Menú
En qué consiste el método Baby-Led Weaning de alimentación del bebé
En qué consiste el método Baby-Led Weaning de alimentación del bebé
LECHE Y SÓLIDOS

En qué consiste el método Baby-Led Weaning de alimentación del bebé

¿Conoces el método Baby-Led Weaning para bebés? Esta novedosa técnica a demanda está revolucionando la alimentación infantil.

En un momento dado, todo bebé crece y deja de alimentarse exclusivamente de leche, ya sea esta materna o de sustitución. En torno a los seis u ocho meses, los bebés ya están más que listos para empezar a complementar la lactancia con otro tipo de alimentación. Sí es cierto que el momento depende del bebé, y puede que unos estén listos antes y otros un poco más tarde. Sabréis que vuestro hijo está preparado para comenzar a tomar algo más que leche cuando se sepa mantener erguido por sí mismo, puesto que este será el indicativo de que es capaz de tragar sin atragantarse.

Llega entonces el momento en el que tendréis que pasar a darle purés, ¿no? ¿O es que su alimentación puede ser de otra manera? Tradicionalmente, se nos ha enseñado que los bebés deben pasar de la leche al puré, puesto que al continuar siendo líquido, es mucho más cómodo para el bebé. No obstante, esto no tiene por qué ser siempre así: los bebés también pueden pasar a tener una alimentación sólida, sin necesidad de que los purés sirvan como método de introducción. ¿Habéis oído hablar del método Baby-Led Weaning?

Qué es el método Baby-Led Weaning

El método Baby-Led Weaning también puede recibir el nombre de alimentación complementaria a demanda. Así, a grandes rasgos, podemos decir que consiste en continuar alimentando al bebé principalmente de leche, ya sea materna o de sustitución, a la par que se le comienza a proporcionar comida sólida (debidamente preparada) para que vaya curioseando, y se vaya adaptando.

Corta la comida en tiras para facilitar que el bebé las cojaCorta la comida en tiras para facilitar que el bebé las coja

Vamos a tratar de explicar de una forma un poco más precisa qué diferencia hay entre el método Baby-Led Weaning y el método que nosotros hemos visto hasta ahora como tradicional. Normalmente, el bebé suele tomar leche de forma exclusiva hasta los tres meses y, a partir de ahí, se le comienza a dar puré; por supuesto, a los tres meses un bebé no está preparado para tomar sólidos, con lo cual tiene sentido hacer esto. Pero el bebé puede continuar teniendo una alimentación basada únicamente en la leche hasta los seis meses, sin necesidad de introducir ningún tipo de puré. Y, una vez que cumpla los seis meses, será perfectamente capaz de ir tomando alimentos sólidos. Si esta introducción de elementos sólidos se combina con leche a demanda, estaremos llevando a cabo el método Baby-Led Weaning.

Este método de alimentación a demanda juega a favor de los bebés, puesto que continúan haciendo lo que hasta ahora habían hecho con la leche, sobre todo si provienen de lactancia materna. Durante el proceso de lactancia, el bebé suele comer a demanda (aunque también hay quien prefiere mantener las tomas cada ciertas horas), a su propio ritmo, puesto que no hay forma de presionarle para que vaya más rápido, por ejemplo.

Hay que tener muchas cosas en cuenta si realmente se quiere optar por el método Baby-Led Weaning. Por ejemplo, se deben evitar los alimentos que tengan sal o azúcar añadidos, así como todos los platos preparados, la miel, el marisco, los huevos crudos y algunos tipos de pescado, como el pez espada. Por lo demás, el bebé puede llevar exactamente la misma alimentación que llevan los padres o los hermanos mayores. Esto hará que comiencen a sentirse involucrados a la hora de la comida, que experimenten con más ganas y, finalmente, que coman mejor.

Con el Baby Led Eaning el bebé aprende a conocer las texturas y sabores de la comidaCon el Baby Led Eaning el bebé aprende a conocer las texturas y sabores de la comida

Es importante que no se presione al bebé para que coma más rápido, y que no se le meta comida en la boca. Él debe aprender, y eso toma su ritmo. El Baby-Led Weaning no es el método más rápido, pero si es uno de los más eficaces si lo que pretendéis es que vuestro bebé aprenda a comer. Hay que comenzar con comidas que sean muy fáciles de agarrar, como las tiras; además, si vais introduciendo poco a poco distintas texturas, añadiendo nuevas verduras y demás alimentos, el bebé irá acostumbrándose a todos, y acabará por probar todo tipo de comida. Iréis viendo cómo vuestro bebé prefiere unos alimentos a otros, o con qué se siente más cómodo, y podréis ir adaptando el método poco a poco.

El introducir alimentos sólidos no implica que el bebé deba dejar el pecho o el biberón, ni mucho menos. Lo mejor es continuar ofreciéndolo, y que decida si quiere o no, si se ha quedado con hambre o si puede seguir comiendo. Así, el bebé también aprenderá cuándo realmente está saciado, y controlará mejor su instinto alimentario.

Miedos, posibles problemas y cómo solucionarlos

El mayor miedo que tendréis, como padres, es si el bebé se ahogará, y la respuesta es rotunda: si se llevan a cabo ciertas medidas de seguridad, no. El bebé es totalmente capaz de digerir los sólidos especialmente preparados para él. Eso sí, los alimentos deben estar preparados. Por ejemplo, si le vais a dar alimentos pequeños, como cerezas, debéis partirlos por la mitad para evitar que se atragante; además, debéis quitar todos los huesos, puesto que eso sí que no van a saber cómo gestionarlo. Tampoco deben comer frutos secos, puesto que no van a poder masticarlos bien.

El Baby Led Eaning es un método a demanda donde se intercalan sólidos con lecheEl Baby Led Eaning es un método a demanda donde se intercalan sólidos con la leche
Si vuestro bebé va a comer en la guardería, deberéis explicarle bien cuál es el método de alimentación que estáis siguiendo, pero también prepararos para que os digan que no pueden aplicarlo. Normalmente se negarán para evitar riesgos, aunque vosotros les aseguréis que los riesgos son mínimos, y que no sucederá ningún problema. Si con quien va a comer es con cualquier otro miembro de vuestra familia, también debéis explicarle bien el método, para que no haya confusiones. Especificad que nadie debe poner comida en la boca del bebé, excepto el bebé mismo.

Si seguís el método Baby-Led Weaning, tenéis que tener en cuenta lo que os exigirá a vosotros como padres. No podréis dejar al bebé solo mientras come (aunque eso no es algo que se suela hacer), y debéis aceptar que al principio el bebé comerá bastante poco. No os preocupéis por esto último, y recordad que es alimentación a demanda y complementaria. Ah, y por último... ¡Preparaos para limpiar! ¡Mucho! Porque este es un método bastante sucio, ya que el bebé tirará alimentos al suelo, se pondrá perdido... ¡Pero también disfrutará mucho!

Artículos recomendados

Comentarios