y el bebé. Es común que piensen que le han cambiado el bebé al nacer, que su bebé ha muerto y ese es otro, que su hijo es la reencarnación del diablo, etc. El contenido de los delirios depende de las influencias culturales de ella.

- En general tienen una pérdida de contacto con la realidad.

- Estado catatónico. La mujer apenas se mueve, dice o hace algo. También pueden dejar de comer o beber.

- Insomnio, ansiedad, pesadillas.

- Angustia y ansiedad durante la mayor parte del día.

- Lenguaje desorganizado y sin sentido.

- Pensamientos ilógicos, de suicidio y homicidas.

Aunque no se conocen las causas de la psicosis postparto, existen factores de riesgo que lo pueden propiciarAunque no se conocen las causas de la psicosis postparto, existen factores de riesgo que lo pueden propiciar

Causas de la depresión postparto

No hay unas causas específicas que hagan que las mujeres la desarrollen pero si unos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de ello.

- Mujeres que tienen familiares con algún tipo de psicosis, depresión grave o trastorno bipolar.

- Mujeres que hayan tenido en el pasado un episodio anterior de psicosis postparto.

- Haber sufrido un episodio de depresión o psicosis anterior en su juventud.

- Encontrarse en un ambiente de estrés, pobreza (o tener problemas financieros) y poco apoyo social.

- Sentimientos de baja autoestima. Durante el embarazo las mujeres no están a gusto con su cuerpo y además suelen tener preocupaciones relacionadas sobre si serán unas buenas madres o no. Esa incertidumbre sobre el futuro les hace más vulnerables.

El tratamiento de la psicosis postparto

El tratamiento resulta eficaz si se detecta el trastorno a tiempo, en ocasiones la propia madre es incapaz de pedir ayuda y deben de ser los familiares los que avisen a los médicos de su estado. Una vez que los médicos estén al tanto la mujer suele ser hospitalizada y apartada de su bebé durante un periodo de tiempo (recordemos que puede haber un 4% de probabilidades de infanticidio), hasta que esté estable. Durante ese tiempo recibirá fármacos antipsicóticos, antidepresivos y puede que también ansiolíticos, dependiendo de la gravedad del trastorno. Sin embargo, es vital que la mujer reciba también terapia psicológica. Esta terapia estará basada en disminuir las emociones negativas e ideas irracionales que pueda tener la madre. Más adelante y tras un tiempo prudencial, la terapia se centrará en restablecer el vínculo entre la madre y el pequeño.

Durante el tratamiento también es importante que los familiares sean conscientes de que la persona en esos momentos no es ella misma si no que tiene un trastorno psicológico. Es común que los maridos digan que esa no es la mujer con la que se casó y se pongan en contra de ella. Si esto ocurre la mujer solo empeorará porque se notará sin falta de apoyo, sola e incomprendida, aumentando así los delirios y paranoia que pueda estar sufriendo. Por eso, ante todo los familiares deben estar informados sobre esta patología para poder brindar a la madre del apoyo y comprensión necesario. Cuando la mujer se recupere volverá a ser la misma de siempre.

Artículos recomendados

Comentarios