Menú
Elabora tu propia crema corporal casera para la piel del bebé
Elabora tu propia crema corporal casera para la piel del bebé
NATURAL

Elabora tu propia crema corporal casera para la piel del bebé

Si quieres mantener la piel de tu bebé hidratada y cuidada, pero mucho más natural y sin aditivos químicos, toma nota de esta fórmula par hacer una crema casera.

La piel de un bebé requiere de un cuidado mayor ya que es mucho más sensible que la de un adulto. Se trata de una persona que aún se está formando y que no nace que las mismas defensas que a lo largo de su vida irá desarrollando. Por ello, las cremas tienen una gran importancia ya que, aparte de hidratarles la piel, ayudan a combatir a aquellas pequeñas irritaciones que puedan aparecer causadas por agentes externos, alguna intoxicación alimenticia...

Existen muchas cremas en el mercado, pero, a veces, nos da más seguridad una crema natural hecha en casa que nos permita saber, realmente, qué ingredientes lleva. Esta elección puede favorecer que la crema sea mucho más natural y que no tenga químicos que puedan llegar a afectar a la piel de nuestro bebé, aunque las comerciales suelan ser bastante conscientes de a quién van destinados sus productos.

Los productos naturales llevan sólo los ingredientes esencialesLos productos naturales llevan sólo los ingredientes esenciales

Receta de una crema corporal para un bebé

Existen distintas posibilidades de cremas a realizar dependiendo nuestros propios gustos o la zona que queramos hidratar. Puede ser que sean para todo el cuerpo, para la cara, para el culito... Hay una gran variedad de cremas con un origen natural puede hacerse sin salir de casa. En este caso, vamos a explicar cómo hacer una crema casera para todo el cuerpo.

1. Ingredientes. Para poder realizar esta crema natural para la piel de nuestro bebé tendremos que utilizar las siguientes cantidades de estos productos. Estas cantidades son orientativas y siempre se tendrá en cuenta la cantidad que se quiera realizar. En este caso, la cantidad no será muy grande para que la crema no se pierda de un uso a otro ya que al ser natural hay ese problema.

- 2 cucharadas de agua de rosas

- 6 cucharadas de aceite de almendras

- 8 gramos de cera de abeja

- Flores de manzanilla

Las flores de manzanilla que nos sobren también nos sirven para hacernos una infusiónLas flores de manzanilla que nos sobren también nos sirven para hacernos una infusión

2. Elaboración. Antes de empezar a hacer la crema para nuestro bebé, habrá que poner en un recipiente a macerar las flores de manzanilla con el agua de rosas. En algunos casos, hay personas que en este paso también añaden flores de caléndula para aportarle más propiedades a esta crema. Normalmente, se deja macerar la mezcla entre 24 y 48 horas para, posteriormente, filtrarla y ponerla en un recipiente. A continuación, toca disolver el aceite de almendras y la cera para que quede una mezcla uniforme. Para ello, se pondrán ambos ingredientes al baño maría y se irán removiendo con una cuchara hasta que se junten. Posteriormente, habrá que dejarlo enfriar a temperatura ambiente sin que llegue a solidificarse. Por último, se juntan todos los ingredientes en un mismo recipiente donde se baten hasta que la crema esté lista.

3. Zonas de aplicación. Esta crema está pensada para usarse como hidratante en todo el cuerpo del bebé, aunque, dependiendo de qué zona esté más irritada, puede usarse en mayor cantidad en aquellos lugares donde el pañal haya podido crear irritación o donde se aprecie que la piel esté un poco más seca de lo que debería.

Artículos recomendados

Comentarios