Menú
4 consejos básicos para tener éxito en el destete
DEL PECHO AL BIBERÓN

4 consejos básicos para tener éxito en el destete

El momento de quitar el pecho a un niño puede ser complicado para adaptarse a la nueva forma de alimentación, por eso hay que tener paciencia y ser constante.

Desde que nace el recién nacido tiene la necesidad natural de mamar del pecho de la madre, con tal de alimentarse con la leche que le ha producido su propio organismo durante el embarazo. Muchos bebés realizan esta acción automáticamente y por eso es difícil que dejen de hacerlo de forma abrupta.

El destete es un proceso y requiere su tiempo y necesitarás varios consejos. Piensa que desde su nacimiento y por instinto natural el bebé se ha estado alimentando de la leche materna. Sin embargo, llegará un momento en el cual la madre quiera o el médico aconseje que el bebé deje de tomar el pecho. Entonces será cuando la madre, progresivamente tendrá que ayudar al pequeño a dejar poco a poco de tomar el pecho para acostumbrarse a otro tipo de alimentación.

Descubre los consejos para tener éxito en el destete y que sea una experiencia positiva y sencilla tanto para ti como para el bebé.

Debemos tener paciencia, al final acabrá acostumbrándose al biberónDebemos tener paciencia, al final acabrá acostumbrándose al biberón

1. No quitarle el pecho de golpe

Como comentábamos, debemos hacer que el proceso del destete sea progresivo, por lo que deberemos combinar el darle el pecho al bebé con darle leche preparada. Podemos racionarnos la cantidad de leche preparada que le daremos al bebé, por ejemplo, durante el día y el pecho solamente para la noche.

De este modo el pequeño comprenderá que existe una rutina por la cual va a tener que aprender a vivir hasta el momento, es decir, que durante el día tomará leche preparada y por la noche solamente podrá tomar el pecho. Es mejor que no le quitemos el pecho directamente y que vayamos introduciendo el biberón poco a poco, de lo contrario le será mucho más difícil al bebé acostumbrarse a tomar el biberón.

2. Leche preparada mejor que alimentos sólidos

Muchos niños pasan por la etapa del destete a partir del año y medio o los dos años de edad, pero esto depende siempre de cuándo quiera hacerlo la madre y crea que el niño está también preparado. Si tienes dudas habla con un médico pediatra quien te podrá dar los mejores consejos para este momento tan importante de la vida de tu bebé.

Como el niño está solamente acostumbrado a alimentarse a base de leche materna, es mejor que no pasemos directamente a darle alimentos sólidos, sino que deberemos empezar por darle leche preparada. De este modo podría succionar el biberón como lo hacía con el pecho de la madre, pero se acostumbrará a alimentarse de otras fuentes y adaptarse mejor así, poquito a poco, a la alimentación sólida que se le presentará más adelante.

3. Si lo dejas con otras personas

Puede que le hayas estado dando exclusivamente el pecho a tu bebé, por lo que su proceso de destete será de forma probable un poquito más difícil que en el caso de las madres que lo han ido combinando con el biberón. No obstante, llegará un momento en el cual no podrás estar a todas horas junto a tu bebé, ya bien sea porque tienes que ir a trabajar, al médico o porque el niño debe empezar la guardería.

No le debemos quitar el pecho de golpe, sino ir poco a pocoNo le debemos quitar el pecho de golpe, sino ir poco a poco

Estaría bien que antes de esta separación fueses introduciendo los biberones de leche preparada en la alimentación de tu bebé. De este modo conseguirás que el destete sea más fácil. Además si dejas el niño con su padre o con alguna persona de confianza para que te lo cuide durante unas horas, éste se dará cuenta de que no estás allí para alimentarse, por lo que deberá comer del biberón si tiene hambre.

4. Ten mucha paciencia y sé constante

Recuerda que cada niño es diferente y tiene su proceso de adaptación y aprendizaje. Por eso, deberás pedir consejos a los profesionales para saber cómo realizar este destete de forma positiva. Además deberás ser muy constante durante todo este proceso, es decir, que si decides darle durante el día solo biberones de leche preparada y por la noche solamente el pecho deberás ser sumamente consecuente, de lo contrario el bebé no comprenderá este cambio ni podrá adaptarse a él.

Cada niño tendrá su proceso de destete, algunos de ellos prefieren el biberón y otros lo encuentran muy difícil dejar de tomar la leche del pecho de la madre. Sin embargo, dependerá de la paciencia y la constancia que tengas para que consigas que el destete sea una bonita etapa más de vuestras vidas y sirva de precedente para muchos de los futuros pasos que vas a dar junto a tu bebé.

Artículos recomendados

Comentarios