Menú
Dar paga a nuestros hijos, ¿a favor o en contra?
APRENDIENDO A AHORRAR

Dar paga a nuestros hijos, ¿a favor o en contra?

Dar paga a los hijos no es una obligación, sino una decisión personal. Te contamos las ventajas y desventajas de cada opción.

Niño con monedas en la manoEl 62% de los niños no recibe paga

Seguro que a más de uno os suena la frase de: "¿Por qué yo no tengo paga? Todos mis amigos tienen una". El tema de la paga siempre ha sido muy controvertido. ¿Debo dar paga a mi hijo? ¿Cuánto debo darle? ¿Y cada cuántos días?

El año pasado salió a la luz un artículo escrito por la Universidad Complutense de Madrid y la plataforma financiera para adolescentes Keepunto. El informe llamado "Adolescentes 2013: hacia una correcta formación y autonomía en el consumo" recogía algunos datos interesantes.

- El 62% de los niños no reciben paga, sino que siempre que quieren algo es dado por los padres y en el 70% de los casos ese dinero no está asociado a obligaciones por parte de los hijos, es decir, no tiene una función ni recompensadora ni sancionadora, simplemente la reciben.

- La media de dinero que se les da a los adolescentes que reciben paga es aproximadamente de 25 euros a la semana, mucho dinero para los tiempos que corren. Con lo cual muchos no necesitan ahorrar apenas para comprarse cosas.

Ante estos resultados los investigadores llegaron a la conclusión de que actualmente los padres que dan tanto dinero de paga les importa poco el enseñar el valor del esfuerzo en el chico. Y es que si acostumbramos a dar a nuestros hijos dinero por hacer poco o nada solo criaremos a adolescentes malcriados que acabarán pensando que la paga, lejos de ser un privilegio, es un derecho.

Ventajas de dar la paga

Por un lado, la paga tiene sus ventajas, y que también debemos tener en cuenta:

- Enseñamos al niño a esperar y ahorrar . Al darle una asignación semanal o mensual le estamos enseñando a posponer las recompensas, a no ser tan impulsivo y a reflexionar en que deben invertir el dinero en función de sus intereses. "¿Y si en vez de gastarme un euro en chucherías lo ahorro para comprarme al final de la semana esa revista de videojuegos?". Para que aprenda este valor tiene que verlo en nosotros porque si no perderá todo el sentido, tenemos que dar ejemplo. Una buena manera es pedirle que nos acompañe a comprar "X cosa" medianamente cara y mientras lo hacemos explicarle lo mucho que tuvimos que ahorrar para ello y desechar caprichos del momento.

Niña con una hucha y una calculadoraCon la paga podemos enseñar a los niños a ahorrar y administrar su dinero

- Podemos utilizarlo como un elemento reforzador. Algo de lo que poder tirar para motivarlos (o desmotivarlos) a hacer ciertas cosas. Podemos retirarle la paga cuando haga algo inadecuado o darle un pequeño dinero extra por hacer una tarea que normalmente no entra dentro de sus competencias, por ejemplo lavar el coche.

- Aprenden a cuidar su material o/y juguetes. Si vuestros hijos son muy descuidados y estáis hartos de gastaros dinero en material escolar porque no lo cuida, podéis descontar esos gastos de la paga semanal. Una vez que ya ha empezado el curso y tu hijo tiene todo el material necesario para empezar, es su responsabilidad cuidarlo. Todo lo que pierda o rompa saldrá de su paga. Por ejemplo, imaginad que le dais 4 euros a la semana cada sábado, pero resulta que el viernes ha perdido su goma y lapicera, pues al día siguiente le dais 2 euros explicándole despacio y amablemente por qué se le ha descontado ese dinero de la paga. Seguramente al principio se enfadará y tirará el material o lo romperá, en ese caso (y por mucho que se enfade) le retiráis de nuevo el valor de ambos. Aunque la primera vez sea una lata, con el paso de los días se irá haciendo más responsable de sus cosas y se aprenderá a administrar mejor. Si se usa esta estrategia es muy importante ser estrictos y no ceder nunca ante sus quejas.

Desventajas de dar la paga

Por otro lado, dar paga a nuestros hijos tiene sus puntos más negativos, que podemos sopesar antes de tomar una decisión:

- No podemos controlar lo que compran. Si le damos una paga a nuestros hijos es difícil poder controlar lo que compran y lo que no. Si es un niño o niña podría gastarse de una tacada todo el dinero en chucherías. Este problema es aún mayor cuando se trata de adolescentes y si el salario es alto, si tienen mucho dinero en el bolsillo hay mayor riesgo de comprar sustancias psicoactivas como alcohol, tabaco u otras drogas.

- Diferencias entre hermanos. Si tenemos varios hijos pueden aparecer enfados entre ellos y será casi imposible contentarlos a todos. "¿Por qué a él le das más paga?", o "¿Por qué me la retiras solo a mi?"

- Sin la paga le controlamos los caprichos: hay padres que prefieren administrar ellos todo el dinero. Le cubren a los hijos los gastos y después, si quieren algo con mucho tesón deciden comprárselo o no. Dar una paga en familias numerosas o que no están bien económicamente no es recomendable porque, al fin y al cabo, aprender a administrar el dinero lleva tiempo en niños pequeños y hasta entonces podrían malgastarlo.

¿Qué opción es mejor?

Las dos opciones son válidas porque, al final, dar la paga es una decisión personal que debe decidir cada familia en función de su estado económico, creencias y características de cada niño. Hay opiniones de todo tipo y deben de respetarse todas, pero independientemente de eso, si es cierto que lo que nunca deberíamos hacer es dar una paga gratuita, solo por el mero hecho de que es nuestro hijo, una paga tendría que ir orientada con un fin educativo, enseñarles el valor del esfuerzo y como gestionar el dinero.

Chica de comprasA los adolescentes les podemos dar la paga mensualmente para que aprendan a gestionarla

Si finalmente nos decidimos por dar a nuestros hijo deberíamos esperar a que tuviesen al menos 10 años, donde ya tienen conocimientos sobre el manejo del dinero. Se puede empezar dándoles una paga muy pequeña de manera semanal. Si son adolescentes les enseñe a ahorrar y administrar durante el mes todo el dinero. Si ese mes se ha gastado el 80% del dinero en el primer fin de semana tendrá que sobrevivir con lo que le quede el resto del mes. Como padres no podríamos cubrirle o adelantarle la siguiente paga. Es bueno que se queden alguna vez sin efectivo porque así se pensará dos veces en que va a invertir el dinero.

Por último, en el excepcional caso de que decidamos dar dinero a nuestro hijo aun habiéndose gastado el suyo (por ejemplo por un cumpleaños de última hora), podemos hacerlo en forma de crédito y con un papel firmado por ambos, acordando el día en que será devuelto, para que vea que te lo tomas en serio y que las deudas hay que pagarlas. Si no te lo devuelve, en la siguiente paga le descontarás ese importe más un extra por la espera.

Artículos recomendados

Comentarios