Menú
El niño y niña de 2 años
El niño y niña de 2 años
DESARROLLO

El niño y niña de 2 años

Descubre todo lo necesario sobre los niños y niñas de 2 años: alimentación, desarrollo, nuevos comportamientos, lenguaje, etc.

Los cambios que sufren los niños y niñas a los 2 años de edad son de suma importancia en diversos ámbitos del desarrollo. A esta edad, los pañales desaparecen pues tu pequeño/a será más independiente. En esta etapa los niños son más posesivos, y el "es mío" se convertirá en una de sus palabras favoritas. Del mismo modo, el bebé siente la necesidad de experimentar todo lo que le rodea, por lo que siente la voluntad de subir y bajar escaleras, fortaleciendo de esta manera sus pequeños músculos.

Las normas

Hasta ahora, tu hijo siempre ha ido aceptando las reglas impuestas sin ningún problema, e incluso se mostraba muy colaborador ante vuestras demandas. No obstante, una vez cumplidos los dos años, aparecen en su discurso palabras como "no" y "yo solo", además de lloros y pataletas que aparecen cada vez que le lleves la contraria en algo. ¡No te agobies! Esto no significa que tu hijo vaya a tener una personalidad complicada ni que le estés educando mal, pues es una etapa normal del desarrollo, la primera de una serie de periodos de rebeldía que vivirá tu hijo.

Así pues, a los 2 años el niño experimenta un gran cambio, pues adquiere una mayor autonomía y siente más necesidad de investigar y hace cosas sin requerir la ayuda de un adulto, lo que hace que se vaya enfrentando a su vez a más prohibiciones. Hay que tener presente que, para crecer, tu hijo necesita entrenar su autonomía.

A los 2 años el niño empieza a frustrarse porque quiere ganar autonomía y es normal que tenga berrinchesA los 2 años el niño empieza a frustrarse porque quiere ganar autonomía y es normal que tenga berrinches

Las emociones

En esta etapa, aumenta la inteligencia emocional de tu hijo de 2 años, es decir, conoce cada vez más sus emociones y se lanza a expresar qué le gusta y qué no, tanto con palabras como con lenguaje corporal. Esta expresión de emociones es más notoria fuera que dentro de casa porque empieza a comprender mejor la diferencia entre el "yo" y el "otro" a través de la relación con sus adultos de referencia o sus cuidadores principales. El hecho de existir reacciones como la impaciencia o la imposición sólo con vosotros, los padres, es buena señal, ya que indica que hay un apego positivo y un desarrollo emocional sano.

En este aspecto entran en juego las rabietas que, por incómodas que resulten, juegan un papel importante en el desarrollo emocional del pequeño de 2 años. Éstas irán desapareciendo a medida que vayan creciendo y madurando. Entre los 3 y 4 años disminuye su frecuencia y comienzan a desaparecer. Como padres, debéis tener en cuenta que las rabietas son un síntoma positivo y no duran eternamente. El hecho de que existan es beneficioso para tu hijo.

Debes tener en cuenta que el bebé aún no sabe controlar sus emociones. Si el niño pierde el control porque no soporta que le contradigan, no hagas lo mismo, pues tú eres adulto y debes saber controlar la situación. Recuerda que de ninguna forma debes ceder a sus exigencias, y procura no premiarlo cada vez que haga algo correcto, pues se acostumbrará a recibirlos por cada cosa que haga. Este es el momento de imponer los límites con prudencia y seguridad. La educación que reciba ahora será vital para su evolución en un futuro.

La alimentación del niño de 2 años

Un niño de 2 años podrá comer prácticamente de todo en raciones pequeñas, siempre y cuando evites ciertos alimentos picantes o más fuertes. Ten en cuenta que el niño necesita unas 1.300 kcal/día, 30-40 gramos de proteínas, 130-180 gramos de hidratos de carbono y unos 45-55 gramos de grasa al día. Además, en esta etapa ya es lo suficientemente mayor como para comer solo con sus propios cubiertos y estar sentado en la mesa con el resto de la familia.

En cuanto a los alimentos, los carbohidratos deberán proporcionar un aporte energético del 55 al 60% del total de las calorías ingeridas, las grasas se sitúan en el 30% del total y las necesidades de proteínas deben constituir del 12 al 15%. Se debe respetar, al menos, una proporción del 50% de proteínas animales para asegurar un aporte suficiente de aminoácidos esenciales. Ten en cuenta que ya no debe comer tan a menudo como antes, por lo que es el momento de reducir sus comidas a 5 al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, siendo el primero el más importante del día.

El niño debe adquirir buenos hábitos alimenticios desde el principio, por lo que una dieta equilibrada y variada que englobe todos los grupos de alimentos es lo ideal. Si el niño no quiere comer, no hay que ofrecerle alimentos alternativos pues lo estaremos mal acostumbrando a que hay que ponerle en la mesa lo que él quiera. Por ello, retírale el plato y no dejes que pizque entre horas, ya que le quitará el apetito.

A los 2 años el niño ya tiene un vocabulario de 50 palabrasA los 2 años el niño ya tiene un vocabulario de 50 palabras

El lenguaje a los 2 años

A los dos años, el bebé estará y se sentirá capacitado para hablar numerosas y variadas palabras y tendrá un vocabulario de hasta 50 palabras. Para demostrarlo, cantará canciones enteras, reconocerá los colores básicos e intentarán contar por lo menos hasta el número cinco. El abecedario les fascinará. Así mismo, sabrán decir su nombre a la perfección y contará a sus padres todo lo que hace en la guardería. También contestarán a las preguntas que se les haga y hablarán con gran entusiasmo.

Como regla general, los niños comienzan a hablar después que las niñas, aunque esta variación tiende a aparecer a la edad preescolar. Así pues, a los dos años, hay más variación en el desarrollo del lenguaje que en cualquier otra área, aunque este desarrollo depende de las capacidades que tenga el niño. Habrá algunos niños en edad preescolar que desarrollan destrezas del lenguaje a un ritmo constante, mientras que otros parecen dominar las palabras de manera irregular. No te preocupes si tu hijo se encuentra en el segundo caso, pues esto no significa que los niños con el ámbito verbal más desarrollado sean más inteligentes o estén mas avanzados que los más callados.

Puede ayudarle a enriquecer su vocabulario y destrezas del lenguaje puedes realizar lecturas como parte de su rutina diaria. A esta edad, podrá seguir la línea del cuento y entenderá y recordará muchas ideas e información que se presenta en los libros. No olvides que los libros que les leas deben ser breves, debido a que se le dificultará permanecer sentado por un largo período de tiempo, los libros que le lea deberán ser cortos.

Artículos recomendados

Comentarios