Menú
¿Qué diferencia hay entre residencia de estudiantes y colegio mayor?
¿Qué diferencia hay entre residencia de estudiantes y colegio mayor?
ÉPOCA UNIVERSITARIA

¿Qué diferencia hay entre residencia de estudiantes y colegio mayor?

Cuando los estudiantes tienen que abandonar su ciudad e irse a vivir a otro lugar tienen varias opciones entre las que se encuentran la residencia o el colegio mayor. ¿Qué diferencias existen entre ellas?

¿Qué diferencia hay entre la residencia y el colegio mayor?¿Qué diferencia hay entre la residencia y el colegio mayor?

Una vez superada la selectividad, toca irse a estudiar a la universidad. No siempre los estudios que queremos hacer los tenemos cerca de casa o nos sale rentable la posibilidad de ir y venir. Existen diversas posibilidades entre los jóvenes a la hora de escoger el modo de convivencia que prefieren. Normalmente, en primer lugar suelen optar por un colegio mayor o una residencia para luego ya pasar a un piso con otros estudiantes que han conocido en la universidad o con los que han estado conviviendo en algún sitio de estos.

El precio incluye manutención y alojamiento
Tanto una residencia de estudiantes como un colegio mayor son opciones que pueden resultar un poco caras para el bolsillo de algunas personas, pero hay que tener en cuenta que ofrecen a todo aquel que vaya la manutención y alojamiento. La principal diferencia entre ambos es que el colegio mayor, aparte de ofrecer el alojamiento y la manutención, también te ofrece jornadas de convivencia, excursiones y todo tipo de actividades que ayudan a que los estudiantes que se alojan allí puedan conocerse y entablar amistad. Normalmente estas actividades suelen llevarse para los llamados novatos que están en su primer año de estudios.

Nada más llegar suelen tener un fin de semana de convivencia para que se creen lazos de amistad entre ellos. Posteriormente, el propio colegio mayor suele organizar actividades a las que pueden apuntarse cualquiera de los estudiantes que se alojan en él. Estas actividades puedes ser religiosas en el caso de que sea un centro adscrito a una orden religiosa, deportivas, excursiones...

Tus hijos convivirán con otras personasTus hijos convivirán con otras personas

Ambas son dos opciones para aquellos padres que viven con un poco de miedo el primer año de universidad de sus hijos y no les ven capacitados para poder tener una vida independiente en un piso. En estos sitios van a poder disfrutar de un régimen completo de comidas que harán que los padres se despreocupen en ese aspecto. En alguna residencia es posible que las habitaciones vengan equipadas con cocina para que los estudiantes puedan hacerse su propia comida y no tener que depender de los horarios del centro. También ambos tienen servicios adicionales como pueden ser el servicio de lavandería o biblioteca.

Además incluyen zonas de ocio donde relacionarse con otros jóvenes estudiantes. En ellas pueden ver la televisión, hay zonas amplias de sillones donde poder hablar tranquilamente e incluso una pequeña área recreativa para despejar la mente. Pueden pertenecer a las propias universidades o ser independientes. En el caso de que pertenezcan a la propia universidad, suelen estar situados bastante cerca de ésta para que no pille a desmano el desplazamiento de los jóvenes.

El control será mayor en colegios mayores y residencias
En el caso de que sean instituciones independientes puede que pillen en una zona bastante más alejada pero esto se verá reflejado en el precio del mismo. Asimismo, el precio también dependerá de cómo sea la forma de compartir habitación. La convivencia puede ser teniendo una habitación individual, pero también existe la posibilidad de que haya dos camas y sea compartida, por lo tanto el importe a pagar será mucho más económico.

Un gran inconveniente que tienen ambas, son los horarios. Durante el día los estudiantes pueden entrar y salir libremente, pero por la noche hay una hora tope para poder volver. Existen permisos especiales que han de ser pedidos por los padres y que hacen que la hora de vuelta aumente o que directamente no exista. En algunos centros estos derechos son ilimitados, pero en otros sólo pueden disfrutar de un determinado número de permisos a lo largo de un periodo de tiempo.

Los amigos que hagan en la residencia o colegio mayor marcarán su paso por la universidadLos amigos que hagan en la residencia o colegio mayor marcarán su paso por la universidad

A la hora de escoger el colegio mayor o la residencia, lo mejor será buscar información, ya sea a través de internet o preguntando en la propia universidad. Ahí podremos ver detalladamente qué servicios ofrece cada uno y el dinero que nos puede suponer a lo largo del curso escolar. Un aspecto a tener en cuenta es saber si algún amigo va a estudiar al mismo lugar y saber dónde se va a alojar, puede ser un apoyo fijo antes de empezar a relacionarse con el resto de las personas.

Muchos jóvenes han estado en centros católicos a lo largo de su enseñanza escolar, así que si los padres quieren que sigan en cierta manera ligados, pueden informarse sobre si las órdenes tienen un centro donde los estudiantes pueden alojarse. Aún así, estos sitios suelen ser de paso, ya que lo más normal es que pasado el primer o segundo año de universidad, el estudiante haya formado su grupo de amigos, ya sea en clase o en el colegio mayor o residencia y decida irse a un piso para poder tener una mayor libertad, sobre todo de horarios.

Artículos recomendados

Comentarios