Menú
Cómo incluir a tu hijo en tu boda
Cómo incluir a tu hijo en tu boda
CEREMONIA

Cómo incluir a tu hijo en tu boda

Si sois una pareja que va a celebrar la boda después de haber tenido a uno o varios hijos, te ayudamos a incluir a esta parte tan importante de la familia en la ceremonia.

La sociedad ha cambiado y las parejas ya no esperan a casarse para tener hijos, por lo que es bastante habitual que una pareja con hijos se case después de tenerlos. O que una persona ya tenga hijos de una relación anterior y que se case con otra persona... son muchas las situaciones que se pueden dar, pero lo que importa es que si te vas a casar sepas cómo incluir a tu hijo en tu boda.

Una boda es un momento especial e incluir a los niños pequeños en tu día puede ser una experiencia memorable para todos. Dar el paso y llegar al matrimonio con la pareja es una decisión muy importante y por supuesto, los niños deben estar incluidos no sólo en la decisión sino también en la celebración, ¡ellos también deben ser los protagonistas! Pero para que todo salga bien en tu boda cuando hay niños involucrados es ser realista acerca de lo que se puede y lo que no se puede hacer. Además, teniendo un poco de planificación previa podrá ayudarte a que todo salga magnífico.

Ten en cuenta el horario de los niños

Los niños tienen horarios y rutinas que necesitan seguir para poder sentirse seguros y funcionar bien. Por eso, durante el proceso de planificación lo mejor es dejar a tus hijos al cuidado de alguien de confianza para cuando tengas que reunirte con la floristería o para el catering, así podrás tomar buenas decisiones sin tener que pensar en las rabietas por cansancio o aburrimiento.

Tus hijos pueden sentirse responsables ayudando en los preparativosTus hijos pueden sentirse responsables ayudando en los preparativos

Aunque si no te queda más remedio que llevarte a tus hijos, tampoco debe ser un problema, puedes programar la cita con los profesionales que te atenderán en tu boda cuando tus hijos estén alimentados y bien descansados, y además es buena idea llevarles juguetes y libros para mantenerlos ocupados aunque sea por unos minutos.

En el día de tu boda también es muy importante que tengas en cuenta sus horarios. Deberás permanecer consciente de los horarios de la siesta y de la comida de tus hijos para que no pasen mucha hambre o se pongan nerviosos. Si quieres hacer la boda durante la tarde, ten en cuenta su hora de dormir y sus rutinas para poder cumplirlas después del esperado evento.

Dar pequeñas responsabilidades

Los niños pequeños pueden tener responsabilidades pequeñas, pero esto les hará sentirse grandes protagonistas. Los niños pequeños y en edad preescolar les encanta que se les asigne puestos de trabajo para poder ayudar... siempre y cuando sean trabajos fáciles de asumir y que no sean duros ni que les haga sentirse frustrados.

Hay muchas maneras de hacer que un niño sea sienta protagonista con pequeñas tareas. Por ejemplo, puede ayudarte a pegar los sellos en los sobres de invitación, puede ayudarte a guardar los caramelos para los niños invitados, el día de la boda puede ser el encargado de llevar los anillos al altar, puede ayudarte a repartir los regalos a los invitados, etc.

Habla a tus hijos sobre el matrimonio

Los niños puede que tengan dudas sobre qué es el matrimonio y por eso es buena idea que habléis con ellos al respecto. Tus pequeños se comportarán mejor si saben qué es una boda y lo especial que es esta ceremonia. Dependiendo de la edad que tengan tus hijos explícales de forma simple por qué la gente se casa, por ejemplo: "Nos amamos y queremos vivir juntos contigo".

También será necesario explicar los rituales que se hacen en las bodas para que entiendan las partes de la ceremonia y qué es lo que vendrá a continuación. Por ejemplo, el momento de la ceremonia, cuando entran los novios a la sala de celebración, cuando se corta la tarta, el empiece del baile...etc.

Tus hijos son también protagonistas en la bodaTus hijos son también protagonistas en la boda
Del mismo modo, es importante recordar a los niños con frecuencia que es necesario estar tranquilos y quietos durante la ceremonia porque es la unión de dos personas que se aman en matrimonio y es un momento muy serio. Una forma de hacer que este mensaje sea significativo para ellos es observar una ceremonia con ellos para que puedan imaginarse cómo se deben comportar. Por ejemplo, puedes ver el vídeo de la boda de un amigo y explicar por qué los invitados guardan silencio. También permite que vean las escenas de la fiesta para que vean que puede ser muy divertido una vez que la ceremonia de la unión en matrimonio ha terminado.

Piensa en la personalidad de tus hijos

Para poder pensar en otorgar papeles a tus hijos en tu boda es necesario que pienses en cómo son ellos y su personalidad. Si por ejemplo tienes una hija extrovertida con más de tres años será ideal para llevar los anillos, pero sí en cambio tienes un hijo que es algo más tímido quizá prefiera otro papel que suponga menos presión para él como ir de la mano de la abuela o simplemente estar sentado en primera fila mirando cómo transcurre la ceremonia.

Es necesario tener un poco de humor y que el resto de adultos sean cómplices con los pequeños de sus papeles, así se sentirán seguros y arropados todo el tiempo. Y si hay algún contratiempo es mejor reírse y buscar las mejores soluciones.

Busca ayuda si es necesario

Si es necesario puedes optar por buscar ayuda para que te ayuden con tus hijos en la ceremonia o durante la celebración de vuestra unión en matrimonio. Los niños deberán estar bien atendidos en todo momento porque en las bodas suele haber algo de descontrol y hay que evitar peligros innecesarios. Si tienes familiares o amigos dispuestos a cuidar de tus hijos mientras te casas sería fenomenal, pero si no, lo mejor es contratar los cuidados de una niñera que les atienda todo el tiempo y que pueda retirarse con ellos cuando tengan sueño o estén cansados mientras les cuida.

Lo que debes evitar a toda costa es improvisar. Los niños deberán tener protagonismo en tu boda, es importante que se sientan imprescindibles en todo y que además, estén atendidos en todo momento. Aunque contrates los servicios de una niñera, es adecuado que no les quites atención y que estés por ellos para que sepan que aunque es tu gran día, ellos son más importantes para ti.

Artículos recomendados

Comentarios