Menú
El primer día de colegio en educación primaria
El primer día de colegio en educación primaria
VUELTA AL COLE

El primer día de colegio en educación primaria

Con la vuelta al cole, nuestro hijo o hija comienza un nuevo curso y una nueva etapa, ayúdale a entender las partes positivas de ir a la escuela.

La vuelta al cole y el inicio de la primaria, los encuentros con los viejos y nuevos amigos, las lágrimas y las risas, padres que se olvidan el bocadillo de sus hijos en el coche. El primer día de colegio está lleno de hechos que se repiten siempre, pero que cada persona lo afronta de forma distinta. Lo que para muchos niños es un día normal, para otros puede suponer la absoluta felicidad o el más hondo pozo de tristeza.

Tu hijo nota que empieza una nueva etapa de su vida más complicada y para la que requerirá de muchos más recursos que en la anterior, pero no solo es él quien cambia de vida. Para ti también empieza una nueva época de deberes, actividades extraescolares y muchas otras preocupaciones que no tenías hasta ahora. ¿Cómo afrontar el primer día de colegio de tu hijo para que este se convierta en motivo de alegría?

Conoce sus miedos

Muchas veces los niños no dominan el lenguaje para poder expresar todo aquello que sienten o lo que les inquieta ante la vuelta al cole. Es importante que cuando detectes algún tipo de irritabilidad o de malestar en tu hijo empieces a hablar con él sobre su primer día de primaria. Una vez hayas creado un buen ambiente para que este se abra, debes intentar conocer todo aquello que le preocupa.

Intenta mostrarle los lados positivos del colegio para que no se ponga tan nerviosoIntenta mostrarle los lados positivos del colegio para que no se ponga tan nervioso

Un punto de vista positivo

Es importante concienciar a los futuros estudiantes de los cambios de dinámicas que van a experimentar al empezar el colegio. Tu hijo debe saber que ya es un poco más adulto que antes, pero no debe asustarse. No caigas en el error de explicarle como cambiará su día a día con advertencias que puedan intimidarle. Cambia el "habrá muchos niños en tu nueva clase y debes saber comportarte" por frases como "tendrás una oportunidad fantástica de hacer nuevos amigos en primaria".

Acostumbrarse a las rutinas

Que tu hijo no se muestre intranquilo ante su primer día de colegio no significa que todo vaya a ir sobre ruedas. En muchas ocasiones los niños no se alertan de la nueva situación hasta que están en la puerta del colegio despidiéndose de sus familiares. La nueva rutina, unida a ese shock temporal, podría afectar y mucho al rendimiento de tu hijo, por lo que debes anticiparte a la situación.

La vuelta al cole supone dejar atrás todo el tiempo libre de las vacaciones de verano y hay que intentar que ese cambio no pille a nuestros hijos por sorpresa. Por eso es muy importante que unos días antes del inicio del curso estos empiecen a acostarse más pronto y a madrugar más, adaptando sus ciclos de sueño a la nueva rutina. Acostúmbrales también a comer en un horario similar al que tendrán en el colegio, así te asegurarás de que no se deshacen del desayuno en el patio o de que no tienen hambre en horas de clase.

Si los niños no tienen unos buenos hábitos a la hora de concentrarse, sería una buena opción que días antes realizasen algún tipo de tarea en esas horas en las que en un futuro estarán haciendo sus primeros deberes. Sentarse a pintar algún libro para colorear o a leer les preparará para esas nuevas responsabilidades.

Las presentaciones

Ha llegado el momento. Decenas de niños y caras desconocidas encontrándose en la puerta del colegio con miedos e inseguridades ante el inicio de su etapa de primaria. Tanto si tu hijo domina bien las tácticas para socializarse como si siempre ha sido un niño solitario, debes recordarle algunas técnicas básicas para presentarse ante sus nuevos compañeros.

Interiorizar frases como "hola cómo estas, ni nombre es..." le ayudará a hacer sus primeros amigos. Eso sí, pese a la importancia de congeniar con otros compañeros, no debes presionar a tu hijo. Cada niño tiene su ritmo, así que tal vez necesite pasar algunos días apartado en el recreo para decidir con que compañeros desea pasar más tiempo.

El maestro como un amigo y no como autoridad

La figura del maestro es algo muy mitificado, sobre todo para aquellos padres que vivieron su época estudiantil en décadas de mucha represión y control en las formas. No debes dejar que algunas malas experiencias del pasado se plasmen en los ideales de tu hijo. El maestro es la autoridad en la clase, pero lo es más como un padre o madre que como un sargento. Tu hijo debe saber que el profesor está a su lado para ayudarle en todo, así que no debe dudar en acercarse a él para consultarle todas sus dudas.

Recuerda que la adaptación al nuevo entorno es necesaria y beneficiosa para tu hijoRecuerda que la adaptación al nuevo entorno es necesaria y beneficiosa para tu hijo

Es importante también que los niños vean en primera persona como sus padres conocen y establecen una relación cordial con sus maestros, ya que eso acerca posturas entre el estudiante y el profesor.

La escuela como un segundo hogar

La escuela no es una cárcel. Muchos niños mayores tienden a asustar e intimidar a los que van a empezar una nueva etapa como la primaria con falsas leyendas y tópicos. Pese a ello, tu hijo debe saber que la escuela será un lugar en el que pasará gran parte del día, y que por lo tanto actuará como un segundo hogar en el que estará siempre cuidado y protegido.

Los niños deben saber que aunque se separen de sus padres estos estarán al corriente de todo, y que en caso de sentirse mal o tener algún problema estos estarán en contacto con el centro en todo momento.

No dudes en llevar a tu hijo a las jornadas de puertas abiertas de su futuro colegio. Tantear el terreno antes le ayudará a tranquilizarse y a deshacerse de esas concepciones previas que se había creado. Es importante también que conozca a algunos profesores y entable una pequeña relación con ellos para aumentar así su grado de confianza ante el personal de la que será su segunda casa.

Todo listo para disfrutar

Una vez tu hijo y tu hayáis superado todos los temores que conllevan la vuelta al cole y el inicio de la primaria estaréis listos para hacer de ese día uno de los más especiales de vuestras vidas. Disfruta sin estrés de esta nueva aventura para tu hijo y aplica siempre un tratamiento positivo a todo aquello que pueda suceder, de esta forma el colegio pasará de ser una obligación a un placer para tus hijos.

Artículos recomendados

Comentarios