Menú
El primer día de colegio en preescolar
El primer día de colegio en preescolar
VUELTA AL COLE

El primer día de colegio en preescolar

Con la llegad de un nuevo curso, muchos niños comienzan una etapa en educación preescolar, un día muy importante en el que pueden estar un poco nerviosos.

Termina el verano y con ello las vacaciones para los más pequeños. Puede que tu hijo no haya ido aún al colegio y la escuela preescolar sea su primer contacto. Aunque parezca contento con la idea, es probable que no sea consciente de a dónde va realmente o qué se va a encontrar, por eso durante el primer día o las primeras semanas, es normal que reaccione de una forma distinta a la esperada.

Por eso, es importante que tanto los padres como los niños confíen en la escuela preescolar y se tomen el tiempo que necesiten con tal de poderse adaptar adecuadamente a este nuevo lugar para ellos. Aunque el niño pueda parecer muy triste y llorar, en algunas ocasiones el llanto cesa a los minutos de irse los padres y muchos niños se integran rápidamente con el resto de los alumnos, disfrutando al máximo de su jornada en el colegio preescolar.

Descubre algunos consejos para poder lidiar con el primer o los primeros días de escuela preescolar o la vuelta al cole para que tu hijo y tú podáis también disfrutar de esta nueva experiencia en la vida y el crecimiento del más pequeño.

Es normal que los niños lloren al principio, pero descubrirá que el colegio es divertidoEs normal que los niños lloren al principio, pero descubrirá que el colegio es divertido

Consejos para los padres antes de empezar el curso

Para que los niños puedan ir relajados y contentos a su primer día de escuela o tras la vuelta de las vacaciones, los padres deben sentirse y mostrarse del mismo modo. Si el niño ve que el padre o la madre están nerviosos o no se sienten seguros a la hora de dejarlos en el colegio preescolar su miedo e inseguridad aumentarán, haciendo que no quieran quedarse o que lloren porque quizás piensen que sus padres no les van a ir a recoger.

Por lo tanto, busca un colegio de confianza. Si los padres se sienten a gusto con el funcionamiento de la escuela preescolar y con los profesores, seguramente le transmitan esta seguridad al más pequeño. En algunas escuelas se puede visitar el centro e incluso saludar a los profesores antes de empezar el curso. Esta primera toma de contacto es muy buena para los niños pequeños, sobre todo si es la primera vez que se enfrentan a esta situación, ya que un rostro conocido por los padres y por ellos les hará sentirse más cómodos.

Si se conoce el nombre del profesor o de la profesora se le puede llamar de este modo delante del niño incluso antes de empezar las clases. Al ser el nombre familiar hará que sientan que es alguien conocido por sus padres y su sensación de seguridad aumentará. Saludar al profesor con una sonrisa el primer día ayudará a que el niño se relaje y llore menos cuando se vayan los padres.

Una vez llegue el primer día de colegio preescolar

Llega la vuelta al cole y los nervios del primer día. Una vez en clase, intenta no prolongar el momento de la despedida. Lo idóneo sería dejar al niño en la puerta (si entra a clase con el profesor) o bien en el aula, despedirse e irse automáticamente. Mientras más tiempo pases despidiéndote, menos querrá el niño que te vayas e intentará hacer todo lo posible para que te quedes. En la mayoría de los casos se pondrá a llorar para llamar tu atención y si te quedas sabrá que esa es la manera con la cual consigue que te quedes y no le dejes allí solo.

Trasmite a tus hijos seguridad ante la nueva escuela, si no se pondrán más nerviososTrasmite a tus hijos seguridad ante la nueva escuela, si no se pondrán más nerviosos

Así pues, deberás despedirte e irte lo antes posible. Es normal que llore los primeros días, el niño llore una vez te hayas ido y se te rompa el corazón metafóricamente. Sin embargo, un error común es volver atrás o quedarse mirando a través de la puerta o de la ventana. De ese modo lo único que haces es prolongar tu preocupación y si el niño te ve sabrá que si llora vuelves o te quedas a su lado.

Si has confiado en esta escuela preescolar deberás comprender que es normal que el niño llore durante los primeros días. Probablemente sea la primera vez que se aleja de tu lado y que se encuentra solo, rodeado de un profesor y de otros niños a quienes todavía no conoce. Como nos sucede a los adultos, tras un primer momento de pánico, poco a poco nos tranquilizamos y nos integramos en el grupo.

¿Llora mi hijo más de lo normal?

En el caso de que tu hijo estuviese llorando más de lo normal o le sucediese algo durante su primer día de colegio preescolar o con la vuelta al cole, los profesores y trabajadores del centro se pondrían en contacto contigo. En ocasiones el niño necesita venir de manera gradual, es decir, un ratito todos los días para acostumbrarse a estar en clase. Cada niño es diferente, por lo que deberás vivir este nuevo momento tan especial del modo en que tu hijo lo requiera, consiguiendo que tarde o temprano se acostumbre a la vuelta al cole y pueda sacarle el máximo provecho a la escuela, como se merece.

Artículos recomendados

Comentarios