Menú
¿Cuándo y cómo desvelar a los niños la verdad sobre Papá Noel y los Reyes Magos?
¿Cuándo y cómo desvelar a los niños la verdad sobre Papá Noel y los Reyes Magos?
REGALOS DE NAVIDAD

¿Cuándo y cómo desvelar a los niños la verdad sobre Papá Noel y los Reyes Magos?

Todos los niños y niñas deben llegar al punto en el que descubran la verdad sobre Papá Noel y los Reyes Magos, pero ¿cuándo es el momento ideal?

Tener hijos exige estar constantemente enfrentándose a nuevos retos; conforme van creciendo, van apareciendo nuevos momentos a los que hay que enfrentarse, explicaciones que hay que darle y verdades que hay que comenzar a decirle. Puede que con tres años quizás no tenga la edad suficiente como para poder decirle, por ejemplo, que los Reyes Magos no son más que una tradición católica para rememorar el nacimiento de Jesucristo, pero que estos Reyes Magos no existen realmente. Porque son demasiado pequeños como para quitarle la ilusión sobre esos regalos venidos de Oriente solo para ellos, por haber sido buenos. La verdad puede ser entonces más dolorosa que otra cosa.

Pero los años van pasando poco a poco, y tanto Papá Noel como los Reyes Magos comienzan a peligrar. Con siete u ocho años, los niños ya tienen amistades muy formadas en el colegio, otros pequeños con los que se relacionan y hablan de todo, además de jugar. Y es durante esos años cuando, al llegar la Navidad, los padres comienzan a plantearse si deberían decirle la verdad a sus hijos. ¿Tienen ya edad suficiente como para saber de dónde provienen exactamente esos regalos? ¿Cuándo llega esa edad exactamente? ¿Hay un momento clave?

Estas son dudas que absolutamente todos los padres tienen alguna vez en su vida, y no tienen una respuesta correcta o una respuesta errónea, puesto que todo depende mucho de la circunstancia específica de cada familia. Puede que haya quien no celebre Papá Noel, con lo cual le diga a sus hijos desde bien pequeños que eso no es más que una tradición del norte de Europa, pero que poco tiene que ver en España. O puede que haya quien decida celebrar Papá Noel y los Reyes Magos de otra manera, mucho menos materialista, y opte por contar la verdad a sus hijos desde el primer momento. Esta postura es tan válida como la que aboga por mantener la ilusión de los niños el máximo tiempo posible, y eso es algo que debe quedar claro desde un principio.

Es mejor que esperemos a partir de los 8 - 9 años para decirles la verdad de los Reyes MagosEs mejor que esperemos a partir de los 8 - 9 años para decirles la verdad de los Reyes Magos

Ahora bien, poniéndonos en el caso de la segunda familia, la que prefiere hacer que sus hijos crean que es Papá Noel el que llena el árbol de Navidad de regalos, ¿cuándo es el momento en el que esos niños deben crecer? ¿Cuándo serán capaces de comprender la verdad?

Depende mucho del entorno

A partir de los ocho años, más o menos, es cuando los niños comienzan a saber que tanto los Reyes Magos como Papá Noel son los que depositan el 25 de diciembre y el 6 de enero los regalos en su casa. Quizás es porque a esta edad muchos comienzan a ser bastante más curiosos, y cada vez es más difícil ocultarles los preparativos de esos regalos. "¿A dónde vas, mamá? ¿Qué hace papá con esa caja?"; preguntas como esas son indicativos de que el momento se está acercando, y la verdad tendrá que ser dicha.

Además, hay que sumar el hecho de que en el colegio, sus compañeros probablemente ya comenzarán a hablar sobre quiénes son de verdad los Reyes Magos, o empezarán a preguntarse por qué hay quien recibe regalos de Papá Noel y quién no. No es que los ocho años sean la edad definitiva, ni mucho menos, pero sí que es la edad a partir de la que hay que comenzar a considerar la posibilidad de contárselo todo a los hijos.

Cada familia ve cuándo su hijo o hija está peeparado
Hay familias que prefieren retrasar cada vez más este momento, y no es hasta los diez u once años que les dicen a los niños que los Reyes Magos son los padres. Probablemente, a esas alturas, el niño lo sepa de sobra pero haya preferido mantenerlo en secreto, tratando de proteger así la ilusión de sus padres. Porque sus compañeros de clase los sabrán prácticamente todos, el secreto habrá dejado de ser tal hace bastante tiempo. En este sentido, retrasar el momento solo acaba propiciando que los más pequeños se enteren por otras fuentes y, en cierto modo, no se sinceren con sus padres porque crean que estos son muy felices fingiendo ser Papá Noel, por ejemplo.

Ni a los cuatro años ni a los doce

Pese a que, como ya hemos señalado al principio, no hay una edad exacta o un momento idóneo para decirle a un hijo la verdad sobre los Reyes Magos, sí que es cierto que ninguno de los extremos es bueno. Si al niño se le dice con cuatro años que los Reyes no existen, probablemente lo primero que haga al día siguiente es ir a contárselo a todos sus compañeros de clase, y entre estos compañeros seguro que habrá alguno cuyos padres no vean bien que esto suceda.

Si vosotros queréis que vuestro hijo lo sepa desde bien pequeño, quizás porque no queréis seguir la tradición católica o porque, sencillamente, no queréis engañarle, lo mejor sería advertirle de que hay niños que sí que creen en los Reyes Magos o en Papá Noel, y que sería bueno no contarle a ellos la verdad. Por desgracia, los niños pequeños pocas veces tienen filtros, y seguramente acaben contándoselo a todos sus compañeros en menos de una semana. No hay que escandalizarse porque eso suceda, de ninguna manera: los niños continuarán manteniendo la ilusión de los regalos, independientemente de que sepan que sois vosotros los que los compráis o no.

Muchas veces los niños se enteran por medio de sus amigos o compañerosMuchas veces los niños se enteran por medio de sus amigos o compañeros

Por otro lado, si queréis mantener la ilusión el máximo tiempo posible, debéis tener en cuenta que vuestro hijo tendrá compañeros que ya sabrán la verdad, tal y como hemos visto en el caso anterior. De ser así, puede que sea vuestro propio pequeño es que os acabe preguntando quiénes son realmente los Reyes Magos. En ese momento tendréis que decidir si queréis decírselo, o si preferís mantener un poco más esa ilusión; tened en cuenta la edad del niño y que, pese a que creáis haberle convencido respecto a los Reyes Magos, la sombra de la duda ya está sembrada, y el momento de contar la verdad se estará acercando.

Cómo decírselo si no se han enterado por sus amigos

Si lo que queréis es contárselo ya, directamente, pensad en la mejor forma de abordarlo. Nuestro consejo es que lo hagáis con delicadeza, y le comentéis que, pese a que ni Papá Noel ni los Reyes Magos existan realmente, eso no hará que los regalos dejen de ocupar sus respectivos lugares bajo el árbol; seréis vosotros los que, como todos los años, os encarguéis de eso. Comentadles también que puede que sus compañeros no sepan todavía la verdad y, en ese caso, estaría bien que no lo fueran comentando por clase.

Puede que sea un momento un tanto incómodo, pero os aseguramos que ninguno de vuestros hijos tendrá un trauma tras esto. Todos hemos pasado por ese momento, y continuamos viendo la Navidad como una fecha muy especial. ¡Vuestros hijos no serán menos!

Artículos recomendados

Comentarios