Menú
Cómo abordar el mal comportamiento de tus hijos cuando explotan
Cómo abordar el mal comportamiento de tus hijos cuando explotan
EMOCIONES

Cómo abordar el mal comportamiento de tus hijos cuando explotan

Si tus hijos se comportan mal y tienen una actitud explosiva, descubre cómo abordar el comportamiento.

Cuando los niños explotan siempre tendrán un mal comportamiento. Su intención no es comportarse mal ni hacerte enfadar, simplemente te muestra con acciones cómo se siente en un momento determinado. A los niños les cuesta expresar verbalmente sus sentimientos y necesitan a los adultos para que sean sus guías en todo momento.

Un niño que se comporta mal y tiene una actitud explosiva, no necesita gritos, ni malas contestaciones y aunque no lo creas, tampoco necesita castigos impuestos. Lo que un niño necesita son límites que hayas comunicado de antemano para que sepan qué hacer, pero a veces se les olvida, y tu paciencia tendrá un papel importante.

Un niño que se comporta mal y tiene una actitud explosiva, no necesita gritosUn niño que se comporta mal y tiene una actitud explosiva, no necesita gritos

La comunicación es la clave

Incluso cuando comunicas a tus hijos cuáles son los límites que deben tener en cuenta, puede que se les olvide y vuelvan a ser descuidados y volver a comportarse de forma negativa. En casos como este será necesario que sepas cómo abordar el mal comportamiento, sobre todo si tiene una actitud explosiva. Algunas estrategias que puedes abordar son las siguientes:

-Retira privilegios. Esta es la parte difícil, pero si tienes alguna esperanza en lograr que tus hijos te respeten, entonces deberás ser consecuente con esta norma. Así podrás trabajar el sentido de la independencia y la responsabilidad, deberás estar dispuesto a cumplir con las condiciones que hayas establecido.

-Deja que tu hijo asuma las consecuencias. Si tu hijo no llevó la ropa sucia a la cesta para la lavadora, déjala en el suelo y no la laves. Cuando quiera ponerse esas prendas de ropa, simplemente, no podrá y la próxima vez se lo pensará dos veces antes de dejarla en el suelo en lugar de en la cesta. Si tu hijo no hace las tareas, desenchufa todos los dispositivos electrónicos hasta que la situación cambie.

-Mantente neutral. Si tus hijos se han equivocado, no es necesario que les critiques ni mucho menos que te regodees de ello. Simplemente hazle ver que no es correcto y qué debe hacer para mejorar la situación. Recuerda que tu hijo debe aprender, no tienes que machacarle la autoestima riéndote de sus fallos.

-Controla tu decepción y el enojo. Anticípate a tus sentimientos negativos y respira hondo. Cuando tu hijo hace algo mal, controla las ganas de decirle algo como: 'te lo dije' y simplemente cuenta hasta diez y sé su apoyo emocional.

-Entiende sus emociones. Tu hijo necesita saber que estás a su lado, por eso, hazle entender que sabes cómo se siente. Le puedes decir frases como: 'sé que estás enfadado, no te preocupes, lo intentaremos de nuevo después'. O también le puedes decir cosas como: 'Quiero que me expliques lo que tienes que decir', 'Vamos a respirar unos minutos y lo volvemos a intentar pero sin gritar'.

La negociación es la clave para poder decir 'no' con sutilezaLa negociación es la clave para poder decir 'no' con sutileza

Maneras positivas de decir 'no' a los hijos

También es importante conocer algunas formas positivas de decir 'no' a los hijos para mantener la situación bajo control y que la frustración no se apodere de ellos. Para decir que no de forma positiva hay que hacerlo sin gritar, sin malos modos, con respeto. Puedes seguir estos pasos:

-Anuncia y advierte lo que va a ocurrir: Vamos al supermercado y hoy no vamos a comprar caramelos.

-Reconoce sus deseos: Sé que tú quieres caramelos, pero hoy no puede ser.

-Dale otra opción: Puedes elegir los cereales que más te gusten.

Y si se enfada dile cómo te sientes cuando no escucha lo que te está diciendo. Las opciones siempre dan buenos resultados. Los niños quieren estar bien y tú también, por eso, buscar soluciones buenas para todo siempre será una buena opción. La negociación es la clave para poder decir 'no' con sutileza, le darás opciones ya pensadas con anterioridad y tus hijos sentirán que tienen cierto control con la situación.

Te puede interesar

Comentarios