Menú
Cuentos de terror para contar a los niños en Halloween
MIEDO

Cuentos de terror para contar a los niños en Halloween

Te enseñamos algunos cuentos de miedo para contar a los niños en la noche de Halloween, así usaremos nuestra imaginación y será más terrorífico que una película.

Halloween es una fiesta cada vez más extendida en España gracias a las influencias de otros países del mundo. Ahora mismo, la mayoría de los niños conocen su existencia. Por eso, el día 31 es normal hacer fiestas infantiles de Halloween donde los niños se disfrazan, comen snacks y ven películas de miedo.

Tanto si vas a celebrar una fiesta como si solo vas a pasar una noche tranquila con tus hijos, nunca viene mal tener a mano algunas historias infantiles para poder asustarles en su medida justa por la noche.

¿Por qué contar un cuento en Halloween ?

Por la noche, normalmente los padres suelen poner una película de miedo a sus hijos, hacen palomitas y se olvidan del tema. Ven con ellos la película o los dejan a su aire si son varios. Es un plan tranquilo en el que los padres pueden disfrutar de unos momentos de paz mientas sus hijos están entretenidos. Sin embargo, si quieres pasar un rato agradable con ellos e involucrarte en mayor medida, un cuento es mejor.

- Mediante un cuento estamos estimulando la imaginación de los niños. Le estamos dando órdenes a su cerebro de que se imagine lo que estamos contando y no le damos la historia en bandeja para que solo tengan que pegar el trasero delante de la pantalla. Además nuestra imaginación puede asustar más que las imágenes.

- Ahí reside la verdadera magia de Halloween. Antiguamente en la noche de las brujas los niños (y no tan niños) se reunían alrededor de la chimenea para contar historias de miedo. También era un momento familiar, un momento que tú ahora puedes aprovechar para reforzar los lazos familiares.

El momento de los cuentos lo recordarán los niños con mucho cariñoEl momento de los cuentos lo recordarán los niños con mucho cariño

- Tus hijos lo recordarán con cariño. Seguramente tus hijos tendrán un mejor recuerdo de estas fechas si eres tú mismo quien comparte ese momento con ellos que si simplemente les pones una película. Además en la historia también puede participar el pequeño, puedes pedirle que cambie el final del cuento o incluso podéis interpretarlo con muñecos (los cuentos al tener menos personajes son más fáciles de interpretar).

Cuentos para contar a tus hijos en Halloween

A continuación os dejamos con algunos cuentos ordenador por nivel de miedo, de menos a más, así podrás elegir los más adecuados en función de sus edades.

1. Juan sin miedo

El relato de "Juan sin miedo" es un relato cuento de terror de los hermanos Grimm. Es un cuento indicado para los más pequeños de la casa porque no da miedo y tiene un final feliz. Este cuento además tiene una moraleja: todos nosotros tenemos miedo a algo y no debemos temer aceptarlo porque es parte de nosotros, incluso los más valientes tienen miedo a algo. Sin embargo, la diferencia entre un cobarde y un valiente es que el valiente asume sus miedos y se enfrenta a ellos. Este famoso cuento es muy fácil de encontrar en Internet y al tener variedad de personajes está especialmente indicado para que podáis incluso interpretarlo con marionetas.

2. Jack O' Lantern

Este cuento de terror es muy famoso y puedes encontrarlo fácilmente en Internet. Además tiene una moraleja final que puedes aprovechar para enseñarle algo nuevo a los niños: "quien juega con fuego se quema" o "quien juega con el peligro cae en él". Te explica también el origen de las calabazas como linternas en la noche de los difuntos. Trata de un hombre pícaro y estafador que se encuentra con el diablo en una taberna. El demonio viene a llevarse su alma pero Jack hace un trato con él que tiene trampa. Tras engañarle varias veces finalmente hace jurar al diablo que no se llevará su alma y así consigue esquivar la muerte unos años más. Cuando por fin muere no es admitido en el cielo porque tuvo una vida corrupta y miserable, pero en el infierno tampoco lo quieren porque el diablo juró no llevarse su alma, así que el diablo le dice que se vaya por donde ha venido y le da un trozo de carbón del infierno para que alumbre el camino de vuelta y que Jack mete en una calabaza vacía. Así, a Jack no le queda más remedio que vagar eternamente, con una calabaza a modo de linterna.

La historia de Jack O'Lantern es un clásico de HalloweenLa historia de Jack O'Lantern es un clásico de Halloween

3. El niño del cementerio

Hace unos años un niño llamado Álvaro (poner el nombre que quieras) acompañó a su madre al cementerio a visitar la tumba de un amigo muy querido por la familia. Mientras sus padres presentaban sus respetos a la tumba de su amigo, Álvaro estaba sentado en un banco a unos metros de ellos. Al poco rato un chico de su misma edad y vestido con unos pantalones cortos de tela le tocó el hombro por detrás:

- Hola, me llamo Juan. ¿Juegas conmigo al balón?

Álvaro asintió contento ¡por fin tenía un amigo con quien jugar! Juntos estuvieron jugando a la pelota hasta que de una patada que el niño le propinó cayó al lago que estaba rodeando el cementerio, el niño le pidió a Álvaro que si podía ir a cogerla, pues él era más pequeño y seguramente nadaría peor. Álvaro ni corto ni perezoso entró al lago y cuando por fin agarró la pelota una mano helada tiró de su camisa hacia abajo. Sus padres lo vieron de lejos haciendo esfuerzos por no ahogarse y lo sacaron de ahí. En cuanto Álvaro recobró el sentido preguntó:

- ¿Le habéis devuelto a Juan la pelota?

- ¿Juan? ¿Quién es Juan?- Preguntaron ellos sorprendidos.

Días después, buscando por internet cuando sus padres dormían, supo que en ese mismo lago se había ahogado un niño 10 años atrás intentando recuperar su pelota.

4. Pinocho

La última posición es para este cuento. Seguro que recuerdas la bonita historia de Pinocho que Disney convirtió en película, divertida, infantil y con moraleja. Sin embargo, la historia original de Collodi en 1882 no tenía el final feliz de la ballena. En la original Pinocho recibe castigos muy duros por todas las travesuras que hace, se comporta de modo cruel (incluso mata a Pepito Grillo de un martillazo) y siempre se está portando mal. También hay una parte en la que aparece el Hada Azul sin cara culpando a Pinocho por todas sus faltas. Finalmente, Pinocho muere ahorcado por todos los pecados que cometió. Ante el éxito que iba teniendo la historia al final se modificaron los últimos capítulos para darle un toque infantil. Sin embargo, si realmente quieres asustar a tus hijos y a la vez que aprendan una moraleja leeles el cuento original, es más traumatizante y perturbador que muchas de las historias de terror que hay hoy en día.

Artículos recomendados

Comentarios