Menú
¿Debo lavar los dientes a mi bebé aunque sean de leche?
HIGIENE

¿Debo lavar los dientes a mi bebé aunque sean de leche?

Los bebés también necesitan tener una higiene bucal, para ello existen cepillos especiales para sus dientes, así evitaremos que tengan problemas y caries.

Cuando tenemos un hijo son muchas las cosas que tenemos que aprender de golpe para asegurarnos de su bienestar y de su buena salud. Algunas se nos aconsejan por parte del médico o de los familiares y amigos que se han encontrado en esta situación antes, pero otras puede que pasen desapercibidas al no ser consideradas tan importantes para algunos.

A partir de los doce meses de edad empezarán aparecerle los primeros dientes a tu bebé. Estos son los denominados dientes de leche y le ayudarán a comer hasta los cinco o los seis años de edad, que será cuando comience a cambiar estos dientes de leche por los que serán sus dientes definitivos.

Aunque estos dientes de leche sean temporales, los bebés y los niños deben cuidarlos del mismo modo que cuidarán bien sus dientes finales. Esto es porque también pueden tener caries en los dientes de leche y pueden sufrir problemas en las encías si no se los limpian bien, como harán en el futuro cuando se les hayan caído todos los dientes de leche y ya tengan los dientes definitivos, que deberán cuidar todavía mejor para evitar así dolores o infecciones de dientes o encías.

Siempre debemos mantener la hignee de la boca del bebéSiempre debemos mantener la hignee de la boca del bebé

¿Debo lavar los dientes de leche de mi bebé?

Aunque los dientes de tu bebé sean de leche y vayan a caérsele a partir de los cinco años de edad, es muy importante que se los limpies del mismo modo que limpias los tuyos. Eso es porque es la mejor manera de prevenir enfermedades, tanto en los dientes como en las encías y, además, podrás evitar futuros problemas de colocación de los dientes. Es decir, que una sonrisa cuidada desde un principio podría evitar futuros problemas con los dientes definitivos, como reducir el uso de ortodoncia (aunque unos dientes de leche limpios no siempre garantizan que el niño vaya a tener una sonrisa perfecta en el futuro).

¿Cómo le puedo lavar los dientes a mi bebé?

Cuando le empiecen a aparecer los primeros dientes tu bebé será demasiado pequeño como para poderse lavar los dientes por sí solo. Entonces tú deberás ayudarle a hacerlo. Recuerda que deberás comprar un cepillo especial para niños pequeños, ya que el de adultos podría llegar a hacerle daño en las encías y será demasiado grande para su boca.

Algunas marcas tienen cepillos de dientes para niños adaptados a su edad. Será importante también que adquieras una pasta de dientes específica para niños, ya que le será mucho más adecuada que aquella de adultos, tanto por su composición como por su sabor, que será mucho más del agrado del bebé.

Existen muchos tipos de cepillos adaptados para bebésExisten muchos tipos de cepillos adaptados para bebés

Asegúrate que limpias bien entre los dientes y todos y cada uno de ellos. Si al bebé le cuesta acostumbrarse a la sensación de lavarse los dientes, hazlo poco a poco. Deberá ser algo rutinario para ellos, por lo que lo mejor será que se acostumbre y que no se convierta en algo difícil de hacer, tanto por su bien como para tu tranquilidad.

Que lavar los dientes no sea un tedio

Plantéaselo como algo divertido, de este modo a medida que vaya creciendo comprenderá no solamente la necesidad de lavarse los dientes por su salud, sino porque es algo que tú también haces a diario. Entonces, probablemente, tenga ganas de aprender a lavarse los dientes por sí solo y ya no requiera de su ayuda. No obstante, asegúrate de que se los está lavando bien y no dudes en consultar con un dentista si crees que podría tener alguna dolencia en los dientes o las encías.

Aunque los dientes sean de leche, debes visitar al dentista al menos una vez al año, al igual que lo hacen los adultos. De este modo podrás saber si se está limpiando bien los dientes el niño y si tiene alguna caries o problema en la dentadura que podamos solucionar o prevenir lo antes posible. Cuidar la sonrisa desde lo antes posible le ayudará notablemente en el futuro, siendo consciente de la necesidad que existe de lavarse los dientes y convirtiéndolo en un paso básico de su rutina diaria.

Artículos recomendados

Comentarios