Menú
Cuando tenemos ganas de orinar constantemente durante el embarazo
DESARROLLO DEL EMBARAZO

Cuando tenemos ganas de orinar constantemente durante el embarazo

Durante el embarazo es normal tener más ganas de orinar, tanto por el aumento del flujo sanguíneo, como por la presión que el útero hace sobre la vejiga.

El embarazo es un momento mágico en la vida de muchas mujeres. Durante estos meses de gestación el cuerpo de la mujer sentirá muchos y distintos cambios por los cuales debe estar preparada si quiere acostumbrarse y sentirse mejor antes y después de la llegada del bebé.

Durante el embarazo son muchos los cambios físicos que experimentará la mujer y no debe dudar en consultar con su ginecólogo cualquiera de estos que considere relevantes o que le preocupen, ya que lo más importante es su salud y la de su bebé.

Uno de estos cambios en el cuerpo pueden ser las frecuentes ganas de orinar que tendrá durante los nueve meses de gestación. Esto es completamente normal durante el embarazo, pero está bien que la mujer conozca por qué se producen estas ganas tan intensas de orinar, algo que quizás nunca había sufrido antes.

Las ganas de orinar suelen venir porque el útero presiona la vejigaLas ganas de orinar suelen venir porque el útero presiona la vejiga

Ganas de orinar constantemente durante el embarazo

Algunas mujeres notan muchas ganas de ir a orinar incluso antes de estar seguras de si están embarazadas o desconociendo que pueden estar esperando un bebé. Es uno de los detectores más comunes para saber si las mujeres están embarazadas, por lo que si lo has estado intentando y de golpe notas que tienes muchas ganas de orinar quizás sea el momento de comprarse una prueba de embarazo y poder saber si estás embarazada.

Ambas cosas están relacionadas, es decir, que si estás embarazada es normal que tengas más ganas de orinar. Esto se produce porque al quedarte en cinta tus hormonas cambian rápidamente para adaptarse a este nuevo momento de tu vida y esto influye a que la sangre pase más rápidamente por los riñones, ese órgano de tu cuerpo encargado de que la orina pueda ser filtrada y expulsada de tu cuerpo, por lo tanto la frecuencia de ganas de orinar será más común que en el caso de que no estuvieses embarazada.

Si tienes enfermedades relacionadas con los riñones, como la infección de orina, también es habitual que tengas ganas de orinar más a menudo. Por eso, es aconsejable acudir al médico y comentarle lo que te está sucediendo, de modo que así puedas determinar si estás sufriendo una infección de orina o si bien tienes más ganas de orinar porque estás embarazada.

La sangre circulará más rápido por tu organismo seguramente durante todo el embarazo, ya que el nivel de ciertas hormonas irá aumentando progresivamente y tendrá que proporcionar todos los nutrientes necesarios para tu bebé en gestación y mantener sus constantes vitales. Este aumento y incremento de la velocidad de la circulación de la sangre en tu organismo hará que, de nuevo, tus riñones se vean afectados y tengas más ganas de orinar y más constantemente.

No es bueno aguantar las ganes de orinarNo es bueno aguantar las ganes de orinar

Otro de los factores que puede hacer que tengas más ganas de orinar será el hecho de que el bebé va ganando forma y volumen dentro de tu barriga. El útero se irá haciendo cada vez más grande para acomodar al bebé, lo que hará que el resto de órganos de la zona de la barriga se vean un poco oprimidos para dejar espacio al bebé. Esto puede hacer que oprima ligeramente tu vejiga y tengas todavía más ganas de orinar.

El hecho de ganar volumen en general hará que tus piernas se sientan resentidas durante el día, ya que cuando estés de pie notarás como pesas más que anteriormente. Piensa que has ganado mucho peso en poco tiempo, aunque no hayas engordado mucho durante el embarazo, porque el bebé ocupa un espacio en tu barriga que hace meses no tenías. A causa de esto se te hincharán las piernas y generarán líquido, el cual seguramente drenes cuando estés en posición horizontal. Por lo tanto, es muy probable que por la noche tengas más ganas de orinar que de costumbre.

Es bueno que vayas al baño a orinar cada vez que tengas necesidad de ello y aunque las ganas sean una constante. Si reprimes las ganas de ir al baño será peor para tu salud. En los casos en los que no haya un baño cerca y las ganas de orinar sean una constante tendrás que evitar el consumo de bebidas gaseosas o estimulantes, ya que serán peor para contener la constante gana de ir al baño.

Artículos recomendados

Comentarios