Menú
El desarrollo del olfato en el bebé, ¿desde cuándo puede percibir los olores?
El desarrollo del olfato en el bebé, ¿desde cuándo puede percibir los olores?
OLORES

El desarrollo del olfato en el bebé, ¿desde cuándo puede percibir los olores?

¿Te has parado a pensar qué olores perciben los bebés, y desde cuando lo hacen? En realidad, el olfato es uno de los sentidos más importantes en los recién nacidos.

Por lo general, en todas las personas, los sentidos del olfato y el gusto están relacionados; pero en un bebé esto es mucho más importante porque influye directamente en sus preferencias a la hora de comer. También adquiere una estrecha relación con sus emociones y esto se ve en el apego que se ejerce entre la madre y el hijo.

¿En qué momento se desarrolla?

Todo este desarrollo empieza cuando en la semana 7 de embarazo comienza a formarse la naríz del embrión y un poco después se desarrollan sus fosas nasales, pero no es hasta las semana 10 que el bebé producirá los receptores que posteriormente usará para poder oler.

Éste comenzará a usar dicho sentido ya desde el útero, familiarizándose en un primer momento con el olor que produce el líquido amniótico. Este proceso le será de ayuda para tomar la leche materna posteriormente, ya que este olor y sabor es muy parecido, y también para la comida sólida que necesitará durante su crecimiento porque los alimentos que ingiere la madre también los recibirá desde dentro.

Los olores ayudan a los bebés a reconocer y recordar personasLos olores ayudan a los bebés a reconocer y recordar personas y momentos

En un bebé recién nacido, el olfato es uno de los sentidos más importantes, debido a que en los primeros meses él no puede ver y reconocerá a sus seres queridos a través del olor, sobre todo a la madre, a la que no solo distinguirá por su olor natural, si no también podrá oler la leche materna. El sentido del olfato está también muy relacionado con la memoria, algo que se almacena en esa misma parte del cerebro dónde están todos los recuerdos, por eso los recién nacidos asocian mentalmente los aromas con las experiencias que han tenido al oler; por tanto, igual que a las personas adultas también les puede pasar, años después, un aroma puede disparar un recuerdo en la memoria del bebé y transportarle a un momento o sentimiento en particular.

Desarrollo del olfato en el bebé

Este proceso de desarrollo se produce a través de varias fases a lo largo del primer año de vida del bebé. Un proceso que va cogiendo forma durante todo éste tiempo y en el que las mamás, los papás y todos los que están a su alrededor tienen una importancia crucial, ya que puede llegar a estabilizar los gustos y preferencias de la persona en la que se convertirá posteriormente.

Nada más nacer, éste será uno de los sentidos que más utilizará, debido a que con lo único con lo que está familiarizado el pequeño es con el olor personal de la madre, que para él será único, siendo capaz de distinguir entre el olor de la la leche materna de su propia madre y el de otra mamá diferente; por ello se sentirá seguro y protegido. En este sentido es muy importante no usar perfumes o colonias los primeros días para que estos olores artificiales no trastornen ese recuerdo que tiene en cuanto a olor natural de su progenitora. Estos olores naturales mutuos, harán que vaya aumentando la hormona oxitocina , también conocida como la hormona del amor, que es la que ayudará en ese desarrollo del vínculo y apego entre ambos.

Al mes de nacer, el bebé empieza ya a acostumbrarse a oler su entorno, pero será muy importante evitar aquellos que sean algo más fuertes o amargos, ya que podrían cambiar su sentido del gusto e incluso empeorarlo. Las mamás deben tener esto muy en cuenta, por que si usan perfumes, champús o acondicionadores de pelo con olores muy marcados, pueden influir en una mala alimentación del niño o niña. Sin embargo, cuando ya cumpla los 3 meses de vida, será mucho más consciente de las personas de su alrededor, pero seguirá usando el olfato como forma de reconocer a las personas y es por eso que a veces llorará o pateará cuando le moleste el olor de algún extraño.

El olfato es el sentido que más usan los recién nacidosEl olfato es el sentido que más usan los recién nacidos

A los 6 meses llega el momento de comenzar a introducir alimentos sólidos a su dieta, por lo que se valdrá tanto de los olores como del los sabores para decidir su gusto culinario; sin embargo a los 10 meses ya tendrá retenidos muchas de estas características en su cerebro y se hará cada vez más reacio a probar cosas nuevas, ya que no se atreverá a probar tantas cosas como al principio. Este sentido se seguirá desarrollando hasta más o menos los 8 años de edad, momento en el que todos sus sentidos estarán ya prácticamente a su máximo nivel y los relacionará perfectamente entre sí.

Olores que calman a tu bebé

Desde el principio de su vida, existen unos olores muy específicos por los que los pequeños recién nacidos tendrán preferencia, y es el olor de sus familiares, sobre todo el de su madre y el de su padre. Del mismo modo también reconocerá los olores de ciertos lugares, y le ayudaran a saber en cual de ellos se encuentra en concreto. Por eso, a veces, si se siente mal, inquieto o triste; llevarlo a un lugar en concreto le puede tranquilizar o incluso dormir. Ésto también le puede pasar con ciertos objetos, por ello puede preferir una manta u otra,o un peluche en particular, éstos les harán sentir más seguros y cómodos.

En este aspecto, existen estudios que certifican que el uso de ciertos aceites o masajes pueden tranquilizar al bebé incluso para ciertas dolencias típicas en recién nacidos; un masaje con aceite de lavanda para los cólicos, el aceite de almendras para aquellos que sufren más estrés, son técnicas que suelen funcionar. Sin embargo hay que tener mucho cuidado con el uso de estos productos y no aplicarlos directamente sobre la piel del recién nacidos, ya que podrían sufrir trastornos en su piel que en ese momento de sus vidas está extremadamente sensible.

Artículos recomendados

Comentarios