Menú
¿Qué cosas no puedo hacer si estoy dando el pecho?
LACTANCIA

¿Qué cosas no puedo hacer si estoy dando el pecho?

Al igual que hicimos durante el embarazo, mientras estamos dando el pecho es recomendable evitar algunos hábitos que puedan ser dañinos para el bebé.

Cuando te enteras de la buena noticia de que estás embarazada, llega el momento de tomar una de las decisiones más importante de tu vida que a veces se convierte en un dilema moral ¿Doy el pecho a mi bebé o recurro a la leche en polvo? Aunque en la mayoría de los casos solemos recurrir a la primera opción, por motivos de salud para nuestros bebé, tenemos que saber que esto va a suponer que hay que cuidarse el doble para que la leche sea de calidad y nuestro hijo crezca sano y fuerte.

Durante el periodo en el que estamos amamantando a nuestro bebé es recomendable que mantengamos al margen algunos de nuestros malos hábitos, por lo que estarían prohibido. Has de tener en cuenta que la leche con la que vamos a alimentar a tu hijo, si es de mala calidad, va a perjudicar la salud del bebé.

Evita las bebidas con cafeína si ves que tu bebé se muestra inquietoEvita las bebidas con cafeína si ves que tu bebé se muestra inquieto

¿Qué está totalmente prohibido cuando estoy dando el pecho?

Tanto si estás embarazada, como si tu hijo ya ha nacido y estás dándole el pecho, estaría bien cuidarse un poco y tener en cuenta los siguientes aspectos.

- Tabaquismo: Fumar esta prohibido, tanto en el embarazo como en la etapa de lactancia, ya que la nicotina pasa a la leche materna y nuestro bebé puede sufrir algunos problemas en su vida diaria. No se alcanzarán niveles de nicotina como para intoxicar al bebé pero sí puede tener dificultades para conciliar el sueño, por ejemplo. En el caso de que te sea imposible dejar de fumar por completo, es recomendable que lo hagas siempre justo después de la toma y hacerlo sin la presencia del bebé, para no perjudicarle en su salud.

- Alcohol: En este caso, queda totalmente prohibido tomar alcohol durante la etapa en la que estás embarazada y en la época de lactancia, ya que esta sustancia altera el sabor de la leche. Aunque también cabe decir, que en ocasiones es recomendable tomar alguna copa de vino o una cerveza, si te apetece, porque esto ayudará a relajarte y eso también se lo transmitirás al bebé a través de la leche.

- Cafeína: Con cafeína nos referimos a cualquier tipo de bebida estimulante que provoque la alteración del ritmo natural de nuestro corazón. Estamos acostumbradas, por el ritmo de vida que llevamos, a tomar al día 1 o 2 raciones al día de bebida con cafeína. Esta práctica en algunas ocasiones puede afectar a nuestro bebé, aunque en otras no. Lo mejor para ello es que observemos cómo reacciona nuestro pequeño y si vemos que se encuentra nervioso e inquieto lo más recomendable es dejar de tomar cafeína en nuestra dieta diaria.

Evita las situaciones de estrés cuando estés dando el pecho al bebéEvita las situaciones de estrés prolongado cuando estés dando el pecho al bebé

- Medicinas: Este puede ser uno de los puntos más difíciles de llevar a cabo, por ello lo más recomendable es cuidarse para no tener que recurrir a los medicamentos. Esto hay que tenerlo muy en cuenta tanto en la etapa de la lactancia, tanto si te encuentras embarazada. En el caso de no tener más remedio que tomar medicamentos, tenemos que hacerlo siempre bajo supervisión médica, por lo que hay que evitar automedicarse durante esta etapa para que nuestro bebé no presente problemas de salud.

- Dietas: Hay que tener mucho cuidado con la alimentación que llevamos durante el embarazo y en la etapa de lactancia. Hay que cuidarse pero sin llegar a la obsesión, al igual que en el caso contrario, si abusamos de las grasas y los alimentos con azúcares, podremos interferir de forma negativa en el crecimiento de nuestro hijo.

- Situaciones de estrés: A través de la lactancia no solo transmitimos al bebé alimento, también le vamos a transferir nuestro estado de ánimo. Por ello, si nos sentimos con estrés, nuestro hijo se encontrará inquieto, pero si por el contrario nos encontramos relajadas y felices, el pequeño crecerá feliz.

Artículos recomendados

Comentarios