Menú
7 curiosidades de los bebés que no te imaginarías
7 curiosidades de los bebés que no te imaginarías
NACIMIENTO

7 curiosidades de los bebés que no te imaginarías

Hay muchas cosas que quizá no supieras de los bebés cuando nacen, te contamos 7 datos curiosos sobre los bebés que te sorprenderán.

Cuando nos ponemos frente a un bebé recién nacido, el primer pensamiento que se nos viene a la cabeza es de fragilidad y ternura, ya que al verlos tan pequeños solo podemos pensar en que son muy indefensos. Prestarles nuestro cuidado y atención es lo mínimo que podemos hacer cuando de un bebé se trata pero, en realidad, existen decenas de curiosidades en nuestros bebés que no nos van a dejar indiferentes.

En la actualidad se saben muchas cosas acerca de los bebés, pero hay algunas curiosidades sobre ellos que todavía no las tenemos muy controladas y puede cambiar nuestra concepción de ellos.

1. Nacen sin bacterias en el cuerpo

.

Los bebés recién nacidos vienen al mundo sin bacterias en su cuerpo, por lo que estos tienen mucha más facilidad para contraer una enfermedad. Conforme van avanzando en los días de vida, estos van sumando poco a poco el número de bacterias. En este caso es fundamental que el recién nacido se alimente con la leche materna, o el calostro, que va a conseguir que el bebé reciba bacterias de su madre.

Aunque lloren, los bebés no tienen lágrimas hasta que cumplen 4 mesesAunque lloren, los bebés no tienen lágrimas hasta que cumplen 4 meses

2. Ven el mundo en blanco y negro

Una de las curiosidades que más llaman la atención sobre los recién nacidos es que estos no tienen desarrollados el sistema para poder diferenciar los colores, por lo que ven en blanco y negro. Cuando un bebé acaba de nacer su visión no está del todo desarrollada por lo que, en la mayoría de ocasiones, comprar juguetes coloridos no sirve de nada, ya que estos no van a poder disfrutar de ellos en su totalidad. Hasta que los bebés no cumplen 6 meses no van a tener la visión totalmente desarrollada.

3. Todos los bebés nacen con los ojos claros

Todos los bebés cuando nacen tienen el color de ojos entre gris y celeste, lo cual no quiere decir que este vaya a ser el color definitivo de sus ojos. Conforme vaya creciendo el pequeño iremos viendo cómo evoluciona el color de sus ojos hasta llegar al suyo.

4. Su cerebro no para de desarrollarse

Cuando un bebé nace, como el resto de su organismo, el cerebro también tiene que terminar de desarrollarse. Esto quiere decir que en esta etapa es cuando más retiene el cerebro, ya que está en pleno crecimiento y a toda velocidad. Es alrededor de los 5 años cuando el niños alcanza el tamaño del cerebro que va a tener para el resto de su vida, pero no es hasta los 25 años cuando el adulto termina de formar su cerebro.

Todos los bebés nacen con los ojos claros, luego se les oscurecenTodos los bebés nacen con los ojos claros, luego se les oscurecen

5. Tienen más pecho al principio

Uno de los datos más curiosos sobre los bebés recién nacidos es que estos cuando nacen segregan leche de sus pezones, por lo que nacen con el pecho un pelín desarrollados. Esto es debido a que los cambios hormonales que la madre ha sufrido durante el periodos de gestación ha sido traspasado hasta el bebé, por lo que es bastante normal que el pequeño nazca con esta peculiaridad. Conforme avancen los primeros meses de vida, esto irá normalizándose y llegará un momento en el que el pecho del bebé desaparezca.

6. Les relaja escuchar voces femeninas

Cuando un recién nacido se encuentra en un momento de estrés o de agobio, se sentirán mucho más relajados en el momento que escuchan una voz femenina. Esto es debido a que mientras que estaban en el vientre de la madre se acostumbraron a su voz, por lo que en cualquier momento de malestar, una voz de una mujer les será más relajante que una masculina.

7. No tienen lágrimas hasta los 4 meses

Cuando los bebés recién nacidos lloran, que lo suelen hacer bastante a menudo, lo hacen sin lágrimas. Con esto no quiere decir que cuando lloran lo hagan sin sentimiento, es que los recién nacidos solo cuentan con las lágrimas necesarias para mantener el ojo hidratado, por lo que es muy difícil que los bebés lloren con lágrimas. En torno a los 4 meses de vida es cuando sus glándulas lacrimales comienzan a funcionar de manera correcta y, por lo tanto, los bebés sueltan sus primeras lágrimas.

Una vez hemos conocido un poco más estas curiosidades que muy pocas personas saben acerca de los bebés recién nacidos, quizás nos ha cambiado el concepto de fragilidad y sensibilidad que estos nos transmiten al parecer tan pequeños e indefensos.

Artículos recomendados

Comentarios