Menú
Los primeros síntomas del embarazo
EMBARAZO

Los primeros síntomas del embarazo

La mujer embarazada suele tardar un tiempo en conocer su estado, gracias a las pruebas de embarazo, pero ¿cuáles son las primeras señales que avecinan un futuro bebé?

Cuando nos quedamos embarazadas, en la mayoría de los casos, los primeros días solemos vivir en la ignorancia absoluta de nuestro estado. Es por ello que los primeros síntomas y los primeros signos que nos indican que estamos en estado de buena esperanza son esenciales para saber cómo reaccionar y cómo comportarnos ante la nueva etapa que vamos a vivir.

Aunque es cierto que cada mujer es un mundo y que cada una vive los embarazos de una manera completamente diferente, incluso hay mujeres que viven los embarazos de formas muy distintas, hay algunos síntomas que son comunes en la mayoría de las mujeres y que aparecen incluso antes de la primera falta de la menstruación.

Primeros síntomas del embarazo

Aunque la única forma de confirmar cien por cien que estamos embarazas es con un test de embarazo que compramos en la farmacia o a través de un análisis de sangre que nos realice nuestro médico, hay algunos síntomas y algunos signos que nos van a dar algunas pistas de si estamos embarazadas o no.

Las náuseas y mareos son comunes, pero no todas las mujeres las sientenLas náuseas y mareos son comunes, pero no todas las mujeres las sienten

Si bien es verdad que comenzamos a pensar que estamos embarazadas cuando tenemos la primera falta en nuestra menstruación y coincide que hemos mantenido relaciones sexuales sin protección, también podemos observar otros cambios en nuestro cuerpo apenas en la primera semana en la que hemos concebido a nuestro futuro hijo.

La sensibilidad y el aumento del tamaño de nuestros pechos es una señal de que podríamos estar embarazadas. Esto es debido a que la hormona de la progesterona ya comienza a prepararse para lo que le espera por delante. Por ello, en las primeras semanas de embarazo es normal que la mujer note como sus pechos están mucho más sensibles y aumentan de tamaño e incluso podemos observar cómo poco a poco va cambiando la forma de nuestro pezón, que va adaptándose a esta nueva etapa.

Una continua sensación de cansancio y sueño, que nunca acaba de desaparecer por muchas horas que pase durmiendo o descansando es también uno de los primeros síntomas que la mujer sufre en los primeros días de embarazo. Esto se debe a que el organismo se está preparando para engendrar una nueva vida, por lo que el desgaste físico es mayor, por eso necesitarás un mayor descanso.

Los mareos, las náuseas y los vómitos, sobre todo a primera hora de la mañana, es algo que hay muchas mujeres que lo sufren, pero muchas otras no sienten nada, por lo que esto no va a ser determinante a la hora de confirmar si estás embarazada o no. Esto es porque las hormonas están viviendo un cambio brusco que hacen que reaccionemos así.

Por último, otro de los primeros síntomas que podemos vivir en las primeras semanas de embarazo es el rechazo a ciertos alimentos o a ciertos olores. Incluso aquellas comidas u olores que antes te encantaban, ahora no puedes soportarlos. Esto es porque se produce un aumento de estrógenos en el cuerpo de la mujer.

Si sospechas que estás embarazada, empieza a cuidar tu saludSi sospechas que estás embarazada, empieza a cuidar tu salud

Cómo cuidarme en los primeros días de embarazo

Si sospechas que pudieras estar embarazada aunque todavía no estás cien por cien segura porque no te has realizado el test de embarazo, a continuación vamos a darte algunas claves sobre cómo tienes que cuidarte para que tu forma de vida no afecte al feto en sus primeros días de gestación.

Intentar llevar unos hábitos de vida saludables, son la mejor manera de que nuestro bebé crezca dentro de nosotras sin ningún riesgo, ni problema para él. Comer de forma sana y variada, aportando a nuestro organismo alimentos con nutrientes y realizar algo de ejercicio físico, aunque no es aconsejable realizar deportes violentos, como por ejemplo deportes de contacto, son unos hábitos idóneos para que el bebé se desarrolle a la perfección.

Abandonar aquellos hábitos poco saludables que realizamos en nuestro día a día como el tabaquismo, beber alcohol, consumir drogas o llevar una vida muy sedentaria, pueden mejorar e incluso pueden hacer que se reduzca el riesgo de que nuestro bebé nazca con alguna enfermedad.

Artículos recomendados

Comentarios