Menú
Cómo mejorar la confianza en los niños
AUTOESTIMA

Cómo mejorar la confianza en los niños

Es muy importante que nuestros hijos desarrollen confianza en sí mismos para enfrentarse a un mundo lleno de retos.

Los niños se enfrentan cada día a un mundo lleno de retos y esto a un pequeño puede hacerle sentir algo inseguro. A los tres o cuatro años tienen que competir con sus iguales para poder hacerse un hueco en las amistades y necesitan fortalecer su autoestima para conseguirlo. En ocasiones, los niños pueden sentirse más retraídos o con más desconfianza a la hora de adentrarse en el mundo, algo que podría hacerles quedarse a un lado y no descubrir todo lo bueno que hay en el mundo para ellos.

Esto puede ocurrir a causa de una falta de confianza que se necesita remediar, y son los padres los encargados de que eso mejore para que los niños puedan tener un mejor desarrollo. Es absolutamente necesario que los niños puedan aumentar su confianza para que de este modo, sean capaces de enfrentarse al mundo confiando en todas sus posibilidades.

¿Tu hijo tiene confianza en sí mismo?

Es necesario saber si realmente el niño tiene confianza en sí mismo o si se siente inseguro. Como padre o madre, estás seguro/a que tu hijo tiene talento y sientes orgulloso/a no sólo cuando hace las cosas bien sino cuando lo intenta. Pero quizá tu hijo se siente tímido, con baja autoestima y delante de otras personas prefiere no mostrar sus talentos porque piensa que no es lo suficientemente bueno. Si no disfruta de los juegos de equipo o se aleja de las competiciones o de mostrar su talento ante los demás, entonces es muy probable que tenga síntomas de falta de confianza.

La vida está llena de retos que nuestros hijos deben ir sueprandoLa vida está llena de retos que nuestros hijos deben ir sueprando

Cosas que reducen la confianza en los niños

Nunca te rías de los errores de tu hijo porque le dañarás la autoestima y además le harás sentir inseguro, en lugar de reírte enséñale que los errores son los mejores maestros y que gracias a ellos podemos conseguir mejores cosas. Este es el principal consejo que debes tener en cuenta para que tu hijo tenga confianza en sí mismo, pero también debes tener presente que hay otras muchas cosas que pueden reducir la confianza, también su autoestima y que debes evitar por todos los medios:

- Reírte de sus errores. Usa el humor para otras cosas, pero nunca para reírte de tus hijos.

- Regañar a los niños delante de otros. Reñirle le reducirá su confianza y además de obstaculizar su desarrollo de la personalidad no sabrá cómo mejorar su comportamiento. Necesita de tu ejemplo.

- No creer lo que te cuenta. Aunque sus historias parezcan falsas o sepas que no son ciertas, transmite que crees en sus palabras y cuando descubras que no son ciertas, entonces deberás enseñarle el valor de la verdad y de la honestidad.

- Repetir las cosas varias veces. La repetición de las mismas cosas mil veces es mostrar a tus hijos que no confías en ellos ni en sus habilidades. Permite que después de escucharte, sea capaz de decidir y actuar según lo crea conveniente.

Cómo construir su confianza

La buena noticia es que la confianza se puede construir y tu hijo puede mejorar notablemente y empezar a confiar en sí mismo y dejar de ser inseguro. Pero, ¿cómo se puede construir la confianza de un niño que piensa que no vale tanto como otros?

La construcción de un nivel de confianza es necesario para una buena crianza. A todos los padres del mundo les gusta ver bien a sus hijos, por eso el deseo de cualquier padre o madre que sus pequeños crezcan siendo capaces de enfrentarse al mundo y sobre todo, de tener éxito y que se sientan bien con ellos mismos. Para que un niño tenga confianza en sí mismo no es necesario que sea el mejor en todo lo que hace, es necesario que confíe en sus habilidades aunque el resultado no sea perfecto y que sobre todo, sepa que de los errores puede aprender y hacerlo la mejor la próxima vez. No hay que permitir que los niños sucumban a la falta de confianza y para ver que los niños puedan tener un buen desempeño en todos los ámbitos, es necesario darles el don de la confianza en primer lugar.

La confianza es un regalo que los padres deben dar a sus hijos, de esta manera ellos podrán construir la suya propia. Los padres, pueden fomentarla durante los primeros años del niño, desde el nacimiento y hasta los cuatro años es crucial para que los pequeños puedan aprender a tener confianza en sus habilidades. Si quieres construir la confianza de tu hijo y que le dure toda la vida, no pierdas detalle de las siguientes líneas.

- Hacer que el aprendizaje sea una actividad agradable. Cada vez que un niño aprende algo se debe celebrar su éxito.

- Tener confianza en los niños. Esto es clave para queda pueda tener una mayor confianza en sí mismo.

- Los niños no nacen siendo unos prodigios. Necesitan tener tiempo de aprendizaje para poder aprender cosas nuevas, se les debe respetar el ritmo y sus capacidades.

No les critiquéis ni les juzquéis, y haced que el aprendizaje sea algo agradableNo les critiquéis ni les juzguéis, y haced que el aprendizaje sea algo agradable

- Los niños olvidan las cosas fácilmente, así que no le regañes porque no recuerda una tarea de casa. Para que pueda memorizar lo que debe hacer puedes ayudarle poniendo imágenes en los lugares que debe hacerlo.

- Mantén una respuesta positiva para aumentar su confianza.

- Deja a tu hijo que sea capaz de cometer errores, esto es parte del crecimiento y le hará sentir que es capaz de realizar las cosas por sí mismo y de mejorar con el tiempo.

- No critiques ni juzgues a tu hijo. Ser crítico no le ayudará de ningún modo, es necesario que sepas que las críticas o los juicios sólo reducirán su confianza. Necesita que le orientes y que le guíes, no que seas un crítico severo.

- Dale pequeñas responsabilidades en casa. De esta manera se dará cuenta que es capaz de lograr aquello que se propone.

- Alaba a tus hijos siempre que tengas la oportunidad de hacerlo.

- Enséñale a ganar, pero también a perder.

- Anímale a lo que esté haciendo para que sienta que es capaz de conseguirlo.

La vida es competitiva sobre todo para los más pequeños, pero es necesario que los padres les den su confianza para que ellos se sientan capaces de poder afrontar cualquier reto. El apoyo emocional de los padres es lo más importante en todos los casos.

Artículos recomendados

Comentarios